Las ventas de contenidos televisivos se redujeron el 20,6% el año pasado

En el ejercicio 2019 las ventas de contenidos entre las compañías de televisión españolas se redujeron el 20,6% al pasar de 1.452,4 millones a 1.152,7 millones de euros, según los datos de la Comisión Nacional de la Competencia y los Mercados (CNMC).

De esta cifra, 726,6 millones correspondieron a canales de fútbol; 312,6 millones, a canales de televisión de pago de otras temáticas, y 113,4 millones, a producciones propias.

Ese dato de venta de contenidos, recogido en el Informe Económico Sectorial de las Telecomunicaciones y el Audiovisual, no refleja el conjunto de “los ingresos obtenidos por los operadores de televisión en abierto, los operadores de televisión de pago y las productoras de canales temáticos de pago, por la venta de producciones propias, la venta de canales de programación, la venta o cesión de derechos sobre contenidos y cualesquiera otros ingresos procedentes de la comercialización mayorista de contenidos audiovisuales”.

La cifra total ascendió a 3.360, millones de euros (3.464,4 millones en 2018), pero de ellos 2.207,6 millones correspondieron a ingresos intragrupo, es decir, compraventas en el seno de un grupo empresarial y, sobre todo a ventas de contenidos entre DTS y Telefónica de España, según señala el citado informe.

El resto de los ingresos permanecieron estables, con una cierta tendencia al aumento de las subvenciones (+4,2%) y menor de las televisiones (+0,1%).

La televisión mantiene su primacía como medio informativo de los españoles, según el primer barómetro de Uteca

La asociación de televisiones comerciales Uteca ha comenzado a publicar en junio un barómetro sobre la percepción social de la televisión en abierto correspondiente a junio. De acuerdo con dicho barómetro, la televisión en abierto sigue siendo el referente para los españoles a la hora de informarse.

Según los datos de este estudio, más de la mitad de los encuestados  (54,6%) eligen la televisión como primer canal informativo cuando buscan veracidad y credibilidad. Esta preferencia es más prominente en las franjas de edad de 35 a 44 años (62,1%) y de 45 a 55 años (59,4%). Sólo en la franja de 18 a 34 años, el liderazgo es compartido entre prensa en papel y digital (45,5%) y televisión (45,2%).

En cuanto a la percepción de fiabilidad, la televisión es considerada como el medio más confiable por el 65% de los españoles, seguida de la prensa (42%). Las plataformas de vídeo (10,2%) y las redes sociales (12,2%) son los canales que menos confianza generan.

Al mismo tiempo, la televisión es el medio más utilizado por los encuestados para buscar opiniones informadas (50,7%), seguida de la prensa (48,5%). Entre los menores de 34 años destacan las redes sociales como primera opción (49,3%).

Además, la televisión sigue siendo elegida como medio de información diaria por 8 de cada 10 españoles, seguida de la prensa, la radio, las redes sociales, y en último lugar, las plataformas de vídeo. Es destacable que la televisión ocupa ese primer lugar en todos los segmentos.

Respecto a las percepciones de los españoles del fenómeno de las noticias falsas, el 93% de los españoles consideran que representan un problema. Los encuestados consideran que las redes sociales son los principales medios difusores de noticias falsas, lo que reforzaría la credibilidad de los medios de comunicación tradicionales.

Así, 1 de cada 3 españoles perciben la radio y la televisión como los medios por los que se recibe una información más veraz, de mayor confianza y más contrastada. La prensa impresa y digital ocupan el tercer lugar.

Según el barómetro de Uteca, la crisis del Coronavirus habría tenido el efecto de aumentar el consumo de televisión en los hogares españoles. De esa forma, 3 de cada 4 españoles señalan la televisión en abierto como el medio a través del que se han informado más durante la pandemia. Destaca también que, a través de todo el espectro demográfico, la televisión es el medio más usado (73,5%) y el considerado como más fiable (55,3%) para informarse durante la crisis. En segundo lugar, se sitúa la prensa en papel y digital (42,5%), y en tercer lugar la radio, con un 25,9%.

