La CNMV registra el nuevo accionariado del grupo Prisa

En los últimos días, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha ido recibiendo las notificaciones de las nuevas participaciones accionariales en el grupo Prisa, tras la incorporación de un grupo de accionistas miembros de Liberty Acquisition Holdings.
Así los líderes de Liberty –Nicolás Berggruen y Martin Franklin- han comunicado que poseen cada uno un 3,766% del capital de Prisa, mientras que la participación de la Union Bank of Switzerland es del 5,914%. Por su parte, Rucandio, que agrupa las participaciones de la familia Polanco y de un grupo de accionistas particulares, tiene una participación del 35,016%.

Prisa amplía el plazo para cerrar un acuerdo con los bancos

El grupo Prisa y el grupo inversor estadounidense Liberty Acquisitions Holdings han llegado a un acuerdo para ampliar hasta el 19 de abril el plazo de que dispone el grupo español para finalizar un acuerdo con sus bancos acreedores sobre la reestructuración de su deuda, según una información remitida por Prisa a la CNMV.
Este acuerdo era una de las condiciones impuestas por Liberty para someter a la aprobación de sus socios el acuerdo de fusión con Prisa y la aportación de los 660 millones de euros que incluyen sus activos. En cualquier caso, el acuerdo también debe superar los trámites de la aprobación por las juntas de accionistas de ambos grupos y de las autoridades bursátiles española (CNMV) y estadounidenses (SEC).

La estrategia de Prisa a medio plazo descansa en la televisión y en los libros

El grupo Prisa pretende incrementar entre 2009 y 2011 su resultado bruto o EBITDA (es decir el resultado de explotación sin considerar amortizaciones e impuestos) de 624 millones de euros a 735 millones, un 17,8%, según la documentación remitida a las autoridades bursátiles españolas y estadounidenses, con motivo de la entrada de Liberty Acquisition Holdings Corp. en el capital del grupo español.
Para incrementar el resultado bruto, el grupo Prisa confía especialmente en sus divisiones de medios audiovisuales (televisión de pago, televisión en abierto y producción) y en la de libros, que aportarían 387 millones y 180 millones del EBITDA de 2011, respectivamente. Continue reading