El sector de la prensa diaria prevé cerrar 2019 con un beneficio de explotación de 34,6 millones

En el ejercicio 2019, el sector de la prensa diaria prevé termina con un beneficio de explotación de 34,557 millones de euros, frente a los 38,351 millones de 2019, según los datos contenidos en el informe Claves de la Información de la Asociación de Medios de Información (AMI), realizado por las consultoras Media HotLine y Deloitte.

Según los datos de dicho informe, los ingresos de explotación de este segmento de la industria de los medios ascenderán a 1.233,213 millones de euros, un 5% inferiores a los 1.299,776 millones de un año antes.

El descenso habría sido provocado fundamentalmente por el retroceso de los ingresos por venta de ejemplares del 10,1% hasta los 499,259 millones de euros. Las ventas de publicidad en cambio sólo se habrían reducido solo el 0,7% hasta 646,060 millones, gracias, fundamentalmente, al empuje de la publicidad digital.

Por lo que se refiere a los datos operativos, está previsto que el año se cierre con unos 17,385 millones de lectores (-0,6%), de los cuales el 50,4% son lectores del formato digital; 30,8%, de formato papel, y el 18,8% restante de lectores de ambos formatos.

La difusión de la prensa terminará el año con un retroceso del 10,8% hasta 1,444 millones de ejemplares, de los que el 83,2% corresponden a ventas y suscripciones, mientras que el 16,8% son ejemplares distribuidos por otros canales.

Finalmente, y dentro de las previsiones del informe se estima que la inversión publicitaria ascenderá a 828 millones de euros, de los que 470 millones serán de los diarios en papel y 358 millones de los diarios digitales.

La industria de la prensa aporta 6.231 millones al PIB español, según un informe de AMI

La industria de prensa genera unos 6.231 millones de euros como resultado de su actividad económica, según el estudio Contribución de la prensa en España, elaborado por la consultora Deloitte por encargo de la Asociación de Medios de Información (AMI).

La cifra se refiere a las compañías integradas en AMI (que incluye 80 editoras de diarios), así como de algunas de las que disponen información fehaciente, como plantas de impresión independientes y sector distribuidor y red de puntos de venta.

La cifra citada incluye tanto los flujos económicos dentro del mercado español (5.222 millones) como los que se dirigen al extranjero (1.009 millones).

Por lo que se refiere al mercado español el 70% (es decir, 3.655 millones) corresponden a los grupos y compañías que editan prensa, incluidas sus plantas de impresión y el negocio de las plantas de impresión independientes). Al sector de la distribución le corresponde el 11% (574 millones) y al de los puntos de venta, el 19% (992 millones).

En término de empleo, el estudio estima que se generan un total de 36.333 puestos de trabajo de manera directa (por los propios grupos y compañías), indirecta (en las plantas de impresión independientes) e inducida (en la red de puntos de venta).

El estudio también se detiene en el  impacto fiscal de esta industria, que en 2018 ascendió a 49,263 millones de euros, del que el 66,8% correspondió a IRPF, y el resto a Impuesto de sociedades, del valor añadido y de actividades económicas.

Finalmente se explica la contribución de la prensa  en términos socioculturales.

Las suscripciones a servicios digitales en el mundo llegarán a los 580 millones en 2018, según un estudio de Deloitte

El grupo consultor Deloitte estima que a finales de 2018 habrá en el mundo 350 millones de suscriptores a servicios digitales, con 580 millones de suscripciones formalizadas. Para los próximos años se prevé un crecimiento notable ya que si actualmente en el mundo desarrollado el 50% de los adultos tienen al menos dos suscripciones online, para finales de la década se prevé que en promedio ese número sea de cuatro suscripciones. Es preciso señalar que los datos se refieren a suscripciones exclusivamente digitales, sin contabilizar las correspondientes a medios tradicionales.

Esta es una de las tendencias contenidas en el estudio Technology, Media and Telecommunications Predictions 2018, que Deloitte acaba de publicar, como suele hacer a comienzos de cada ejercicio.

Según los datos que maneja el grupo consultor, la parte del león de las suscripciones corresponde a los servicios audiovisuales online (tanto televisión como cine) con 375 millones, seguidos por la música con 150 millones; los video juegos, con 35 millones y las noticias online, con 20 millones.