En cuanto a fiabilidad, la prensa también ocupa el segundo lugar (36,3%), la radio el tercero (24%) y las redes sociales (10,4%) y las plataformas de vídeo (8,5%) los últimos.

Además, los resultados del estudio destacan el papel socializador que tiene la televisión. Para el 58% de los encuestados, la TV es el medio que mejor transmite los valores, seguida de la radio (37,4%) y la prensa (34,2%).

A lo largo de todo el espectro demográfico, la televisión es elegida también como el medio que mejor educa por los contenidos que ofrece, seguido de la prensa. A ese respecto, 7 de cada 10 encuestados destacan que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión les ayuda a formar su propia opinión a la hora de tomar decisiones. Además, el mismo porcentaje (70%) afirma que la diversidad de programación les ayuda a tener una visión más plural de la sociedad.

Entretenimiento

La televisión también es el medio elegido por una mayoría de españoles (70%) como el que más les entretiene y evade, seguida, a más de 30 puntos porcentuales de diferencia por las redes sociales, elegidas por un 31,4% de los encuestados.

Otro de los resultados interesantes del estudio, es el de la percepción que tienen los españoles del papel de la televisión; 3 de cada 4 españoles perciben que la televisión en abierto es el canal con mayor cantidad de campañas de concienciación para sensibilizar a la sociedad. La misma proporción de españoles aseguran que la televisión es el medio en el que más se recuerdan estas campañas, y un 70% consideran que es el medio que más promueve unos hábitos de vida saludables.

Casi el 90% de los españoles consideran que la televisión gratuita es un bien de interés general al que todo el mundo tiene derecho. Además, un 71,2% afirman que la televisión en abierto es su principal modelo de televisión, y un porcentaje similar que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión gratuita les ayuda a formarse su propia opinión.

La 1ª ola del Barómetro sobre la percepción social de la yelevisión en abierto ha sido realizada por la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) en colaboración con Barlovento Comunicación y Deloitte. El estudio ha consistido en 1230 entrevistas a españoles mayores de 18 años, representativos de la población por variables de sexo y edad. El cuestionario se ha articulado en torno a un panel online y las encuestas se han realizado entre el 4 y el 11 de mayo de 2020.

El aislamiento de los españoles impulsa el consumo de información en todos los medios, según un estudio de AIMC

Durante el periodo de confinamiento que viven los españoles, tras la declaración del estado de alarma por el Gobierno, se ha incrementado notablemente el consumo de información, con relación a los datos de las semanas anteriores.

Esta es una de las conclusiones que se desprenden de un nuevo estudio denominado Cuaderno de Bitácora, que ha iniciado la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC), que tendrá periodicidad semanal y en el que se hará un seguimiento del comportamiento de los españoles, incluido su consumo de medios.

Según el Cuaderno de Bitácora, el 93% de los encuestados manifiesta que el papel de los medios de comunicación es importante o muy importante durante este periodo y, además, un 87% asegura que tiene a “los medios convencionales como su principal fuente de información frente a la intranquilidad que les genera la información vertida en las redes sociales”, según un comunicado de la AIMC.

En el caso concreto de la prensa, un 63,3% de los encuestados consultaron un diario digital en el día anterior a la realización de la encuesta, con un aumento del 27,7% con respecto a la situación previa a la cuarentena. De hecho, el 60% de los usuarios de prensa online admiten haber incrementado el consumo de esta, mientras solo un 6% lo ha reducido.

Entre los usuarios encuestados, un 55% de los lectores digitales sigue leyendo las mismas publicaciones, un 35% lee ahora, además de las habituales, también otras cabeceras de diarios.

