Competencia sanciona a Atresmedia y Mediaset

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado a los grupos audiovisuales Atresmedia y Mediaset al considerar que han vulnerado distintos artículos de la Ley General de Comunicación Audiovisual, según sendos comunicados de la autoridad de la competencia.

En el caso de Atresmedia, la CNMC considera que se ha vulnerado el artículo de la citada ley en el que se regulan las comunicaciones comerciales prohibidas. La vulneración, a juicio de la Comisión, se produjo en enero de 2020 al emitir publicidad en Antena 3 y La Sexta de El Corte Inglés junto a promociones para la suscripción de Atresplayer Premium y del programa Tu cara me suena. Por ello le ha impuesto una multa de 183.220 euros.

Por otra parte, la CNMC ha impuesto una sanción a Mediaset -de 49.000 euros- por cambiar su programación. Según Competencia, la ley audiovisual reconoce el derecho de las personas a una comunicación audiovisual transparente y deja claro que «la programación sólo podrá ser alterada por sucesos ajenos a la voluntad del prestador del servicio audiovisual o por acontecimientos sobrevenidos de interés informativo o de la programación en directo”.

 Mediaset modificó su programación el pasado mes de mayo para emitir un especial de su programa Supervivientes.

En ambos casos, Atresmedia y Mediaset pueden recurrir la imposición de estas sanciones ante la Audiencia Nacional.

Competencia abre un nuevo expediente sancionador a Mediaset y Atresmedia por exceso de publicidad

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido abrir un expediente sancionador a Atresmedia y otro a Mediaset por superar los límites de tiempo de emisión de publicidad, que regula la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) y que establece dicho límite de mensajes publicitarios y de televenta en 12 minutos por hora natural.

Según la CNMC, las infracciones detectadas en Mediaset tuvieron lugar entre enero y mayo de 2016 en sus canales Telecinco, Cuatro, Divinity y Energy, y por lo que se refiere a Atresmedia, el exceso de publicidad se ha contabilizado en Antena 3, también entre enero y mayo de este año.

Ahora se abre un plazo máximo de 6 meses para la instrucción y resolución del expediente y las dos compañías audiovisuales tienen un plazo quince días para presentar alegaciones.

Competencia impone dos nuevas sanciones a Mediaset y a Atresmedia por incumplimiento de la normativa publicitaria

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha hecho público el inicio de un procedimiento sancionador a los operadores de televisión Atresmedia y Mediaset por lo que considera incumplimientos de la normativa publicitaria y, concretamente, por la interrupción por pausas publicitarias que no respetan la integridad de los programas.

En ambos casos, la CNMC considera que los operadores han cometido dos infracciones continuadas de carácter grave por lo que les multa con sendas multas de 300.000 euros (150.000 por cada infracción).

Como la incoación de este procedimiento sancionador pone fin a la vía administrativa, Atresmedia y Mediaset pueden interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, para que esta resuelva al respecto.

Nueva sanción de la CNMC a Mediaset, ahora por superar el tiempo de emisión de publicidad

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido sancionar a Mediaset con 49.263 euros al haber superado en sus canales Telecinco, Cuatro y FDF los límites de tiempo de emisión dedicados a los mensajes publicitarios, regulados en la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA).

Según un comunicado de la CNMC, las infracciones detectadas en Telecinco, Cuatro y FDF son de carácter leve y tuvieron lugar en junio de 2014. Mediaset puede interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, en un plazo de dos meses contra esta decisión de la CNMC.

La sanción llega sólo unos días después de que la CNMC sancionará a Mediaset y Atresmedia por el incumplimiento de la legislación en materia de contenidos publicitarios y, en concreto, por la emisión de espacios publicitarios sin respetar la integridad de los programas en los que se insertaban. En ese caso las multas impuestas ascendieron a 150.000 euros para cada compañía.