Las suscripciones a servicios digitales en el mundo llegarán a los 580 millones en 2018, según un estudio de Deloitte

El grupo consultor Deloitte estima que a finales de 2018 habrá en el mundo 350 millones de suscriptores a servicios digitales, con 580 millones de suscripciones formalizadas. Para los próximos años se prevé un crecimiento notable ya que si actualmente en el mundo desarrollado el 50% de los adultos tienen al menos dos suscripciones online, para finales de la década se prevé que en promedio ese número sea de cuatro suscripciones. Es preciso señalar que los datos se refieren a suscripciones exclusivamente digitales, sin contabilizar las correspondientes a medios tradicionales.

Esta es una de las tendencias contenidas en el estudio Technology, Media and Telecommunications Predictions 2018, que Deloitte acaba de publicar, como suele hacer a comienzos de cada ejercicio.

Según los datos que maneja el grupo consultor, la parte del león de las suscripciones corresponde a los servicios audiovisuales online (tanto televisión como cine) con 375 millones, seguidos por la música con 150 millones; los video juegos, con 35 millones y las noticias online, con 20 millones.

Suscripciones a noticias

Por lo que se refiere a las suscripciones a servicios informativos, el estudio destaca que, pese a tratarse de un volumen relativamente modesto dentro del cómputo total, se trata de servicios que suelen ser más caros. Es previsible que las compañías informativas se centren progresivamente en este tipo de servicios de pago, y que se pase de unas ratios habituales en algunos títulos de 10:90 entre suscripciones y publicidad a un 50:50 para finales de la década.

Como consecuencia de esta tendencia, los editores están experimentando fórmulas para determinar qué y cuánto contenido colocar tras el muro de pago, así como fórmulas para flexibilizarlo –por ejemplo, ante acontecimientos de especial relevancia pública- de manera que los usuarios que no pagan puedan animarse a formalizar suscripciones.

Deloitte sitúa entre sus tendencias globales para 2016 la erosión de la televisión tradicional

El mercado de la televisión tradicional en Estados Unidos -actualmente valorado en unos 156.000 millones de euros (87.000 millones en TV de pago y 69.000 millones en publicidad)- se enfrentará a cierta erosión (aunque no se desplomará) a lo largo de los próximos meses, según se recoge en las Predicciones de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones, que la consultora Deloitte ha preparado para 2016.

Según el informe de la consultora, el mercado televisivo se erosionará en seis frentes: el número de abonados, la penetración y la factura media mensual en el caso de la televisión de pago; y la migración de consumidores a la televisión terrestre (gratuita) y el descenso del consumo medio diario tanto de la población en general como de los estratos más jóvenes (los trailing millenials, entre 18 y 24 años).

A juicio de los responsables de Deloitte, lo que sucede en el mercado estadounidense constituye una referencia ya que suele anticipar lo que luego sucede en otros países. De hecho, en el informe también se señala que en un mercado europeo, como el británico ya se prevén caídas moderadas  en el consumo de televisión para el periodo 2015-2020 y ya se na registrado en los últimos años dentro del grupo de consumidores más jóvenes.

Dentro del sector de los medios, el informe de Deloitte para los próximos doce meses también señala el crecimiento del mercado de los equipos y programas de realidad virtual, la extensión del sector de los juegos para móviles, la importancia solo relativa de los bloqueadores de publicidad, la estabilidad de los ingresos del cine, la consolidación del fútbol como contenido y el desarrollo de los e-sports o competiciones deportivas virtuales.

Los videos cortos complementan el producto de las compañías audiovisuales, según Deloitte

A pesar de su visibilidad en el nuevo entorno digital, los vídeos cortos (aquellos con una duración inferior a los 20 minutos) todavía representan una parte pequeña del contenido audiovisual disponible y para compañías establecidas como las televisiones son sobre todo un complemento de su actividad, según se desprende del informe Predicciones Tecnología, Media y Telecomunicaciones 2015, presentado recientemente por la consultora Deloitte.

Con cifras referidas al mercado de los Estados Unidos, los ingresos generados por los vídeos cortos ascienden a unos 5.000 millones de dólares anuales con unas 10.000 horas vistas por mes, aunque, en realidad, se trata de peticiones de vídeos realizadas, ya que no hay aún una medición aceptada de ese “visionado”. Estas cifras palidecen cuando se considera que los videos largos (como las películas o las series) generan unos 400.000 millones de dólares con unas 360.000 millones de horas vistas. Porcentualmente, el video corto representaría un 1,3% en ingresos y el 2,8% de las horas vistas.

Aparte de las cifras de ambos tipos de contenido audiovisual hay una serie de características que diferencias los posibles modelos de negocio generados por unos y otros. Así, mientras que los videos de larga duración exigen mayores presupuestos, responden a unos géneros como drama, telenovelas, deportes o realities, suelen ser vistos en televisores y se interrumpen frecuentemente con publicidad, los vídeos cortos exigen un menor presupuesto, suelen ser música, videoclips, trailers o noticias de entretenimiento, se ven en dispositivos como tabletas, portátiles o móviles y sólo suelen incluir un anuncio antes o después de la reproducción.

Según el informe sobre tendencias de Deloitte, es poco probable que el vídeo corto se convierta en un formato predominante y debe ser más visto como un medio adicional de reproducción y debe considerarse que en ocasiones son casi anuncios en sí mismos que sirven para estimular la demanda de descargas, compras, etcétera.

La publicidad online de marca crecerá, según un informe sobre tendencias de Deloitte

En el año en curso el gasto global en publicidad de marcas en la red podría crecer más rápidamente que la publicidad tradicional o la publicidad de respuesta directa en la red, en concreto un 50% hasta alcanzar los 20.000 millones de dólares, si se cumplen las predicciones a nivel mundial de la consultora Deloitte recogidas en su informe sobre el sector TMT (Tecnología, Medios y Telecomunicaciones) para 2012. Continue reading