El resultado de explotación de Telefónica Audiovisual Digital creció el año pasado el 76%

En 2018, Telefónica Audiovisual Digital generó un beneficio de explotación de 58,047 millones de euros, un 76,4% superior al de 2017 cuando fue de 32,928 millones, según las cuentas anuales de la compañía depositadas en el Registro Mercantil.

Telefónica Audiovisual Digital es la compañía del grupo Telefónica encargada de la explotación de su televisión de pago (Movistar+), aunque no de la gestión directa de los abonados, que realiza DTS.

Los ingresos de la compañía crecieron el 17,3% al pasar de 1.557,072 millones a 1.826,545 millones entre ambos ejercicios. La mayor parte de estos ingresos proceden de otras empresas del grupo Telefónica, que son las que mantienen la relación con el cliente final, mientras Telefónica Audiovisual Digital se encarga de la producción y distribución de los contenidos (incluida la compra de derechos y programas) y la explotación publicitaria.

En este sentido, la venta de contenidos y canales creció el 16,9% hasta 1.763,467 millones y representa el 96,5% de los ingresos, mientras que la venta de publicidad aumentó el 47,1% hasta 42,919 millones, pero solo representa el 2,3% de los ingresos.

El resultado neto del ejercicio de Telefónica Audiovisual Digital fue de 44,850 millones de euros, un 51,5% superior al de un año antes.

La filial del grupo Telefónica dedicada a la televisión de pago es la primera compañía individual de medios de España, por delante de las compañías de televisión en abierto RTVE, Atresmedia o Mediaset.

Telefónica divide en dos sociedades la distribución de la TV de pago y la producción de contenidos

El grupo de telecomunicaciones Telefónica ha decidido separar en dos sociedades las actividades de distribución de la televisión de pago (de la que se seguirá ocupando DTS, Distribuidora de Televisión Digital) y la adquisición y producción de contenidos audiovisuales y canales de televisión, de la que se ocupará una sociedad de nueva creación denominada Movistar Plus.

Para ello ha procedido a escindir de DTS los activos y pasivos relacionados con la compra y producción de contenidos, operación que se ha recogido en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) del 7 de junio.