Los medios están entre las instituciones en las que más confían los españoles, según el Índice Esade/La Caixa

Dentro de un escenario de descenso generalizado de la confianza que los españoles tienen en las instituciones, los medios de comunicación se mantienen entre las que más confianza inspiran a los ciudadanos, según la última entrega del Índice de Confianza Social que elaboran dos veces al año ESADE y La Caixa y que, aunque se realizó en septiembre los resultados se dieron a conocer el pasado 21 de diciembre.

El Índice mide el grado de confianza social de las personas del 0 al 200, tanto a nivel colectivo como individual, y se obtiene de la media aritmética entre la valoración que hacen los consultados sobre su confianza en el presente y sus expectativas de futuro. En total se miden nueve indicadores: la vivienda, el mercado laboral, la sanidad, la educación, las prestaciones sociales, las pensiones, las instituciones políticas, las instituciones económicas y empresariales y los medios de comunicación.

En el caso de los medios de comunicación, el índice se situó en 103,4 (108,6 en marzo de 2016), por encima del umbral de los 100 puntos, lo que indica un cierto nivel de confianza, y solo fue superado por la confianza en el mercado laboral (105,2). El Índice general, que resulta de la agregación de todos los indicadores descendió entre ambas entregas del 84,8 al 78,7.

Para ver gráfico pinchar aquí: Confianza en los medios

Telefónica, La Caixa y Visa realizan una prueba de pago por móvil

El operador de telecomunicaciones Telefónica, la entidad financiera La Caixa y la compañía de medios de pago Visa han realizado un proyecto piloto de pago por móvil en el que han participado más de 1.500 usuarios y 500 comercios de Sitges (Barcelona). Los resultados de la prueba y la aceptación del pago con el móvil ha hecho que las empresas impulsoras del proyecto hayan decidido mantener en Sitges de forma indefinida la infraestructura en comercios y clientes.
Según una información distribuida por Telefónica, el pago por móvil podría implantarse de forma masiva en España en un período entre 3 y 5 años.