La televisión mantiene su primacía como medio informativo de los españoles, según el primer barómetro de Uteca

La asociación de televisiones comerciales Uteca ha comenzado a publicar en junio un barómetro sobre la percepción social de la televisión en abierto correspondiente a junio. De acuerdo con dicho barómetro, la televisión en abierto sigue siendo el referente para los españoles a la hora de informarse.

Según los datos de este estudio, más de la mitad de los encuestados  (54,6%) eligen la televisión como primer canal informativo cuando buscan veracidad y credibilidad. Esta preferencia es más prominente en las franjas de edad de 35 a 44 años (62,1%) y de 45 a 55 años (59,4%). Sólo en la franja de 18 a 34 años, el liderazgo es compartido entre prensa en papel y digital (45,5%) y televisión (45,2%).

En cuanto a la percepción de fiabilidad, la televisión es considerada como el medio más confiable por el 65% de los españoles, seguida de la prensa (42%). Las plataformas de vídeo (10,2%) y las redes sociales (12,2%) son los canales que menos confianza generan.

Al mismo tiempo, la televisión es el medio más utilizado por los encuestados para buscar opiniones informadas (50,7%), seguida de la prensa (48,5%). Entre los menores de 34 años destacan las redes sociales como primera opción (49,3%).

Además, la televisión sigue siendo elegida como medio de información diaria por 8 de cada 10 españoles, seguida de la prensa, la radio, las redes sociales, y en último lugar, las plataformas de vídeo. Es destacable que la televisión ocupa ese primer lugar en todos los segmentos.

Respecto a las percepciones de los españoles del fenómeno de las noticias falsas, el 93% de los españoles consideran que representan un problema. Los encuestados consideran que las redes sociales son los principales medios difusores de noticias falsas, lo que reforzaría la credibilidad de los medios de comunicación tradicionales.

Así, 1 de cada 3 españoles perciben la radio y la televisión como los medios por los que se recibe una información más veraz, de mayor confianza y más contrastada. La prensa impresa y digital ocupan el tercer lugar.

Según el barómetro de Uteca, la crisis del Coronavirus habría tenido el efecto de aumentar el consumo de televisión en los hogares españoles. De esa forma, 3 de cada 4 españoles señalan la televisión en abierto como el medio a través del que se han informado más durante la pandemia. Destaca también que, a través de todo el espectro demográfico, la televisión es el medio más usado (73,5%) y el considerado como más fiable (55,3%) para informarse durante la crisis. En segundo lugar, se sitúa la prensa en papel y digital (42,5%), y en tercer lugar la radio, con un 25,9%.

En cuanto a fiabilidad, la prensa también ocupa el segundo lugar (36,3%), la radio el tercero (24%) y las redes sociales (10,4%) y las plataformas de vídeo (8,5%) los últimos.

Además, los resultados del estudio destacan el papel socializador que tiene la televisión. Para el 58% de los encuestados, la TV es el medio que mejor transmite los valores, seguida de la radio (37,4%) y la prensa (34,2%).

A lo largo de todo el espectro demográfico, la televisión es elegida también como el medio que mejor educa por los contenidos que ofrece, seguido de la prensa. A ese respecto, 7 de cada 10 encuestados destacan que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión les ayuda a formar su propia opinión a la hora de tomar decisiones. Además, el mismo porcentaje (70%) afirma que la diversidad de programación les ayuda a tener una visión más plural de la sociedad.

Entretenimiento

La televisión también es el medio elegido por una mayoría de españoles (70%) como el que más les entretiene y evade, seguida, a más de 30 puntos porcentuales de diferencia por las redes sociales, elegidas por un 31,4% de los encuestados.

Otro de los resultados interesantes del estudio, es el de la percepción que tienen los españoles del papel de la televisión; 3 de cada 4 españoles perciben que la televisión en abierto es el canal con mayor cantidad de campañas de concienciación para sensibilizar a la sociedad. La misma proporción de españoles aseguran que la televisión es el medio en el que más se recuerdan estas campañas, y un 70% consideran que es el medio que más promueve unos hábitos de vida saludables.

