Competencia abre un expediente sancionador a RTVE por la posible emisión de publicidad no permitida

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra la Corporación de Radio y Televisión Española (CRTVE) por una posible vulneración de la Ley General de Comunicación Audiovisual al haber emitido campañas de spots de varios productos cuya difusión no estaría incluida en las excepciones publicitarias que permite la normativa de financiación de la radiotelevisión estatal pública.

Según la CNMC, los anuncios que se contemplan no constituyen supuestos de patrocinios de eventos deportivos y culturales, ni patrocinios en la emisión de competiciones deportivas o emitidos en canales internacionales o patrocinio culturales, que si se permiten, sino que presentan las características propias de comunicaciones comerciales o spots convencionales. Dichas comunicaciones comerciales se emitieron en La 1, La2, 24H y Teledeporte, entre diciembre de 2017 y enero de 2018.

Ahora, RTVE dispone de quince días para presentar alegaciones.

Desde finales de 2015, la CNMC ha abierto a Radiotelevisión Española al menos seis expedientes (052/15, 023/16, 025/16, 30/16, 01/17 y el actual 16/18) de los cuales tres fueron por publicidad encubierta, otro por emitir autopromociones de tipo comercial, otro por superar el tiempo de autopromoción y la actual, por emitir publicidad no contemplada en la ley.

La CNMC abre un expediente sancionador a Mediaset por incumplir los compromisos de la fusión de Telecinco y Cuatro

La CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) ha incoado un expediente sancionador contra Mediaset por incumplir los compromisos asumidos en la concentración de Telecinco y Cuatro, según un comunicado hecho público por la institución.

Según la CNMC, cuando en octubre de 2010 se autorizó la adquisición del control exclusivo de Sociedad General De Televisión Cuatro (Cuatro) por parte de Mediaset España Comunicación (Mediaset) dicha autorización quedó subordinada al cumplimiento de determinados compromisos voluntariamente presentados el 19 de octubre de 2010 por Mediaset.

La CNMC, y dentro del seguimiento que realiza del cumplimiento de aquella autorización, ha decidido abrir un expediente sancionador al considerar que Mediaset ha reiterado en su incumplimiento de uno de los compromisos que asumió para posibilitar la autorización de la fusión entre las dos empresas. En concreto, según la CNMC, Mediaset habría vinculado de facto la comercialización de la publicidad televisiva de los canales Telecinco y Cuatro, entre otros, mediante la aplicación de una política de descuentos basada en el cumplimiento de una cuota global de inversión en el grupo de canales de Mediaset.

Según señala el regulador en su comunicado, la incoación del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación y se abre ahora un período máximo de 6 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC.

Conflictos frecuentes

Desde comienzos de 2014 se han abierto un total de 18 expedientes (16, en 2014 y 2, en los primeros meses de 2015) por la CNMC en relación a posibles incumplimientos por parte de los operadores de televisión de las normas que regulan el funcionamiento del mercado televisivo. Por otra parte, la CNMC también vigila y autoriza los acuerdos de fusión entre empresas y su compatibilidad con el mantenimiento de la competencia en los mercados.

Además del expediente relacionado con la fusión de Telecinco y Cuatro y referido al ámbito de la competencia, desde el pasado enero la CNMC ha incoado dos expedientes sancionadores a Mediaset en materia audiovisual. Uno, el 10 de febrero pasado por la emisión del programa Crónicas Carnívoras en Energy en un horario protegido para el público infantil. Con anterioridad, el 8 de mayo de 2014, la CNMC había requerido a Mediaset para que adecuara la calificación de dicho programa y lo emitiera teniendo en cuenta las franjas horarias protegidas.

Poco después el 19 de febrero, la CNMC abría otro expediente sancionador a Mediaset por lo que entiende que es una vulneración de la Ley General Audiovisual al presentar durante un programa determinados productos o servicios y que se podría entender como publicidad encubierta.

Según datos de la CNMC, durante 2014 se incoaron 16 expedientes referidos al ámbito audiovisual de los que se resolvieron 8 con un total de 16 infracciones y por los que se impusieron multas por un importe de 820.602 euros. En los 8 expedientes aún no resueltos se contemplan 42 infracciones del marco legal y unas multas de 1.626.650 euros.