Suscripciones a noticias

Por lo que se refiere a las suscripciones a servicios informativos, el estudio destaca que, pese a tratarse de un volumen relativamente modesto dentro del cómputo total, se trata de servicios que suelen ser más caros. Es previsible que las compañías informativas se centren progresivamente en este tipo de servicios de pago, y que se pase de unas ratios habituales en algunos títulos de 10:90 entre suscripciones y publicidad a un 50:50 para finales de la década.

Como consecuencia de esta tendencia, los editores están experimentando fórmulas para determinar qué y cuánto contenido colocar tras el muro de pago, así como fórmulas para flexibilizarlo –por ejemplo, ante acontecimientos de especial relevancia pública- de manera que los usuarios que no pagan puedan animarse a formalizar suscripciones.

El grupo Televisión Abierta reivindica la contribución de esta modalidad televisiva a la sociedad

El grupo Televisión Abierta presentó hoy el informe”Televisión en abierto. Contribución a la sociedad española” realizado por la consultora Deloitte, y que recoge información cuanitativa sobre la aportación económica y social de esta modalidad televisiva.

El grupo Televisión Abierta está formado por asociaciones de operadores televisivos públicos y privados (como Forta y Uteca), asociaciones, instituciones y sindicatos (como la Asociación de Usuarios de la Comunicación , la Academia de la Televisión o Comisiones Obrera o la Federación de Sindicatos de Periodistas) y representantes de los sectores de la producción o las empresas de servicios técnicos y de instaladores (como FAPAE o Fenitel).

Según el Informe, el sector de las industrias culturales y creativas -en el que se inscribe la televisión- contribuye con entre el 5,9 y el 6,9% al Producto Industrial Bruto (PIB) y representa entre el 4,2 y el 5,2% del empleo de nuestro país.

Los ingresos de las televisiones en abierto más las subvenciones (que se dirigen principalmente a televisiones públicas) representan en torno al 63% de los ingresos del sector televisivo: unos 3.520 millones de euros en 2015 frente a los 2.065 millones de la televisión de pago.

Deloitte sitúa entre sus tendencias globales para 2016 la erosión de la televisión tradicional

El mercado de la televisión tradicional en Estados Unidos -actualmente valorado en unos 156.000 millones de euros (87.000 millones en TV de pago y 69.000 millones en publicidad)- se enfrentará a cierta erosión (aunque no se desplomará) a lo largo de los próximos meses, según se recoge en las Predicciones de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones, que la consultora Deloitte ha preparado para 2016.

Según el informe de la consultora, el mercado televisivo se erosionará en seis frentes: el número de abonados, la penetración y la factura media mensual en el caso de la televisión de pago; y la migración de consumidores a la televisión terrestre (gratuita) y el descenso del consumo medio diario tanto de la población en general como de los estratos más jóvenes (los trailing millenials, entre 18 y 24 años).

A juicio de los responsables de Deloitte, lo que sucede en el mercado estadounidense constituye una referencia ya que suele anticipar lo que luego sucede en otros países. De hecho, en el informe también se señala que en un mercado europeo, como el británico ya se prevén caídas moderadas  en el consumo de televisión para el periodo 2015-2020 y ya se na registrado en los últimos años dentro del grupo de consumidores más jóvenes.

Dentro del sector de los medios, el informe de Deloitte para los próximos doce meses también señala el crecimiento del mercado de los equipos y programas de realidad virtual, la extensión del sector de los juegos para móviles, la importancia solo relativa de los bloqueadores de publicidad, la estabilidad de los ingresos del cine, la consolidación del fútbol como contenido y el desarrollo de los e-sports o competiciones deportivas virtuales.

Las ediciones digitales de los periódicos ceden terreno como fuente de información

En el último año, las ediciones digitales de los periódicos han perdido peso como fuente de información de actualidad, según el estudio Digital Democracy Survey, realizado por la consultora Deloitte el pasado mes de marzo y una parte del cual fue presentado ayer en Madrid.

De acuerdo con dicho estudio, entre 2013 y 2014, el porcentaje de españoles que declararon que las ediciones digitales de los periódicos eran su fuente principal para enterarse de las noticias descendió del 23 % al 19 %. Para realizar este estudio, la consultora entrevistó en nuestro país a 2.489 consumidores.

La pérdida de peso de las ediciones digitales de los periódicos contrasta con el aumento del de las redes sociales, que entre los dos años pasaron del 8 % al 13 %. En cualquier caso, en España la principal fuente de información continúa siendo la televisión, aunque asimismo pierde importancia, ya que pasó del 48 % al 46 % de 2013 a 2014 el porcentaje de entrevistados que declaró utilizarla para recibir noticias.