En el caso de las revistas, mientras que las páginas web de las publicaciones cuenta con una penetración del 29%, las revistas en formato digital llegan al 41,6% y dentro de este último grupo, el auge del formato PDF es especialmente significativo. En este auge podrían estar influyendo las acciones de algunas editoras ofreciendo en abierto sus contenidos.

En relación con los medios audiovisuales, se observa que la televisión ha aumentado notablemente su consumo y casi la totalidad de los encuestados (el 95,7%) ha visto la televisión durante el día anterior. Entre los contenidos que más han incrementado su consumo, destacan las películas, las telenoticias y las series en streaming.

Y en el caso de las plataformas OTT un 17,9% de personas declara haberse dado de alta a alguno de estos servicios durante el período de confinamiento.

En cuanto a la información sobre la COVID-19, 3 de cada 4 usuarios aprueba la oferta informativa, tanto en televisión como en radio. En el caso de esta última, ha aumentado el número de oyentes en un 4% más de oyentes y con crecimientos más destacados en la “radio hablada”.

También se observa un crecimiento en cuanto a consumo de la radio a través de internet. Tanto el streaming como el podcast han aumentado significativamente durante este último período. Al igual que en la prensa digital, los usuarios de radio también escuchan nuevas emisoras, en concreto, un 10,9%de los entrevistados.

El estudio se realiza a través del panel AIMC Q, es decir que los datos son representativos de los usuarios de internet que representan, aproximadamente, el 80% de los españoles.

El consumo de televisión cayó en todos los grupos de edad durante este año

En 2019 el consumo de televisión se redujo en todos los grupos de edad, según un informe realizado por la agencia de medios Ymedia. El retroceso fue más acusado en el de jóvenes de 18 a 34 años (-11,7% hasta 121 minutos, de lunes a domingo), seguido por el de 35 a 64 años (-4,9% hasta 231 minutos) y por el de más de 64 años (-3% hasta 350 minutos).

Otra de las novedades que ha dejado el año en el sector audiovisual es que el porcentaje de la población española suscrita a alguna plataforma de pago ya es del 53%, siete puntos más que hace un año. Este incremento se ha debido fundamentalmente al aumento de las ofertas de las plataformas no vinculadas a las compañías de telecomunicaciones, como Netflix, Amazon Prime o HBO.

La consultora GECA lanza un informe trimestral sobre el sector de la televisión

La consultora GECA (Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual), perteneciente al grupo Imagina Media, ha presentado en Madrid su Informe GECA, al que se pretende dar periodicidad trimestral, y cuyo primer número ha estado dedicado al impacto de las OTT´s  ( (plataformas de televisión a la carta o Over The Top, por su denominación en inglés) en el consumo de la televisión lineal. De acuerdo con este informe, “El retraso sistemático del prime time hace bajar el consumo lineal e impulsa a las OTT´s”.

En el estudio que recoge el informe se muestra cómo desde el comienzo de la televisión privada en España el horario de los programas de máximo interés (prime time) se ha ido retrasando desde las 21:45 en la temporada 1994/1995 hasta las 22:49 de la actual temporada. Como consecuencia de ello, según GECA, se da la paradoja de que algunos programas de prime time comienzan  cuando ya se ha rebasado el pico de máxima audiencia y el volumen de espectadores desciende.

Las razones de este comportamiento hay que buscarlas en la inercia de las televisiones generalistas; la comercialización de la publicidad, que se basa más en los puntos de cuota que las televisiones consiguen y menos en los volúmenes de audiencia que alcanzan, y, también en la utilización de los denominados programas de acceso (que hacen de puente entre los informativos y los espacios de prime time) como herramientas de programación y armas competitivas, que se alargan si las condiciones lo piden, como, por ejemplo, que un competidor tenga un programa de éxito desde el punto de vista de la audiencia.

La consecuencia de lo anterior, según los analistas de GECA es que las televisiones generalistas abren un hueco por el que se van espectadores que no quieren o no pueden estar ante la televisión hasta la una de la madrugada y que, cuando pueden, completan su horario de televisión con un espacio de una plataforma cuyo horario “controlan” mejor.

