Prensa Ibérica renueva la oferta de sus muros de pago que no tendrán publicidad

El grupo Prensa Ibérica Media ha comenzado a renovar la oferta de los diarios que cuentan con un muro de pago para sus ediciones digitales por los de Asturias (La Nueva España), Alicante (Información) y Valencia (Levante). El grupo cuenta además con sistemas de pago en Diario de Mallorca, Faro de Vigo, La Provincia (Las Palmas) y La Opinión de Tenerife, mientras que otros siete periódicos no tienen estos sistemas.

La renovación de la oferta entraña, por un lado, una nueva marca. Hasta ahora los diarios del grupo que contaban con un muro de pago, disponían de una pestaña con una S de “suscriptor”. Desde ahora cada periódico tendrá una marca propia: LNE+, en Asturias; I+ (días después cambiado a Inf+), en Alicante y Lv+ en Valencia.

A los contenidos exclusivos a los que accedían los suscriptores de pago –y que eran, básicamente, información local y columnas de opinión- se ha añadido también la posibilidad de disponer de una copia digital de los diarios y de sus suplementos, a la que se puede acceder a través del navegador, pero no descargar. Los suscriptores pueden acceder, además, a la hemeroteca de los diarios. Por otra parte, el grupo ha renovado su aplicación para móviles Android e IOS y ha rediseñado la presentación de sus contenidos en todos los dispositivos y de su newsletter diaria.

Los suscriptores digitales de los diarios de Prensa Ibérica accederán a los contenidos sin publicidad.

En paralelo a la renovación de la oferta de sus muros de pago, se ha iniciado una promoción que ofrece una suscripción digital durante 3 meses por 3 euros.

Junto a Vocento y a algunos periódicos independientes, Prensa Ibérica fue de los primeros en instalar muros de pago en sus diarios digitales, iniciativa que comenzó a ensayar en mayo de 2014, precisamente con La Nueva España.

Crece ligeramente el uso de internet para informarse, según el estudio La sociedad en red

En 2017 el 69% de los usuarios de internet consultaron noticias, según el estudio La sociedad en red, elaborado por Red.es. El dato se refiere a los mayores de 15 años que habían accedido a internet alguna vez en los últimos tres meses. El porcentaje de usuarios es ligeramente superior al de un año antes cuando un 67,8% de los encuestados declaró realizar este tipo de consultas.

Del mismo modo, también creció ligeramente el porcentaje de los usuarios que declararon haberse descargado alguna aplicación de noticias en sus terminales móviles (teléfonos o tabletas) y que paso del 16,1% al 17,4%, si bien en este caso debe tenerse en cuenta que la base es la de los usuarios que se descargan aplicaciones, que se sitúan en torno al 44-45% de los  usuarios de internet.

El estudio de Red.es también recoge información sobre los usuarios de aplicaciones de microblogging como Twitter, que descendieron del 25,9 al 24,5% sobre el total de usuarios de internet.

Un comité de expertos británico propone que una agencia independiente supervise la actuación de las plataformas tecnológicas

Un grupo de expertos, creado por la London School of Económics (LSE), ha propuesto crear en el Reino Unido una agencia, independiente del Gobierno,  que realice un seguimiento y asesore sobre las plataformas tecnológicas, que se encargan hoy en día de distribuir buena parte de la información que llega a los ciudadanos y consumidores. Con esa agencia se dispondría de una presencia institucional permanente encargada de impulsar las diferentes iniciativas relacionadas con los problemas de la confianza en la información. Su financiación se haría con un nuevo impuesto sobre los ingresos de las plataformas.

El grupo de expertos ha elaborado un informe –Tackling the Information Crisis: A Policy Framework for Media System Resilience– en el seno de la comisión  sobre “Verdad, confianza y tecnología”, creado por la LSE.

Entre los cometidos de la agencia se encontraría informar sobre las tendencias en las noticias y la información compartida, que incluiría datos reales sobre las historias más compartidas y leídas en función de las características demográficas. Asimismo debería seguir el cumplimiento de la efectividad de los protocolos de auto regulación de las plataformas más implantadas, así como promover la alfabetización mediáticas tanto entre niños como adultos.

Acceso al informe AQUÍ

Crece el interés por la información audiovisual online, según los datos de la CNMC

En el primer trimestre de este año el 20,3% de los individuos que consumieron al menos una vez a la semana contenidos audiovisuales online lo hicieron de información, según los datos del Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Ese porcentaje ha ido creciendo poco a poco desde 2015 cuando era el 17,5%.

El número de individuos que consumen información audiovisual online, en cualquier caso, no es muy elevado, en torno al 9% de la población española mayor de 10 años, unos 3,7 millones de personas.