Casi el 90% de los españoles consideran que la televisión gratuita es un bien de interés general al que todo el mundo tiene derecho. Además, un 71,2% afirman que la televisión en abierto es su principal modelo de televisión, y un porcentaje similar que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión gratuita les ayuda a formarse su propia opinión.

La 1ª ola del Barómetro sobre la percepción social de la yelevisión en abierto ha sido realizada por la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) en colaboración con Barlovento Comunicación y Deloitte. El estudio ha consistido en 1230 entrevistas a españoles mayores de 18 años, representativos de la población por variables de sexo y edad. El cuestionario se ha articulado en torno a un panel online y las encuestas se han realizado entre el 4 y el 11 de mayo de 2020.

Uteca vuelve a reclamar que se regule marco legal de las plataformas de distribución digitales

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) ha aprovechado la celebración de su veinte aniversario –que contó con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez- para reclamar que se regule la actuación de las plataformas de distribución de contenidos audiovisuales y televisivos para terminar con una situación que la asociación califica como “asimétrica”. Según declaró el presidente de Uteca, Alejandro Echevarría, “los nuevos distribuidores, multinacionales en su mayoría, desarrollan su actividad en una jungla legal, con limitados o nulos controles y obligaciones y con escasa contribución a la economía nacional. Parece lógico reivindicar que todos trabajemos bajo reglas similares”.

La equiparación legal de los diferentes competidores del mercado audiovisual es una reivindicación tradicional de las televisiones comerciales en nuestro país, que ya se realizó con anterioridad en las jornadas anuales que celebra la asociación.

Echevarría –quien anunció que próximamente abandonará la presidencia de la asociación de televisiones- pidió que se aproveche la trasposición de la directiva europea de servicios audiovisuales, que deberá realizarse antes de 2021, para modificar el marco normativo de la industria audiovisual para adaptarlo a la realidad digital.

El presidente saliente de Uteca se refirió también a los cambios previstos en el espectro radioeléctrico que ahora ocupan las televisiones y pasarán a tenerlo los operadores de telecomunicaciones que generará el denominado Segundo Dividendo Digital, cuyos importes, reclama Uteca, deberán consignarse en los presupuestos “para ciudadanos y radiodifusores”.

En su intervención, el presidente del Gobierno también se refirió a este extremo al afirmar que en breve se presentará un nuevo Plan Técnico de la Televisión Digital Terrestre, en el marco del segundo dividendo Digital.

Pedro Sánchez pidió a las televisiones comerciales en abierto su colaboración para afrontar las reformas que a su juicio precisa el país tras una década de crisis y que se centran en la educación, el mercado de trabajo, la financiación del estado del bienestar, la transición ecológica y la regeneración institucional.

Uteca se centra en la negociación de la fase de transición del nuevo dividendo digital

El discurso de Alejandro Echevarría, presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) durante la Jornada Anual de las Televisiones Comerciales, se centró fundamentalmente en las cuestiones relacionadas con la próxima negociación del denominado segundo dividendo digital. Con esta expresión se alude al proceso de reasignación del espectro radioeléctrico.

Según han regulado las instituciones europeas la banda de 700 megaherzios (donde se ubican actualmente una parte de los canales de la televisión digital terrestre(TDT)) deberá estar disponible para los servicios de telefonía móvil en 2020, mientras que la banda  por debajo de los 700 megaherzios permanecerá asignada a la TDT al menos hasta 2030. Por ello, los estados miembro de la Unión Europea deberán hacer públicas antes del próximo 30 de junio las hojas de ruta nacionales que rijan el denominado proceso de transición, que exigirá un nuevo proceso de resintonización de los canales.

Precisamente en el transcurso de la Jornada de Uteca, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Saez de Santamaría anunció que antes de que acabe noviembre se iniciará una consulta pública al respecto.

El presidente de Uteca manifestó que en el caso de España, consideran “imprescindible que la hoja de ruta nacional para el proceso de migración se desarrolle y ejecute al margen de los vaivenes políticos y tenga el menor impacto y coste económico posible, tanto para los ciudadanos como para los distintos agentes afectados”.

Además de esta cuestión Alejandro Echevarría aludió en su discurso a la necesidad de adecuar el marco legislativo a la aparición de plataformas de distribución de contenidos audiovisuales que no están sujetas a las normas que rigen para la televisión y manifestó que ” es esencial que se dispense un tratamiento en pie de igualdad a los distintos distribuidores de contenidos”.