Panel de consumo de OTT´s

Dado que del consumo que se hace de las plataformas de televisión a la carta no existen datos fiables, la consultora GECA está implementando actualmente un panel de usuarios, cuyos primeros resultados tiene previsto presentar el próximo mes de junio.

Por ahora, se conoce el dato de cuánta televisión lineal consumen aquellas personas que además de esta disponen de plataformas de televisión a la carta en su hogar. Según los datos que se recogen en el primer número de este Informe GECA, esas personas consumen, en promedio, prácticamente una hora menos de televisión lineal (170 minutos frente a 228 de quienes no disponen de otras opciones televisivas).

Los ingresos de la televisión se estancaron el año pasado, según los datos de la CNMC

En el ejercicio 2018, los ingresos de la televisión retrocedieron ligeramente (-0,3%) según se desprende de la agregación de los datos trimestrales que acaba de hacer públicos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En total, los ingresos captados por la televisión de pago y la televisión en abierto ascendieron a 3.957 millones de euros, frente a los 3.971 millones de un año antes. En estos datos no están comprendidos los ingresos obtenidos por las compañías internacionales (Netflix, HBO, o Amazon, cuya facturación se realiza desde filiales en otros países).

En el reparto entre la televisión de pago y la televisión en abierto, la primera captó el 55% de los ingresos por el 45% de la segunda. En los últimos tres años, la cuota de los ingresos de la televisión de pago ha crecido en 4 puntos.

Por su parte, el medio radiofónico tuvo unos ingresos de 383 millones de euros, un 5,5% más que en 2017.

Cabe advertir que la suma de los datos trimestrales no siempre coincide con los datos anuales que la CNMC publicará dentro de varios meses, si bien no suelen ser diferencias muy importantes.

La televisión consolida su posición como fuente preferida de información política, según el CIS

El 84,1% de los españoles dice que se informa de los asuntos políticos y de las campañas electorales a través de la televisión, según los datos recogidos en el Macrobarómetro de marzo, realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) con motivo de las próximas elecciones generales del 28 de abril.

Entre los españoles que se decantan por la televisión como fuente de información política, destaca que el 62,3% de la muestra especifique que elige este medio en primer lugar.

En segundo lugar, el 39,5% de los españoles dicen que utilizan las redes sociales para informarse de estos temas, aunque en este caso para el 13,6% es la fuente principal y para el 16,3% la segunda fuente en importancia.

A continuación, la prensa y la radio son señaladas por los españoles en unos porcentajes del 36,1 y el 34,6% del total.

Si se atiende a las preferencias en función de la edad, se comprueba como los medios tradicionales (televisión, prensa y radio) son preferidos en mayor medida por los españoles de mayor edad, mientras que las redes sociales lo son por los más jóvenes.

El 70,4% de los internautas se descargan contenidos televisivos, según un estudio del panel AIMC Q  

Los internautas españoles son también unos consumidores intensivos de contenidos televisivos, según se desprende de los datos de AIMC Q Panel, un panel integrado por personas que han utilizado internet en los últimos 30 días.

Según dicho panel, en promedio los internautas dedican 299 minutos diarios al consumo de contenidos televisivos y el 70,4% de ellos se descargó contenidos en el último mes. Ambos datos están fuertemente condicionados por la edad. Así, los más jóvenes (entre 14 y 19 años) dedican a esos contenidos 259 minutos, mientras los más mayores (65 años o más) lo hacen durante 381 minutos.

Por lo que se refiere a la descarga de contenidos televisivos, entre los que tienen entre 20 y 24 años lo hace un 90,7%, mientras que de los mayores de 65 años solo realiza descargas el 53,3%.

En el estudio también se pregunta a los miembros del panel que disponen de una televisión inteligente (Smart TV, que permite el acceso a la red y que son el 48% de los internautas) si tienen este dispositivo conectado a internet, lo que sucede en el 85% de los casos.