Los contenidos audiovisuales que más se consumen siguen siendo los vídeos cortos (que lo hace el 54,1%), seguidos por los episodios de series (50,2%), las películas (33,6%) y los contenidos generados por amigos y familiares (27,4%), siempre en relación al 44% de individuos que consumen estos contenidos al menos una vez a la semana.

El panel de hogares del ONTSI muestra un mayor uso de la red para informarse

En los últimos tres años, el porcentaje de españoles que acude a internet para consultar noticias ha crecido de forma sostenida y pasó del 65,7%, en el tercer trimestre de 2015, al 69,0% en el mismo periodo de 2017, como refleja el Panel de Hogares del Observatorio Nacional de Tecnologías y la Sociedad de la Información (ONTSI), que se acaba de publicar. Debe puntualizarse que el dato del panel se refiere a mayores 15 años que han realizado estas consultas en los últimos tres meses; no se refiere, por tanto, a usuarios asiduos.

El panel también refleja un crecimiento en el número de personas que se han descargado aplicaciones de noticias, y que ya alcanza al 17,4% de los encuestados, de los cuales el 39% hace un uso diario de esas aplicaciones.

El panel, finalmente, muestra que los usuarios de aplicaciones de microblogging (como Twitter, cuyo uso más habitual es la información) alcanzan el 24,5% de los encuestados, si bien entre el tercer trimestre de 2016 y el de 2017, dicho porcentaje se ha reducido.

La reclamación de imparcialidad a los medios informativos es compartida en todo el mundo, según un estudio del Pew Research Center

Un 75% de la población de 38 países (repartidos por los cinco continentes e incluida España) considera que nunca es aceptable que un medio informativo favorezca a un partido político sobre los demás cuando está informando sobre cuestiones políticas, según un estudio sobre la cobertura Informativa (enlace AQUÍ) realizado por el Pew Research Center.

Se da la circunstancia de que la oposición al partidismo de los medios es superior (en términos generales) en los países europeos a Estados Unidos y que, entre los primeros, España se encuentra a la cabeza con un 89% de los encuestados que reclaman esa neutralidad a los medios. La reclamación, además, aumenta, con el nivel educativo; entre el 93% (más educación) y 87% (menos educación), en el caso de nuestro país.

El estudio se ha realizado con muestras representativas de cada uno de los países con la colaboración de varias empresas de investigación. En España, por ejemplo, se realizó a través de Kantar Media con una muestra de 1.000 personas.

El caso de España

En nuestro país, y en relación al juicio que la población hace de la cobertura informativa, solo un 33% de la población considera que los medios informan correctamente sobre los problemas políticos; el 48%, que lo hacen bien cuando se refieren a las autoridades del Gobierno y el mismo porcentaje que realizan una cobertura precisa y ajustada, y el 63% que se informa bien sobre los acontecimientos más importantes.

El estudio también profundiza en el seguimiento que realizan los ciudadanos de los diferentes tipos de información. Así, el 37% de los españoles sigue muy de cerca la información nacional; el 31%, la local y el 16%, la internacional.

Diferenciación, fiabilidad y pluralismo, tres palancas para que periodistas y medios recuperen la confianza de la audiencia

El estudio  sobre la información digital realizado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (2017 Digital News Report) detectó un bajo nivel de confianza en una serie de países, entre los que se encontraba España, en relación a la información que los medios informativos y las redes sociales suministraban a los periodistas.

Como el estudio disponía de algunas preguntas de respuesta libre sobre esta cuestión, ahora se ha publicado un informe complementario que busca indagar sobre las razones de esa baja confianza y propone algunas medidas para tratar de contrarrestarla.

El estudio, con el título Sesgos, basura y mentiras: perspectiva de la audiencia sobre la baja confianza en los medios, refleja que entre aquellos que manifiestan no confiar en los medios, la mayoría (67%) piensan que la información esta sesgada o que responde a los intereses de los grupos con poder antes que a los de los lectores o espectadores. Una opinión más acusada entre los jóvenes y quienes tienen menor poder adquisitivo.

Por medios, la televisión es el que se considera más difícil de manipular, al emplear la información en directo, si bien también se critican al considerar que ponen la inmediatez por delante de la precisión en las informaciones.

En el caso de quienes sí confían en la información que reciben (que vienen a ser de media el 40% entre los nueve países investigados), una proporción importante considera que los periodistas realizan un buen trabajo comprobando sus fuentes, verificando los datos y buscando evidencias que respaldan sus informaciones.

A tenor de lo recogido en la investigación, los responsables del estudio (Nic Newman y Richard Fletcher)  concluyen que existen una serie de pasos que permitirían mejorar la confianza en la información. Esos pasos serían: 1) los medios informativos necesitan diferenciarse más y mejor de otras fuentes que distribuyen información sin someter esta a métodos profesionales; 2) también necesitan separar mejor la información de la opinión, lo que se traduciría en una mayor fiabilidad, y 3) unos medios más representativos y plurales (en términos de edad, género, posicionamiento político o planteamientos económicos) daría respuesta a la crítica de que los actuales responden sobre todo a los intereses de los grupos establecidos y con poder.

