El Brexit reducirá el mercado audiovisual de la Unión Europea

De acuerdo con el Observatorio Audiovisual Europeo, la salida de Reino Unido de la Unión Europea como consecuencia del Brexit tendrá un impacto significativo en el mercado audiovisual de la Unión Europea, al tiempo que aparecerá un poderoso competidor fuera de ella.

Hasta el momento, Reino Unido ha sido uno de los principales centros de canales de televisión en la Unión Europea, pero tras el Brexit se unirá a otros dos poderosos competidores -Rusia y Turquía- fuera del ámbito de la unión.

Por otra parte, la Unión Europea perderá el 14% del mercado publicitario europeo, pasando a tener una cuota del 73% frente al 87% actual.

Finalmente, el mercado de la UE de servicios de televisión por suscripción pierde a un 11% de sus clientes de pago mientras que los proveedores de contenidos audiovisuales bajo demanda (SVOD, por sus cifras en inglés) pierden un 23%.

Disminuye la cuota de audiencia de los grupos televisivos europeos y crece la de los estadounidenses en Europa

Aunque los mercados televisivos europeos siguen dominados por competidores bien nacionales, bien europeos, sus cuotas de audiencia retroceden ligeramente, mientras se aprecia una penetración constante de los grupos estadounidenses, según pone de manifiesto el estudio del Observatorio Audiovisual Europeo (EAO, por sus siglas en inglés) The internationalisation of TV audiences in Europe.

De acuerdo con el estudio del EAO, hay una menor concentración de la audiencia televisiva en Europa, como consecuencia de la continua pérdida de cuota de los principales operadores a lo largo de los años. Así entre 2012 y 2017, la cuota de los cuatro canales principales en los mercados nacionales europeos se redujo un 8,2%, porcentaje aún mayor (-10,2%) si se consideran los mercados de países integrados en la Unión Europea.

De todas formas es una característica de los mercados televisivos europeos la elevada concentración, mayor en el caso de los países con los mercados más grandes (Italia, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania). Otro dato que apunta en la misma dirección es que en 2017, dos tercios de los canales que operaban en Europa tenían cuotas de audiencia del 1% o más pequeñas.

Por lo que se refiere a la audiencia de los grupos audiovisuales públicos, también ha experimentado un retroceso, con una contracción media del 10% a lo largo del periodo 2012-2017. Esta tendencia, sin embargo, no fue tan acusada en los grupos públicos de la Europa comunitaria, donde el retroceso medio fue del 5,5%.

El estudio también se detiene en las cuotas de audiencia que controlan en los mercados nacionales compañías y grupos audiovisuales. Así no es infrecuente encontrar mercados pequeños donde los grupos extranjeros controlan porciones de la audiencia mayores a las de los nacionales, como sucede en Bulgaria, Luxemburgo, o el mercado francófono belga.

Entre los mercados de mayor tamaño destacan el Reino Unido y España. En el primer caso como consecuencia de la presencia de grupos estadounidenses (especialmente tras la integración de Sky en Comcast). En el caso de España debido a la presencia de Mediaset, lo que eleva la presencia de operadores no domésticos al 37,2%. En el estudio se considera operador nacional a Atresmedia, pese a la importante presencia de accionistas extranjeros (en torno al 44%), pero repartida entre grupos diferentes  (RTL/Bertelsmann, De Agostini, Hontai).

Presencia de grupos de EEUU

La presencia de grupos estadounidenses es especialmente intensa en mercados pequeños como los de la Europa del Este (Bulgaria, Rumanía, Croacia, Repúblilca Checa, con cuotas de audiencia superiores al 30%.

Del grado de internacionalización es una muestra el número de países europeos en los que operan: Discovery (26 países), Viacom (25). Walt Disney (23), ATT (22 y Comcast (19). Esta expansión recibió un fuerte impulso con la adquisición de 21 Century Fox, por Disney, y Sky por Comcast.

(Acceso al estudio, AQUÍ)