Uteca insiste ante la apertura de una nueva legislatura en sus reclamaciones sobre el marco audiovisual

Al igual que hiciera a comienzos de año y recién celebradas las pasadas elecciones legislativas (que finalmente no dieron lugar a la formación de un gobierno), la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) ha aprovechado su jornada anual para insistir en la necesidad de “una actualización de la normativa vigente en materia audiovisual para garantizar un desarrollo sostenible y deseable” del medio.

En su discurso ante los asistentes de la jornada, el actual presidente de Uteca, Alejandro Echevarría, concretó en seis las reformas normativas que la asociación solicita: reforma de la Ley General de Comunicación, para garantizar la seguridad jurídica de los operadores, entre otros aspectos en relación a la posesión del espectro radioeléctrico; anticipación de la planificación de dicho espectro ante las migraciones de frecuencias; equidad en el tratamiento de las distintas plataformas audiovisuales, al considerar que las obligaciones impuestas a las televisiones en abierto no se exigen a las plataformas de televisión de pago, codificadas o a los servicios de comunicación electrónica y catálogos de programas; adaptación de la Ley de Propiedad Intelectual a la realidad digital; el establecimiento de un modelo sostenible de financiación para RTVE que excluya la publicidad, y la revisión de la Ley del Cine, para que las productoras integradas en los grupos audiovisuales puedan tener el mismo estatus que tienen los productores independientes.

Uteca plantea que los operadores de televisión no puedan financiarse a la vez con publicidad y con cuotas de suscripción

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) ha hecho público un comunicado con el título “Propósitos para un año nuevo”, que recoge sus propuestas por si durante la legislatura que ahora se inicia, los poderes legislativo y ejecutivo se plantean abordar la reforma de las diferentes normas que configuran el marco en el que opera la industria de la televisión.

Entre las propuestas o planteamientos de Uteca  y en relación a la competencia entre los operadores de TDT y los de otras plataformas de distribución de televisión, la asociación de televisiones comerciales solicita “equidad en el tratamiento de las distintas plataformas audiovisuales” y pide que se considere la incompatibilidad entre la financiación mediante publicidad con otras fuentes como presupuestos públicos o cuotas de suscripción.

Además, Uteca apuesta por una reforma de la Ley General de la Comunicación Audiovisual “que fortalezca el régimen de licencias, eliminando limitaciones innecesarias, y asegurando la reserva a los licenciatarios del espectro radioeléctrico necesario para ofrecer a los ciudadanos un servicio de televisión de alta calidad, con capacidad para abordar las evoluciones tecnológicas en el marco de una opción gratuita”.

En relación con la planificación y gestión del espectro radioeléctrico, que utilizan tanto las operadoras de televisión digital terrestre (TDT) como, por ejemplo, las operadoras de telecomunicaciones, Uteca reivindica la utilización por las televisiones de una parte de ese espectro y considera imprescindible la planificación a medio y largo plazo del mismo, así como la colaboración público-privada en los procesos “de modificación de la actual asignación espectral”.

En materia de propiedad intelectual, Uteca considera prioritaria una revisión general de la Ley (recientemente reformada) y demanda la eliminación lo que entiende que son dobles y triples pagos por un mismo uso de contenidos sujetos a protección.

Por último y en relación al papel de las televisiones en materia de producción audiovisual, Uteca considera urgente y necesaria una reforma de la Ley del Cine que otorgue a las televisiones un trato de equidad en obligaciones y derechos “con las productoras cinematográficas integradas en grupos audiovisuales calificados como independientes”. Actualmente, las operadoras de televisión tienen la obligación de destinar un porcentaje de sus ingresos (el 5%, las privadas, y el 6% las públicas) a la producción de cine.

El Gobierno convoca un concurso para adjudicar seis licencias de TDT

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó el pliego de bases del concurso público para la adjudicación de seis licencias para la explotación de otros tantos canales de televisión digital terrestre (TDT) en abierto y de cobertura estatal.