El caso de España

España es uno de los nueve países investigados donde hay una mayor proporción de personas que piensan que tanto los medios informativos como las redes sociales realizan un buen trabajo a la hora de distinguir lo que son los hechos de la ficción. Un 46% piensa que los primeros lo hacen y el 36% opina que realizan esta labor las segundas. Debe recordarse, de todas formas que la encuesta del Instituto Reuters se realiza sobre internautas y no sobre la población en general.

Entre los que piensan que los medios realizan un buen trabajo al verificar la información, el 22% cree que eso es así por la utilización de métodos profesionales a la hora de elaborar la información.

Notable crecimiento de internet como fuente de información política, según el CIS

El 34,7% de los españoles ya utiliza internet para obtener información política de forma habitual (es decir, todos los días o 3 o 4 días a la semana), según los datos del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hechos públicos esta mañana.

Internet es el soporte de información política que más ha crecido desde el barómetro de octubre de 2016, cuando dicho porcentaje era del 27,4%, es decir,  más de siete puntos porcentuales inferior. Este año la red ha pasado de ser la cuarta fuente informativa en importancia a la segunda.

El medio más empleado como fuente de información política sigue siendo, con gran diferencia, la televisión y la radio (que el CIS agrupa en una única opción) al que mencionan el 81,8% de los encuestados, algo más de un punto porcentual que en 2016.

Por su parte, la tercera fuente en importancia son las secciones de política mencionadas por el 34,5% (34,8% el año pasado) seguidas por otros programas sobre política de televisión y radio, con el 34,0% (30,7% en 2016).

El trabajo de campo del barómetro del CIS se realizó entre el 2 y el 11 de octubre pasados.

La confianza en las noticias de las redes sociales aumenta si llegan de una fuente reconocible, según una encuesta del Eurobarómetro

El hecho de que el origen de las noticias que circulan por las redes sociales sea conocido (de un medio, una marca o una organización) hace que la confianza de los receptores sea mayor, Según ha revelado una encuesta realizada por el Eurobarómetro para conocer el impacto de la digitalización en la vida diaria.

Según dicha encuesta, el 36% de los encuestados confían en las noticias que reciben por las redes si tienen ese origen, mientras que un 32% manifiesta que generalmente no confían en las noticias que les llegan por esa vía. En el caso de España, los porcentajes son del 36% y del 42%, respectivamente.

Por otra parte, el 19% de los europeos confían en esa información (el 13% en España) si está bien referenciada, mientras que el 17% confía si la persona que la comparte le inspira confianza (el 13% en nuestro país).

Interrogados sobre la confianza que les merecen -en general- las noticias que llegan por las redes sociales, los porcentajes caen por debajo del 10%.

En la encuesta también se preguntó por la utilización de los sitios que se dedican a la comprobación de datos. En este sentido un 49% de los encuestados declararon no haber utilizado nunca un sitio de este tipo, mientras que un 13% adicional no sabía lo que eran. Solo el 36% declaró haberlos utilizado alguna vez mientras que quienes los utilizaban varias veces a la semana eran el 9%.

Crece el interés por la información a través de la red aunque decae el de los grupos más jóvenes

Entre marzo de 2016 y febrero de 2017 (periodo que cubren las tres últimas olas del Estudio General de Medios) un promedio de 10,945 millones de españoles mayores de 14 años leyeron información de actualidad en internet el día anterior. Esta cifra es un 32,8% superior a la registrada hace cinco años, cuando lo hacían 8,243 millones.

En paralelo, la utilización de las redes sociales (en las que una parte de sus usuarios obtienen información de actualidad) pasó de 11,083 millones de usuarios habituales a 16,775 millones, es decir, un 51,2% más.

Estos crecimientos han estado soportados, principalmente, por los grupos de mayor edad, ya que los usuarios entre 14 y 19 años y entre 20 y 24 mostraron un menor interés por la lectura de información y por el acceso a redes sociales. En ambos casos el número total de usuarios creció entre ambos estudios, pero porcentualmente respecto al total se redujo paulatinamente.

En 2013 y entre los jóvenes de 14 a 19 años, el 7,9% leían información y el 14,0% utilizaban las redes sociales, porcentajes que disminuyeron en 2017 al 7,3 y el 11,2% respectivamente.

En el caso de los jóvenes de 20 a 24 años del 9,0% que leía información se pasó al 7,5%, mientras que del 12,7% que usaban las redes sociales se paso al 9,7%.