El beneficio bruto de explotación de Mediaset cayó el 17% hasta septiembre

En los nueve primeros meses del año el grupo audiovisual Mediaset generó un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 127,1 millones de euros frente a los 152,4 millones del mismo periodo de 2021, lo que representa un retroceso del 16,6%, según la información remitida a la CNMV.

Hasta septiembre, los ingresos netos de Mediaset ascendieron a 590,5 millones, un 2,2% inferiores a los 603,8 millones de 2021. Dentro de ellos, los correspondientes a publicidad fueron 513,6 millones (548,4 millones el año pasado, un 6,3% menos).

Por lo que se refiere a otros ingresos, fueron 76,9 millones (+38,7%) y en ellas se incluyen la venta de contenidos, cine, internet, suscripciones Mitele Plus, servicios a terceros etc.

La salida de Paolo Vasile provoca una reorganización del equipo directivo de Mediaset

La salida a final de año de Paolo Vasile, hasta ahora consejero delegado del grupo audiovisual Mediaset, va a dar lugar a una profunda remodelación del equipo directivo del grupo, según se ha informado en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por un lado, Borja Prado, hasta ahora presidente no ejecutivo, tendrá competencias ejecutivas en materia de relaciones externas e institucionales, asuntos jurídicos y regulatorios, auditoría interna, cumplimiento normativo y responsabilidad social, áreas que recaen en actual director general corporativo, Mario Rodríguez, quien dependerá de Borja Prado como adjunto al presidente. Este, además, asumirá labores de apoyo y colaboración a la línea editorial de los programas informativos.

Por otra parte, se nombran dos consejeros delegados: Alessandro Salem, como consejero delegado de la sociedad,  y  Massimo Musolino, como consejero delegado responsable de las áreas de gestión y operaciones, competencias que hasta ahora desempeñaba como director general.

Estos nombramientos, que serán adoptados próximamente, se completan con el nombramiento de Stefano Sala como consejero delegado de Publiespaña, puesto que hasta ahora desempeñaba también Vasile.

Varios inversores toman posiciones en Mediaset España en el marco de la OPA lanzada por MFE

En las últimas semanas una serie de compañías de inversión (Credit Suisse, Simon Davies. DWS Investment, Reade Eugene, Norges Bank y Sand Grove) han tomado posiciones minoritarias en el capital de Mediaset España, según consta en la información que pública la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En total, estos inversores, junto a Melqart (presente en el accionariado del grupo audiovisual español desde 2020) controlan algo más del 14% del capital de Mediaset España, en el que la familia Berlusconi posee más del 50%.

Estas tomas de posición se producen en el marco de la oferta pública de adquisición publicada a mediados de marzo por MFE- Media For Europe (lo que antes era Mediaset Italia) para hacerse con la totalidad de su filial en España. La oferta valoraba la acción de la compañía a 5,6 euros por acción Cuando se lanzó la oferta cotizaba a 5,1 euros) y actualmente el valor de la misma ronda los 4,3 euros.

El beneficio de explotación de Mediaset se redujo el 5% en los nueve primeros meses de 2021

Entre enero y septiembre, de este año, el grupo audiovisual Mediaset registró un beneficio de explotación de 139,6 millones de euros, el 5% menos que los 132,9 millones del mismo periodo de 2020, según la información remitida por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En los primeros nueve meses del año, Mediaset generó unos ingresos de explotación de 603,8 millones de euros frente a los 546,6 millones de hace un año, es decir un 10,5% más.

De los 574,5 millones de euros de ingresos brutos de publicidad, el 97% corresponden a los generados por sus propios canales.

El beneficio antes de impuestos del grupo Mediaset ascendió a 144,7 millones de euros frente a los 134,4 millones de 2020, lo que representa un incremento del 7,7%.

El grupo Mediaset cierra el primer trimestre con un retroceso en su beneficio de explotación del 23,7%

Durante los tres primeros meses de 2021, el grupo audiovisual Mediaset ha cosechado un beneficio de explotación de 47,1 millones de euros (-23,7%, en relación con 2020), de acuerdo con las cuentas enviadas por la propia entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV.

