Un informe del Instituto Reuters analiza los cambios en la producción de noticias por el COVID-19 y los movimientos sociales

El estudio del Instituto Reuters Changing newsrooms 2020, publicado a finales de octubre, destaca que los confinamientos y las restricciones de seguridad han cambiado la forma en que las noticias se producen. Además, considera que el COVID-19 ha aumentado la incertidumbre económica, después de una caída considerable de los ingresos publicitarios, de los despidos masivos y de una mayor presión sobre una industria que ya soportaba desafíos considerables.

Un 55% de los encuestados destaca que las prácticas de trabajo en remoto pueden haber tenido el efecto de hacer las organizaciones más eficientes. Al mismo tiempo se mostraban preocupados por el impacto que pudieran haber tenido en la creatividad y el trabajo en equipo. Cerca del 80% sienten que el trabajo en remoto complica la creación y mantenimiento de relaciones.

De cualquier forma, muchas de las empresas de noticias podrían continuar operando de una forma más flexible. Casi la mitad de los encuestados (48%) decían que sus empresas planeaban reducir el tamaño de sus instalaciones. Así, el estudio concluía que, en el futuro, las redacciones híbridas (con parte del personal en la oficina y otra en remoto) podrían seguir siendo una parte integral del futuro de los medios.

Al mismo tiempo, los sucesos de los últimos meses han sacado a relucir una serie de cambios sociales y generacionales que están desafiando a las redacciones en otros aspectos. El movimiento Black Lives Matter ha traído consigo un mayor escrutinio de las injusticias raciales y las desigualdades sociales que cuestionan directamente la cobertura mediática de este tipo de temas.

Aunque los encuestados manifestaban que había habido un progreso significativo en la eliminación de las brechas de género, raciales, políticas y de las relativas a otras formas de diversidad, se mostraban reacios a afirmar que hubiesen desaparecido.

De acuerdo con los resultados del estudio, la mayoría de las organizaciones recogen datos sobre la diversidad de sus empleados y su dirección. Al mismo tiempo, algo más de un 40% manifestaba que sus empresas monitorizaban la diversidad de sus colaboradores y entrevistados y un 46%, que tenían a una persona al cargo de la gestión de la diversidad, la equidad y las prácticas inclusivas. Sin embargo, sólo un tercio de las empresas estaban dotadas de un presupuesto destinado a fomentar la diversidad. Además, mientras que muchos de los encuestados creían que sus organizaciones lo están haciendo bien en los niveles profesionales más bajos (84%), sólo una minoría (37%) sentían que fuese así en los niveles superiores.

Los problemas crecientes de la industria han impactado negativamente en la confianza de los directivos en sus capacidades para atraer y retener talento, especialmente para los cargos no editoriales. Además, destacaban que no están en condiciones de competir a través de las ofertas salariales y otros beneficios con otras industrias.

Para la elaboración del informe, el Instituto Reuters entrevistó a una serie de líderes de la industria por todo el mundo acerca de cómo se estaban adaptando sus organizaciones a estos desafíos internos y externos. El tamaño de la muestra fue de 136 entrevistados de 38 países y las entrevistas se realizaron entre el 21 de septiembre y el 7 de octubre de 2020.

Acceso al estudio AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.