La publicidad en televisión y soportes digitales de Mediaset ascendió a 943 millones en 2018

El año pasado, el grupo audiovisual Mediaset ingresó 943 millones de euros en concepto de publicidad televisiva y digital, incluyendo en esta la gráfica o display y la de vídeo online, según una información facilitada por el grupo.

A partir de los datos facilitados el pasado miércoles en la presentación del informe de inversión publicitaria de la compañía de control Infoadex, esto indica que a los 922 millones ingresados por Mediaset de la publicidad de sus canales, habría que añadir otros 21 correspondientes a la inversión en sus sitios web, que representan el 2,2% del total.

De acuerdo con un comunicado distribuido por el grupo audiovisual, esa cantidad representa el 30,6% del mercado audiovisual, donde se contabiliza la publicidad de todas las televisiones y la publicidad digital (display + video). Según Francisco Alum, director general de Publiespaña (compañía comercializadora de Mediaset), “es necesario enmarcar nuestra actividad en la realidad que desde hace tiempo venimos construyendo y que no es otra que un mercado audiovisual en constante evolución, en el que la convergencia entre la televisión y los soportes digitales es cada vez mayor y en el que competimos contra un número cada vez mayor de operadores que ofertan contenidos de vídeo”.

Si en vez de considerar la inversión publicitaria en el mercado audiovisual, se considera exclusivamente la del mercado de televisión, los 922 millones de euros de los canales de Mediaset representan el 43,3%. Por su parte, los 862 millones de Atresmedia, representaron el  40,5%, lo que eleva la participación conjunta el 83,8% del mercado televisivo.

El crecimiento de los abonados a la TV de pago comenzó a ralentizarse a comienzos de 2017

En el primer trimestre de 2017, el número de abonados a la televisión de pago fue de 6,09 millones, un 5,5% más que en el mismo trimestre de 2016, según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El incremento citado fue inferior al del 6,8% registrado en el mismo periodo de 2016 y muy inferior al del 32,3% de 2015.

Pese a ello, los ingresos generados por los operadores de las televisiones de pago experimentaron un notable crecimiento del 14,9% en el trimestre hasta alcanzar los 520,74 millones de euros.

La información de la CNMC no explicita qué parte de este aumento se debió al incremento del número de abonados y qué parte, a los aumentos de las tarifas de suscripción, ya que a lo largo del año pasado el operador de mayor peso -Movistar- procedió a incrementar las mismas.

Por otra parte, el informe trimestral sobre el sector audiovisual de la CNMC también recoge información sobre el comportamiento del segmento de la televisión de pago. En este caso, el incremento de los ingresos fue del 6,2% hasta 465,21 millones, en línea con el del 6,2% registrado hace un año.

Dentro de este capítulo los ingresos publiciarios crecieron el 6,6% hasta 443,18 millones. La parte captada por Atresmedia y Mediaset ascendió al 88,6% del total, frente al 90,2% de hace un año.

Perspectiva DigiMedios

Sorprende un poco que, ante el supuesto tirón de la televisión de pago entre los consumidores, las ofertas de servicios de las operadoras más centradas en esta modalidad televisiva pierdan sin cesar cuota en el reparto de los abonados por modalidad de suscripción. Así, de los más de dos millones de abonados que solo tenían televisión de pago en el primer trimestre de 2013 se ha pasado a 846.400 en dicho trimestre de este año (en gran medida como consecuencia de la compra de Digital+ por Telefónica). Por lo que se refiere a quienes tenían televisión de pago y otro servicio pasaron de 253.800 a 133.500 y quienes la tenían con dos servicios de 1,441 millones a 261.600.

En cambio, los abonados al paquete de cinco servicios (fijo, móvil, datos móviles y fijos y televisión) pasaron de 217.900 a 4,851 millones. Lo que no es tan seguro es que el atractivo principal de dicho paquete resida en la televisión.