El estudio también indaga en las formas en que los consumidores se informan a través de terminales móviles (smartphones, tabletas y libros digitales) y muestra que las ediciones digitales de los periódicos nacionales, las aplicaciones propias de los periódicos nacionales y las ediciones digitales de los periódicos locales son las modalidades preferidas por los usuarios de estos terminales, seguidas a corta distancia por los agregadores de noticias y las noticias remitidas por amigos a través de las redes.

Finalmente, según el estudio, el 93% de los consumidores no estaría dispuesto a pagar por leer contenidos de noticias en la red ya que considera que hay mucha información gratuita en internet.

Deloitte prevé que a corto plazo comiencen a realizarse mediciones híbridas de la audiencia televisiva

La consultora Deloitte prevé que la introducción de las técnicas de medición híbridas -que integran el visionado en televisión y en otros dispositivos, como ordenadores, tabletas y móviles- se iniciarán durante el año en curso y ofrecerán unos datos más precisos sobre la audiencia televisiva. Esta es una de las prediciones recogidas por Deloitte en su informe anual Predicciones TMT (Tecnología, Medios, Telecomunicaciones) correspondiente a 2014. Las Predicciones TMT de Deloitte se realizan para el mercado mundial, a partir de las entrevistas realizadas por los investigadores de la consultora con sus clientes diseminados por todo el mundo.

Gracias a esas mediciones híbridas será posible conocer, además de las audiencias, otros datos como la elección de canales en los decodificadores y los registros de los servidores de televisión a la carta.

Según el informe, en los mercados desarrollados (que ya cuentan con penetraciones de la banda ancha superiores al 75%) la visualización de contenidos en dispositivos distintos del televisor ya representa entre el 1% y el 2% de toda la visualización, y hasta el 5% en el colectivo de telespectadores más jóvenes. Como la publicidad televisiva es el principal producto publicitario, con una inversión global de unos 200.000 millones de dólares al año (unos 144.000 millones de euros), es preciso avanzar hacia mediciones más precisas de las audiencias.

Una de las consecuencias de las mediciones híbridas es que tendrán un coste superior.

Entre las predicciones de Deloitte para el ámbito de los medios se encuentra el auge de la televisión de pago con el aumento de hogares abonados a dos servicios televisivos de pago y generalmente complementarios; el aumento del valor de los derechos deportivos más exclusivos y, en el ámbito de la música grabada, el crecimiento de los ingresos por los derechos de ejecución, al extenderse esa música a nuevos ámbitos.

La web gana peso ante la TV como principal proveedor de noticias, según un estudio

La proliferación de dispositivos móviles, la mejora en las conexiones y los cambios en los hábitos de consumo están haciendo que las páginas web y las aplicaciones de noticias estén colocándose en una situación para desafiar el predominio de la televisión como principal de información, según un estudio realizado por GFK y Deloitte, por encargo de Associated Press.

El estudio se ha centrado en el comportamiento de los consumidores de Alemania, España y el Reino Unido en relación al uso de fuentes de información y a la importancia del vídeo en la difusión de noticias. Cabe advertir que las 1.500 encuestas que se han hecho en cada país se realizaron con una metodología online, lo que indica que los encuestados son usuarios de la red.

Según el estudio, en España el mismo porcentaje de personas -un tercio de los encuestados- se decanta por el uso de la televisión y de las páginas web (y las aplicaciones de noticias) para ampliar una noticia que se ha difundido por primera vez. Mientras que un 41% de los británicos acudiría a la televisión y el 22% a la web, en Alemania en primer lugar (36%) se acudiría a la radio y en segundo lugar (28%) a la televisión.

Por lo que se refiere al uso de medios en función de las horas del día (y con datos referidos a los tres países), a primera hora de la mañana se emplean más la radio y la televisión, medio este último que vuelve a predominar a la hora de la cena. Durante la tarde, se utilizan más el ordenador y el teléfono, y cabe reseñar que a medida que transcurre la tarde, la tableta va ganando peso, y a la hora de la cena es el segundo dispositivo más importante, si bien a considerable distancia de la televisión.

El informe 2013 de Uteca pone de manifiesto las incertidumbres que atenazan al sector

El informe La Televisión en España, 2013, que presentó esta semana la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), recoge algunas de las incertidumbres que sufre el sector actualmente.

En la primera parte del informe, elaborada por la consultora Deloitte, una vez dejada constancia del cierre del proceso de concentración empresarial con la fusión de Antena 3 y La Sexta en Atresmedia, se señala el impacto que ha tenido la sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2012 que anulaba la concesión de una serie de canales por un Consejo de Ministros de julio de 2010.