El Plan Técnico Nacional de la TDT, aprobado en septiembre de 2014, contemplaba capacidad de espectro disponible para la explotación por medio de licencias del servicio de TDT de cobertura estatal, una vez que concluyera el proceso de liberación del dividendo digital, lo que tuvo lugar el pasado 31 de marzo. En virtud de dicho proceso, diferentes canales de la TDT hubieron de migrar para dejar espacio disponible para nuevos usos del espectro por parte de los operadores de telecomunicaciones.

De los canales ofertados, tres serán de alta definición y tres de calidad estándar y cada licitados podrá optar hasta un máximo de dos licencias, cada una de una calidad.

En el caso de los canales en calidad estándar, se valorarán, fundamentalmente, los aspectos relativos a la expresión libre y pluralista de ideas y corrientes de opinión, mientras que en el caso de los canales en alta definición se valorará la oferta de una programación que contenga contenidos de alta calidad.

Entre los objetivos del concurso se encuentra fomentar el desarrollo de servicios digitales avanzados como el acceso multiplataforma de los contenidos audiovisuales en Internet, la creación de servicios y aplicaciones innovadoras dirigidas a los ciudadanos y la puesta en marcha de planes de impulso del aprendizaje de idiomas dirigidos a menores y/o jóvenes.

Las ofertas para obtener los canales deberán presentarse antes del próximo 28 de mayo y el concurso se resolverá en un plazo máximo de seis meses a partir de la publicación del concurso en el BOE.

UTECA denuncia “hostigamiento”

Tras la aprobación del concurso por parte del Gobierno, La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA) emitió un comunicado en el que sostiene que “el Gobierno aprovecha el pretexto del Tribunal Supremo para abundar en su hostigamiento a la televisión en abierto en un manifiesto impulso a la opción de la televisión de pago”. A juicio de UTECA el concurso obvia el posible cierre de ocho canales de TDT, actualmente pendientes de una sentencia del Tribunal Supremo sobre su adjudicación. El año pasado, los operadores de televisión perdieron nueve canales como consecuencia de otra sentencia del Supremo en la que se consideró que no se habían otorgado respetando la legalidad.

Según UTECA, dicha sentencia “no sólo recortó drásticamente la libertad de los telespectadores, sino que puso a toda la industria audiovisual española en una delicada situación económica y jurídica”. Además, esta asociación de operadores de televisión sostiene que el Gobierno incumple los compromisos adquiridos con las televisiones en el proceso de transición a la TDT. En ese proceso, la Administración del Estado asignó estos ocho canales para incentivar la migración y esta “se llevó a cabo de manera modélica gracias a la importante contribución económica y técnica de los radiodifusores privados, que cumplieron en tiempo y forma todos los exigentes compromisos esperando las contraprestaciones estipuladas”.

El informe 2013 de Uteca pone de manifiesto las incertidumbres que atenazan al sector

El informe La Televisión en España, 2013, que presentó esta semana la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), recoge algunas de las incertidumbres que sufre el sector actualmente.

En la primera parte del informe, elaborada por la consultora Deloitte, una vez dejada constancia del cierre del proceso de concentración empresarial con la fusión de Antena 3 y La Sexta en Atresmedia, se señala el impacto que ha tenido la sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2012 que anulaba la concesión de una serie de canales por un Consejo de Ministros de julio de 2010.

Dicha sentencia, que ha sido recurrida, ha generado en el sector una situación de incertidumbre, se lee en el informe, que “ha ralentizado buena parte de los procesos de ordenación y restructuración de los operadores y canales. Se ha detenido el proceso de migración de canales a nuevas frecuencias, no dejando espacio a las operadoras digitales y de banda ancha de las empresas de telefonía móvil [dividendo digital] que la Unión Europea exige, y en definitiva, ha condicionado al sector a una situación de espera que puede hipotecar en parte su futuro”.

A esto se han añadido los efectos de la crisis económica, y los esfuerzos en reducción de costes no han sido suficientes para hacer frente al retroceso de los ingresos de explotación, derivados de la caída de la inversión publicitaria sobre todo. Como consecuencia, el resultado neto de explotación (EBITDA) agregado del sector en 2012 se redujo en un 54% y se ha intensificado la pérdida de rentabilidad del sector pese a los procesos de concentración. Esta situación a experimentado una ligera mejoría en el primer semestre de 2013, que deberá confirmarse con las cifras completas del ejercicio.