Los ingresos netos de Mediaset para el primer trimestre de 2021 fueron de 184 millones de euros, frente a los 229,8 del año anterior lo que supone una caída de casi el 20%.

Del total de los ingresos, 163,8 millones corresponden a los ingresos netos por publicidad, en la que se registra una caída del 15,7%. De los ellos y antes de restar las comisiones, 167 provenían de los medios propios y otros 4 millones, de medios ajenos. El resto de los ingresos de la entidad (20,1 millones de euros) incluyen otros productos o servicios como la venta de contenido propio y las suscripciones de MiTele.

El beneficio antes de impuestos de Mediaset hasta marzo ascendió a 47,4 millones, un 24% menos que hace un año.

Acuerdo de Google y Mediaset para mejorar la oferta publicitaria audiovisual en un entorno digital

Las compañías Google y Mediaset han llegado a un acuerdo que permitirá al grupo audiovisual unificar las métricas y datos de sus soportes y con ellos desarrollar una segmentación crossmedia, según un comunicado de Mediaset. De acuerdo con el mismo, el acuerdo permitirá a Mediaset consolidar su oferta publicitaria. Toda la actividad digital del grupo audiovisual pasaría a gestionarse así desde una única plataforma, lo que podría suponer un mayor aprovechamiento de las oportunidades de la televisión conectada.

El primero de los productos de esta alianza es DAR (Digital Add Reach) a través de la que se pueden optimizar los impactos publicitarios con la generación de un inventario único.

El beneficio de explotación de Mediaset se redujo el 13% el año pasado

En el ejercicio de 2020, el grupo audiovisual Mediaset generó un beneficio de explotación de 230,5 millones de euros, un 13% inferior al de 264,9 millones de un año antes, según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por lo que se refiere a los ingresos de explotación del grupo, descendieron el 11,6% al pasar de 946,2 millones en 2019 a 836,6 millones el año pasado. Una caída que fue compensada por un recorte de los gastos similar (-11,8% hasta 584,0 millones de euros).

Dentro del capítulo de ingresos, los correspondientes a la publicidad en sus propios medios se redujeron el 17,7% hasta 741,7 millones. Esta caída sin embargo fue en parte compensada por los ingresos de medios ajenos, que crecieron ligeramente gracias a la incorporación de la agencia de publicidad digital Be a Lion a partir de julio.

También puede reseñarse el crecimiento del capítulo de Otros Ingresos, que incluye los relacionados con el cine, la venta de contenidos, las suscripciones a Mitele Plus y algunos servicios a terceros.

Según señala Mediaset en la información que ha publicado “Los Ingresos no publicitarios en 2020 representan el 12,8% del total de ingresos netos, frente al dato de 2019 del 7,4%, lo que demuestra el buen resultado de la estrategia de diversificación del grupo”.

Por último, el beneficio neto del grupo Mediaset ascendió a 178,7 millones de euros, un 15,6% menos que los 211,7 millones de 2019.

Competencia sanciona a Atresmedia y Mediaset

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado a los grupos audiovisuales Atresmedia y Mediaset al considerar que han vulnerado distintos artículos de la Ley General de Comunicación Audiovisual, según sendos comunicados de la autoridad de la competencia.

En el caso de Atresmedia, la CNMC considera que se ha vulnerado el artículo de la citada ley en el que se regulan las comunicaciones comerciales prohibidas. La vulneración, a juicio de la Comisión, se produjo en enero de 2020 al emitir publicidad en Antena 3 y La Sexta de El Corte Inglés junto a promociones para la suscripción de Atresplayer Premium y del programa Tu cara me suena. Por ello le ha impuesto una multa de 183.220 euros.

Por otra parte, la CNMC ha impuesto una sanción a Mediaset -de 49.000 euros- por cambiar su programación. Según Competencia, la ley audiovisual reconoce el derecho de las personas a una comunicación audiovisual transparente y deja claro que «la programación sólo podrá ser alterada por sucesos ajenos a la voluntad del prestador del servicio audiovisual o por acontecimientos sobrevenidos de interés informativo o de la programación en directo”.