Dicha sentencia, que ha sido recurrida, ha generado en el sector una situación de incertidumbre, se lee en el informe, que “ha ralentizado buena parte de los procesos de ordenación y restructuración de los operadores y canales. Se ha detenido el proceso de migración de canales a nuevas frecuencias, no dejando espacio a las operadoras digitales y de banda ancha de las empresas de telefonía móvil [dividendo digital] que la Unión Europea exige, y en definitiva, ha condicionado al sector a una situación de espera que puede hipotecar en parte su futuro”.

A esto se han añadido los efectos de la crisis económica, y los esfuerzos en reducción de costes no han sido suficientes para hacer frente al retroceso de los ingresos de explotación, derivados de la caída de la inversión publicitaria sobre todo. Como consecuencia, el resultado neto de explotación (EBITDA) agregado del sector en 2012 se redujo en un 54% y se ha intensificado la pérdida de rentabilidad del sector pese a los procesos de concentración. Esta situación a experimentado una ligera mejoría en el primer semestre de 2013, que deberá confirmarse con las cifras completas del ejercicio.

Como consecuencia de la situación que vive el sector, se ha producido un estancamiento de las inversiones, ya que, según sea la posición que adopte el Gobierno y la solución que se de finalmente al contencioso provocado por la sentencia, podría producirse una entrada de nuevos operadores económicamente solventes en el mercado.

A este respecto, y en el marco de la jornada organizada por Uteca para presentar el informe, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, solicitó diálogo para encontrar una solución definitiva que permita liberar el dividendo digital y que concilie las exigencias legales y de los tribunales con las necesidades de las cadenas de televisión.

Por otra parte, según el informe, la incertidumbre hace que no se estén atendiendo suficientemente fenómenos como la creciente importancia de la televisión conectada; los modelos de consumo audiovisual alternativos (segunda pantalla, consumo asincrónico de contenidos por internet, etcétera), o los modelos de análisis de comportamiento de la audiencia que implican costes e inversiones adicionales y las oportunidades que se generan en países como Méjico o Colombia que podrían interesar a los operadores españoles.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, se mantiene el porcentaje de penetración en los hogares españoles -en torno al 25%- muy alejado de otros países europeos. En esa penetración no ha influido el hecho de que este año los grandes encuentros de la Liga Nacional de Fútbol Profesional se emitieron en televisión de pago y las emisiones en abierto se programaron fuera del fin de semana. Según los responsables del informe “La tradicional calidad de la oferta de televisión en abierto no parece ser ya el único argumento que explique esta cuota de penetración en los hogares relativa y comparativamente baja. La ausencia de una inversión significativa en promociones y marketing del producto, la falta de apuestas en contenidos diferentes y novedosos, posiblemente provocado por la exigencia de recursos económicos del contenido deportivo, y las urgencias financieras de los actuales operadores, pueden ser argumentos que expliquen también la atonía en el crecimiento de la cuota de mercado de la televisión de pago”.

Internet, el medio preferido para el entretenimiento de los españoles, según un estudio de Deloitte

La consultora Deloitte ha hecho público un avance de los resultados de su estudio State of Media Democracy referidos a España, según los cuales internet se está consolidando como el medio preferido por los españoles para entretenerse. Hasta ahora este lugar lo ocupaba la televisión.

Este estudio, de ámbito internacional,  refleja que, al igual que sucede en Italia (pero no en Alemania, Francia o el Reino Unido), el consumo cada vez mayor de internet para ver programas televisivos y para consumir contenidos informativos desplaza a la televisión como primera opción de entretenimiento. Se da la circunstancia, además, de que se trata de un comportamiento que se observa en todos los tramos de edad y no sólo entre los más jóvenes.

Los datos referidos a España proceden de una encuesta realizada el pasado febrero a unas 2.000 personas en nuestro país. Entre esos destaca el que sólo el 81% de los encuestados manifestó que cuando veía la televisión realizaba, además, otras actividades. La visión exclusiva de la televisión, es decir sin realizar una actividad adicional pasó del 43% en 2012 al 19% en 2013.

La pérdida de centralidad de la televisión en el entretenimiento de los españoles corre pareja a la valoración de los dispositivos empleados, ya que la televisión pasó en el último año del primer al cuarto puesto, siendo desplazada por el ordenador portátil, el móvil inteligente (Smartphone) y el ordenador de sobremesa.