Como consecuencia de la situación que vive el sector, se ha producido un estancamiento de las inversiones, ya que, según sea la posición que adopte el Gobierno y la solución que se de finalmente al contencioso provocado por la sentencia, podría producirse una entrada de nuevos operadores económicamente solventes en el mercado.

A este respecto, y en el marco de la jornada organizada por Uteca para presentar el informe, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, solicitó diálogo para encontrar una solución definitiva que permita liberar el dividendo digital y que concilie las exigencias legales y de los tribunales con las necesidades de las cadenas de televisión.

Por otra parte, según el informe, la incertidumbre hace que no se estén atendiendo suficientemente fenómenos como la creciente importancia de la televisión conectada; los modelos de consumo audiovisual alternativos (segunda pantalla, consumo asincrónico de contenidos por internet, etcétera), o los modelos de análisis de comportamiento de la audiencia que implican costes e inversiones adicionales y las oportunidades que se generan en países como Méjico o Colombia que podrían interesar a los operadores españoles.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, se mantiene el porcentaje de penetración en los hogares españoles -en torno al 25%- muy alejado de otros países europeos. En esa penetración no ha influido el hecho de que este año los grandes encuentros de la Liga Nacional de Fútbol Profesional se emitieron en televisión de pago y las emisiones en abierto se programaron fuera del fin de semana. Según los responsables del informe “La tradicional calidad de la oferta de televisión en abierto no parece ser ya el único argumento que explique esta cuota de penetración en los hogares relativa y comparativamente baja. La ausencia de una inversión significativa en promociones y marketing del producto, la falta de apuestas en contenidos diferentes y novedosos, posiblemente provocado por la exigencia de recursos económicos del contenido deportivo, y las urgencias financieras de los actuales operadores, pueden ser argumentos que expliquen también la atonía en el crecimiento de la cuota de mercado de la televisión de pago”.

Un estudio evalúa en 10.300 millones la actividad económica generada por la televisión

La actividad económica directa e indirecta generada por el sector de la televisión en España asciende a unos 10.300 millones de euros, según un estudio realizado por la consultora Arthur D. Little por encargo de la patronal de las televisiones privadas Uteca (Unión de Televisiones Comerciales Asociadas).

Según dicho estudio, las televisiones generan una actividad valorada en unos 5.530 millones de euros, si se consideran partidas de ingresos como la publicidad, las cuotas de los abonados a los canales de pago o las subvenciones recibidas, entre otras fuentes de ingresos.

Por otra parte, las televisiones funcionan como motor de una serie de sectores económicos entre los que se encuentran los instaladores de antenas, las compañías de distribución y transporte de señales audiovisuales o los distribuidores cinematográficos. En conjunto todos estos sectores generan una actividad económica que puede evaluarse en unos 4.750 millones de euros. Más de la mitad de esa cantidad -unos 2.450 millones de euros- correspondería a las ventas de televisores y la instalación de antenas.

Por lo que se refiere al empleo, el sector televisivo da trabajo de forma directa a unos 16.500 trabajadores, mientras que el empleo indirecto generado puede estimarse en unas 61.200 personas, lo que daría un total de unos 77.700 trabajadores.

Además de la evaluación del sector, en el estudio se realiza un análisis de la situación que atraviesan las televisiones y las posibles consecuencias de los cambios que generaría la vuelta de la publicidad a Televisión Española y la posible pérdida de canales de TDT, derivada de la aplicación de la sentencia del Tribunal Supremo que invalidó las asignaciones de canales realizada por el Gobierno de Rodríguez  Zapatero.

Uteca vuelve a manifestarse en contra de la vuelta de la publicidad a TVE

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) ha distribuido un comunicado en el que señala, basándose en un informe encargado a la consultora Arthur D. Little, que una posible vuelta de la publicidad a Televisión Española representaría menores ingresos para la corporación pública, al tiempo que provocaría pérdidas en las compañías privadas de televisión.

La toma de postura de Uteca se produce unas semanas después de que los anunciantes, a través de la Asociación Española de Anunciantes (AEA) calificaran como de necesaria la vuelta de la publicidad a la televisión pública nacional. Mientras que los anunciantes se apoyan en los problemas derivados de que sean los presupuestos nacionales en los que descanse la financiación de la televisión pública, las televisiones privadas señalan los problemas que se derivarían de la vuelta de la publicidad a TVE y la desaparición, entre otros ingresos, de las partidas que ellas destinan a esa financiación.