 Mediaset modificó su programación el pasado mes de mayo para emitir un especial de su programa Supervivientes.

En ambos casos, Atresmedia y Mediaset pueden recurrir la imposición de estas sanciones ante la Audiencia Nacional.

La facturación de Mediaset hasta septiembre disminuyó un 17,3%

De acuerdo con las cifras que ha presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los nueve primeros meses de 2020, el grupo audiovisual Mediaset generó un resultado de explotación de 132,9 millones de euros, lo que supone una caída del 30,1% respecto al mismo período del año anterior.

Entre enero y septiembre los ingresos de explotación de Mediaset llegaron a 546,6 millones de euros. Esta cifra supone una caída del 17,3% respecto a los 660,7 millones que ingresó en los primeros nueve meses de 2019.

La facturación publicitaria de Mediaset se ha visto afectada por la caída generalizada de la inversión en publicidad que ha provocado la crisis del COVID-19. Durante los primeros nueve meses de 2020, los ingresos brutos publicitarios de Mediaset se redujeron en casi un 24% respecto a 2019 pasando de 644 millones a 488. Sin embargo, dentro de la línea de negocio de Mediaset correspondiente a otros ingresos (actividad cinematográfica, internet, venta de derechos, servicios prestados a TV Real Madrid y suscripciones a Mitele Plus) la cantidad facturada se elevó de 44,2 millones de euros en 2019, a 76,4 millones este año.

Así, el beneficio antes de impuestos Mediaset España en el periodo de referencia alcanzó los 134,4 millones de euros lo que supone una caída respecto a 2019 del 31,2%.

Dentro de las cifras presentadas por Mediaset a la CNMV, destaca el menor retroceso -del 4,8%- de los ingresos en el tercer trimestre de 2020 y la mejora del beneficio de explotación del 22,3% hasta 44 millones de euros.

El resultado de explotación de Mediaset se redujo el 42,4% en el primer semestre

En la primera mitad del año, el mercado audiovisual (televisión y digital) donde opera el grupo Mediaset  se redujo, según datos de Infoadex facilitados por el operador, en un 28,5% hasta los 1.037,8 millones de euros, según la información enviada por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La actividad de todos los grupos de comunicación -incluidos los audiovisuales- se ha visto seriamente afectada por la epidemia del Covid19 y el estado de alarma que se decretó para hacerle frente.

Entre enero y junio, los ingresos de explotación de Mediaset alcanzaron los 375,1 millones de euros, un 22,3% menos que los 482,5 millones del mismo periodo del año anterior. El menor descenso del grupo en relación al mercado se debió al aumento de la partida de otros ingresos (61,1 millones), que se duplicó gracias fundamentalmente a las ventas de contenidos.

El comportamiento del negocio tradicional de Mediaset (la explotación de sus propios canales) se resintió y los ingresos se redujeron el 31,3% hasta los 325,1 millones de euros.

En cualquier caso, como destaca Mediaset en su información, el capítulo de otros ingresos sigue ganando peso dentro de los totales del grupo y este semestre representaron el 16,3% de los ingresos netos.

Como consecuencia de lo anterior, el resultado de explotación del grupo audiovisual cayó el 42,4% al pasar de 154,2 millones en 2019 a 88,9 millones este año.

Por lo que se refiere al resultado antes de impuestos de Mediaset en el primer semestre ascendió a 90,4 millones (-43,2% desde 159,2 millones).

Entre los acontecimientos relevantes del semestre cabe reseñar que, a comienzos de agosto, la compañía comunicó a la CNMV que desistía  “de la operación de fusión por absorción de Mediaset España y Mediaset S.p.A.”. El motivo del desistimiento era “la imposibilidad de concluir ésta dentro del término previsto por la normativa holandesa, antes del 2 de octubre de 2020”. Con posterioridad, algunos medios han informado de que, además, un tribunal holandés (país que iba a albergar el grupo fruto de la fusión) se había opuesto a la operación.