Arranca el Observatorio Europeo de los Medios Digitales para luchar contra la desinformación

Esta noche comienza su andadura el Observatorio Europeo de los Medios Digitales (EDMO, por sus siglas en inglés), la plataforma creada por la Comisión Europea con el objetivo de luchar contra la desinformación.

El objetivo del Observatorio (al que se accederá en la dirección web Edmo.eu) es servir como un nodo informativo en el que colaborarán organizaciones de comprobación de datos, académicos e investigadores y que estará vinculado a organizaciones y expertos de medios y que trabajará para dar apoyo en la toma de decisiones políticas relacionadas con la lucha contra la desinformación.

La plataforma proporcionará información y material dirigido a aumentar la precaución y aumentar la resiliencia social ante la desinformación, al tiempo que realizará campañas de alfabetización digital y mediática.

La creación del Observatorio era una de las medidas contempladas en el plan de lucha contra la desinformación de la Comisión Europea, publicado en diciembre de 2018.

Un estudio revela que se comienza a combatir la desinformación con acciones simples

La acción de leer un artículo acerca de cómo identificar las noticias falsas ayuda a los usuarios a prevenirse contra la desinformación, según un estudio de Reeboot, una fundación francesa dedicada a elevar el pensamiento crítico en la sociedad.

De acuerdo con el estudio Luchando contra las noticias falsas: lecciones de las guerras de la información (Fighting Fake News:Lessons From The Information Wars), Existen múltiples incentivos para fomentar la desinformación: desde los políticos, por intereses de los países; hasta los económicos, para aprovecharse de los flujos de tráfico generados. Además, el propio diseño de las redes sociales permite y promueve la diseminación de ese tipo de noticias. A ello hay que añadir los recursos tecnológicos, como los motores o bots, que aún amplifican la desinformación a través de las redes.

Entre las consecuencias negativas de la desinformación habría que citar el efecto sobre el sistema de medios informativos, que tiene que distraer recursos para combatirla, al tiempo que esta mina la confianza de quienes acuden a ellos para informarse, o la polarización que fomentan las redes. Todo ello hace evidente el daño que la desinformación provoca en los sistemas democráticos, que precisan de unos ciudadanos informados para funcionar correctamente.

El estudio de Reeboot, además de señalar el efecto beneficioso que tiene el que los ciudadanos de a pie tengan acceso a explicaciones sobre cómo identificar las informaciones falsas o malintencionadas, insiste en que de lo que se trata es de aumentar progresivamente su alfabetización mediática, principalmente en los niveles escolares.

Por lo que se refiere a la acción de los gobiernos, más que acudir a medidas represivas, que se ven como acciones de censura y manifestaciones del oportunismo político, los autores del estudio se inclinan, además de por el impulso de la alfabetización, por los incentivos al periodismo y a las organizaciones informativas de interés público que compiten en desigualdad de condiciones con compañías tecnológicas como Google o Facebook. Esos incentivos pueden materializarse en forma de ayudas económicas, fiscales o legales.

Finalmente, es necesaria una mayor implicación de las plataformas tecnológicas en la lucha contra la desinformación.

Más información AQUÍ

El 79% de los españoles encuentra a menudo noticias que considera falsas, según el Eurobarómetro

El 79% de los encuestados españoles en el Eurobarómetro de otoño –que se acaba de hacer público- manifestó que a menudo encontraba noticias e informaciones que distorsionaban la realidad y que eran falsas; el porcentaje es bastante superior al del 68% del conjunto de la Unión Europea.

Un 52% de los encuestados (el 58% en la UE-28) manifestaba que le resultaba fácil identificar ese tipo de noticias.

Por lo que se refiere a la consideración del problema, para el 79% (71% en la UE-28) le parecía un problema para España, y a un 83% (76% en la UE-28) que era un problema para la democracia en general.

El Eurobarómetro se realizó el pasado otoño en los 28 países de la Unión Europea, con un total de 32.600 entrevistas, de las que 1.011 se realizaron en España, a población en general mayor de 15 años.

Acceso al capítulo de España del Eurobarómetro AQUÍ

La Comisión Europea pide a las tecnológicas que intensifiquen sus esfuerzos contra la desinformación

La Comisión Europea ha publicado los primeros informes presentados por las compañías tecnológicas y plataformas que firmaron el código de prácticas contra la desinformación el pasado mes de octubre. Según ha informado la Comisión en un comunicado, acoge con satisfacción los progresos realizados, pero al mismo tiempo pide a los signatarios que intensifiquen sus esfuerzos especialmente en el período previo a las elecciones de la Unión Europea de este año.

A la vista de los informes presentados por las  compañías tecnológicas (Google, Facebook, Twitter, Mozilla) y las asociaciones comerciales del sector de la publicidad, la Comisión concluye que ha habido algunos avances, especialmente en la eliminación de cuentas falsas y la limitación de la visibilidad de los sitios que promueven la desinformación, sin embargo, se necesitan acciones adicionales para garantizar la total transparencia de los anuncios políticos al inicio de la campaña para las elecciones europeas en todos los Estados miembros de la UE; para permitir el acceso adecuado a los datos de las plataformas con fines de investigación, y para garantizar una cooperación adecuada entre las plataformas y Estados miembros individuales a través de puntos de contacto en el sistema de alerta rápida. La implementación de este sistema fue aprobada por la Comisión el pasado mes de diciembre. (Ver AQUÍ)

Para los próximos informes, la Comisión espera que Google, Facebook, Twitter y Mozilla desarrollen un enfoque más sistemático para permitir un seguimiento y evaluación adecuados y regulares, sobre la base de los datos de rendimiento apropiados.