Según la información distribuida por Uteca, “la tesis central que se desprende de los datos de este estudio es que los problemas de financiación de TVE no son consecuencia directa de la retirada de la publicidad por la Ley de Financiación de 2009, sino que son estructurales, muy anteriores y –en buena medida- todavía no se han abordado”. Según Uteca, los expertos consideran que el problema reside en la dimensión de la televisión pública, que cifran en más de la mitad del mercado publicitario de la televisión en España, y es dicha dimensión la que debería reducirse.

Perspectiva DigiMedios

Lo más relevante del cruce de declaraciones y comunicados, a colación de la financiación de la televisión pública, es que pone de manifiesto la inexistencia de un marco medianamente estable para el desarrollo de la industria de la televisión en nuestro país y, más ampliamente, para el desarrollo de la industria de los medios de comunicación.

El reparto de la inversión publicitaria no es un hecho aislado, como muestra el que casi la mitad de esa inversión se dirija a la televisión y que esa cuota haya ido creciendo desde la liberalización de la televisión a comienzos de los años 90.  El aumento de esa cuota tiene mucho que ver con las dificultades de financiación por las que atraviesan otros medios. El que prácticamente  toda esa publicidad televisiva  se dirija a dos empresas tampoco es un hecho baladí y que no deba tenerse en cuenta a la hora de analizar un marco para el desarrollo de esta industria.

Uno de los problemas quizás sea el constante trato de favor recibido por las televisiones desde las diferentes administraciones, sean éstas del color que sean. Basta echar un vistazo al resumen de sanciones y expedientes por infracciones de las compañías audiovisuales entre 2005 y 2012 hecho público hace unos días para comprobar el guante blanco con el que han sido tratadas las compañías del sector, a pesar del incumplimiento reiterado de las normas que regulan aspectos con la emisión de contenidos en franjas protegidas por la audiencia de menores o el exceso de publicidad. Y en ese incumplimiento, casi con toda seguridad, tiene que ver la inexistencia de un organismo regulador independiente que pueda tomar decisiones al margen de la ya de por sí complicada acción gubernamental.

Por supuesto que es necesario disponer de un marco estable para el sector audiovisual (y para el conjunto de los medios), pero ese marco debe tener en cuenta muchos más aspectos que el hecho exclusivo de la financiación da la televisión pública.

Los expertos recomiendan a las televisiones renovar su modelo comercial

Durante la celebración de la Jornada Anual de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), que se celebró en Madrid el 21 de noviembre, dos de los expertos que intervinieron –Alfonso Sánchez Tabernero, rector de la Universidad de Navarra y co-autor durante algunos años del informe sobre la televisión que edita Uteca, y Luis Jiménez, socio responsable del área de medios de la consultora Deloitte- coincidieron en señalar que uno de los retos que tienen ante sí las televisiones comerciales es el de renovar su modelo comercial para adaptarlo a los nuevos tiempos.
Para Sánchez Tabernero , entre las amenazas que han de hacer frente estas televisiones se encuentran la aparición de ofertas de consumo alternativas, una cierta desafección del público de mayor nivel educativo, la fragmentación de la oferta, el posible retraso de la recuperación publicitaria y el rechazo que se detecta al modelo de comercialización publicitaria convencional. La mayor parte de estas amenazas, según el profesor Sánchez Tabernero, es posible neutralizarlas mediante respuestas gerenciales.
Luis Jiménez, por su parte, explicó que la profunda crisis que vive el sector televisivo y la profunda incidencia de la crisis publicitaria conduce a las televisiones privadas a la búsqueda de un nuevo modelo. Dentro de ese modelo se impone la revisión de la comercialización publicitaria, una comercialización que no sólo ha hecho crisis ahora, sino que ha influido en la crisis del resto de los soportes.
Dentro del nuevo modelo, el socio de Deloitte apuntó la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingresos en el área multimedia, la incorporación de nuevas herramientas de gestión de clientes, la adaptación a los nuevos dispositivos y la flexibilización de la estructura de costes.