La Comisión de la UE propone varias medidas para combatir la desinformación

La Comisión de la Unión Europea ha propuesto un conjunto de medidas para combatir la desinformación en la red.  Esas medidas incluyen un código de buenas prácticas, el apoyo a una red independiente de verificadores de información y diversas medidas destinadas a fomentar el periodismo de calidad y promover la alfabetización mediática.

A partir del informe del Grupo de Alto Nivel sobre las noticias falsas y la desinformación en línea, publicado el pasado marzo, así como de una serie de consultas más amplias llevadas a cabo en los últimos meses, la Comisión ha definido la desinformación como “la información verificablemente falsa o engañosa que se crea, presenta y divulga con fines lucrativos o para inducir a error deliberadamente a la población, y que puede causar un perjuicio público”.

De acuerdo con una reciente encuesta del Eurobarómetro (ver AQUÍ) una gran parte de los europeos piensa que las noticias falsas representaban un peligro para la democracia y  declararon estar especialmente preocupados por la desinformación dirigida a influir en las elecciones y en las políticas de inmigración.

Entre las medidas propuestas por la Comisión para combatir la desinformación en internet se encuentra: crear antes del próximo julio un Código de Buenas Prácticas sobre Desinformación con el fin de garantizar la transparencia sobre los contenidos patrocinados, en particular la publicidad de carácter político; proporcionar una mayor claridad sobre el funcionamiento de los algoritmos y permitir la verificación por terceros; hacer que resulte más fácil para los usuarios encontrar y acceder a fuentes distintas de noticias que representen otros puntos de vista; introducir medidas para identificar y cerrar cuentas falsas y combatir el problema de los «zombis» y capacitar a los verificadores de información, los investigadores y las autoridades públicas para controlar permanentemente la desinformación en línea.

La Comisión propone, además, promover: una red europea independiente de verificadores de información que establecerá métodos de trabajo comunes, intercambiará las mejores prácticas y trabajará para lograr la mayor cobertura posible de rectificaciones de datos en toda la UE; una plataforma europea en línea segura sobre desinformación en apoyo de la red de verificadores de información; y  reforzar la alfabetización mediática, lo que a los europeos detectar la desinformación en línea y adoptar un enfoque crítico ante los contenidos de internet.

Además, entre las medidas se encuentran: apoyar a los Estados miembros para asegurar la resiliencia de las elecciones frente a ciberamenazas cada vez más complejas; promover sistemas voluntarios de identificación electrónica para reforzar la rastreabilidad y la identificación de los proveedores de información e intensificar la confianza y fiabilidad en las interacciones en línea y en la información y sus fuentes; apoyar una información plural y de calidad:, labor que recae en los Estados miembros, e impulsar una política de comunicación estratégica coordinada, formulada por los servicios de la Comisión, que combinará iniciativas actuales y futuras de la UE sobre desinformación en línea con las de los Estados miembros y que incluirá actividades de divulgación dirigidas a contrarrestar los discursos falsos sobre Europa y a combatir la desinformación dentro y fuera de la UE.

Los españoles atribuyen a periodistas y autoridades nacionales el protagonismo para enfrentarse al fenómeno de la desinformación

Entre los datos en los que profundiza el Eurobarómetro sobre la desinformación hecho público ayer se encuentra el de quién considera la sociedad que debe desempeñar el protagonismo a la hora de enfrentarse a este fenómeno. En el caso de España, el 52% de los encuestados asignaba a los periodistas un papel protagonista, seguido por un 51% que opinaba que debían ser las autoridades nacionales. En tercer lugar, los encuestados se decantaban por los gestores de diarios y radiotelevisiones.

Los datos referidos al promedio de los 28 miembros de la Unión Europea era iguales que a los de España, si bien con porcentajes algo inferiores: periodistas (45%), autoridades nacionales (39%) y gestores de medios (36%).

La encuesta realizada para el Eurobarómetro contó con una muestra de 26.576 personas mayores de 15 años.

Un grupo de expertos recomiendan a la Comisión Europea proteger el ecosistema informativo para luchar contra la desinformación

Un grupo de expertos de alto nivel, creado el pasado mes de enero, ha publicado hoy su informe a la Comisión Europea sobre las medidas que deben adoptarse para combatir los efectos perniciosos de la desinformación en la sociedad.

Estos expertos recomiendan a la Comisión un acercamiento multidemensional al fenómeno que descanse sobre cinco pilares: reforzar la transparencia de las noticias online; promover la alfabetización mediática e informativa necesaria para moverse en un entorno de medios digitales; desarrollar herramientas que permitan a usuarios y periodistas enfrentarse a la desinformación; salvaguardar la diversidad y sostenibilidad del ecosistema europeo de medios informativos y promover una investigación continua del fenómeno.

En su informe, este grupo de expertos recomiendan unas actuaciones a corto y medio plazo basadas en la autoregulación  de los diferentes actores (plataformas digitales, medios, periodistas, especialistas dedicados a comprobar la información, creadores de contenido, intermediarios publicitarios) en función de un código de buenas prácticas.

Además, en el informe se destaca la necesidad de adoptar medidas complementarias que aumenten la resiliencia de la sociedad a largo plazo, que se traduzcan en comportamientos responsables en la sociedad en relación con la información.

Acceso al informe de los expertos AQUÍ