Los consumidores que pagan por entretenimiento casi triplican a quienes lo hacen por información, según un estudio del WEF

Un informe realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), con datos de una encuesta de la compañía de investigación Nielsen, revela que el compromiso de los consumidores con los medios es alto, aunque aún son una minoría los que pagan por los contenidos de esos medios.

La mayor parte de los encuestados (el 90% para los contenidos de entretenimiento y el 80% para los informativos) consumen casi 24 horas de contenidos a la semana. Al mismo tiempo, casi el 60% de ellos ha llevado a cabo alguna forma de registro.

En cuanto a los datos de los usuarios de pago, el 16% pagan por contenidos informativos y cerca del 44% los hacen por los de entretenimiento.

Interrogados sobre su posible comportamiento futuro, el 53% de los encuestados cree que pagará por información y el 70%, por entretenimiento.

En cuanto a la distribución por edades, los jóvenes entre 16 y 34 años están más dispuestos a pagar por contenido, aunque la tendencia varía en función del poder adquisitivo. En realidad, cerca del 61% ya consumen contenidos de entretenimiento de pago mientras que el 17% lo hace de tipo informativo, ambas cifras por encima de las medias de la población en general. Al mismo tiempo, cuanto mayores son los ingresos, o el estatus socioeconómico de los encuestados, mayor es la proporción de consumidores de contenido de pago.

El informe destaca que la monetización de la producción de contenidos aún no ha encontrado un modelo plenamente funcional. Sin embargo, también señala que el éxito de algunos proveedores de contenidos demuestra que los pagos por parte de los consumidores pueden convertirse en una alternativa real al modelo de financiación por publicidad. Esta tendencia sugiere que la concienciación por parte de los consumidores de su rol en la financiación de la producción de contenidos está creciendo. Al mismo tiempo, la encuesta demuestra que los usuarios también consideran que los gobiernos y administraciones deberían asumir un papel más preponderante en la financiación de noticias.

La guerra entre plataformas de streaming podría estar ocultando el desarrollo de cierta estratificación entre medios de “destino” y medios de “ecosistema”. Los primeros serían las compañías que se dedican a proporcionar contenidos a los usuarios para su consumo mientras que los segundos utilizarían el contenido como canal para comercializar una oferta de productos o servicios mayor.

En la parte final del informe se analizan los cambios estratégicos en la industria de los medios que merecen seguir siendo estudiados: la arquitectura de pagos, los podcasts y los entornos publicitarios.

Acceso al estudio AQUÍ

Hearst reduce la periodicidad de Quo para centrarse en los contenidos digitales

Hearst España ha anunciado que reduce la periodicidad de su revista de divulgación Quo y que potenciará la creación de contenidos digitales, al tiempo que se ampliará su presencia en el campo de los eventos.

A partir de abril, Quo dejará de publicarse mensual mente y aparecerá en papel en forma de números monográficos. En paralelo, la editora ha anunciado que se renovará el sitio web con “una oferta de contenidos de ciencia, tecnología y salud, con un enfoque orientado a la actualidad, al conocimiento, a la generación de vídeo y a las redes sociales”.

La decisión ha estado motivada por la política de transición al negocio digital que ha emprendido Hearst a nivel global, y para adaptarse a los gustos y hábitos de la audiencia de la publicación, lanzada hace 25 años.

Por lo que se refiere a la organización de eventos, Hearst ha anunciado que quiere potenciar esta actividad bajo la marca Quo, que ya organiza la Selección Española de Ciencia y la Gala de la Ciencia en España.

Recientemente fue nombrada consejera delegada de la editora Cristina Martín Conejero, cuya trayectoria profesional se ha centrado en los últimos años en los medios digitales, en grupos como Vocento y Prisa.

Los modelos de negocio de los medios deben alinearse a la estrategia global y pueden combinar pago y gratuidad, según un informe de Evoca

El desarrollo paulatino de sistemas de pago por contenidos a ambos lados del Atlántico está mostrando que no existe un  único camino en la generación de modelos sostenibles para los medios y que pueden combinarse, perfectamente, el pago y la gratuidad . «Una correcta estrategia de pago puede enriquecer el modelo publicitario y viceversa», afirma el consultor Pepe Cerezo en el informe «El auge de los modelos de pago» que acaba de publicar Evoca Comunicación e Imagen.

En el informe se pasa revista a los sistemas desarrollados por medios como The New York Times, The Washington Post o The New Yorker  en Estados Unidos o The Economist, The Telegraph o Financial Times en el Reino Unido. Además se explican algunos de los sistemas y herramientas del pago, como la membresía, los agregadores o los micropagos. Algunas de las razones que se encuentran detrás del auge del pago por los contenidos, según señala el informe, son la caída de la publicidad impresa y el débil incremento de la digital; el poder de las plataformas de distribución, o la popularización de los bloqueadores de anuncios.

Entre las conclusiones del informe de Evoca cabe destacar la necesidad de que los modelos de pago estén alineados con la estrategia global del medio; en este sentido, no se puede pretender cobrar por contenidos que se obtienen gratuitamente por otras vías; cada cabecera tiene que encontrar su propio modelo de pago, en función de su propuesta de valor y de lo que demandan sus usuarios,  y el conocimiento del usuario es fundamental, lo que exige a los medios trabajar orientados a los datos que conocen de ellos, lo que obliga a integrar nuevas herramientas, modificar procesos e incorporar nuevos perfiles profesionales.

Al informe se puede acceder AQUÍ

La industria de los contenidos digitales creció un 13,8% en 2014, según el ONTSI

El año pasado la industria de los contenidos digitales generó una cifra de negocio de 8.060 millones de euros, un 13,8% más que los 7.084 millones de 2013, según un estudio realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), dependiente de Red.es, la sociedad pública encargada de promover en España el desarrollo de las telecomunicaciones y la sociedad en red.

La cifra de negocio de 2014 crece por primera vez desde 2010, cuando alcanzó el «techo» de 8.924 millones de euros, aunque el nivel alcanzado sitúe a esta industria en la dimensión que tenía antes de iniciarse la crisis económica.

Por segmentos, la industria de los contenidos digitales comprende: las actividades de programación y emisión de radio y televisión (que representan el 42,6% de la cifra de negocio); las actividades cinematográficas, de vídeo y de programas de televisión (30,4%); la publicidad on line (13,2%); la publicación de libros, periódicos y otras actividades de publicación (6,4%); los videojuegos (5,1%); las actividades de grabación de sonido y edición musical (1,5%) y otros servicios de información (0,7%), que engloba, por ejemplo, a las agencias de información.

El año pasado, el crecimiento del sector, en términos relativos, ha estado liderado por el sector de publicaciones, que ha aumentado su cifra de negocios un 46,7%, hasta 519 millones de euros; situándose a continuación el de videojuegos, con un crecimiento del 31,3% hasta 412 millones. En tercer lugar se han situado las actividades cinematográficas que han crecido un 28,6% hasta los 2.450 millones. En cuarto lugar se situó la publicidad online, con un aumento del un 11% para llegar a los 1.066 millones.  El crecimiento más moderado ha sido precisamente el del sector audiovisual (el segmento más importante de la industria), que engloba la programación y emisión de radio y que creció el 4,3% hasta 3.437 millones de euros.

Durante 2014, ha habido dos segmentos cuya facturación se ha reducido: el de las actividades musicales (-33% hasta 122 millones) y el de otros servicios de información (-27% hasta 56 millones).

Vocento comienza con Elcorreo.com a cobrar por sus contenidos

El diario digital Elcorreo.com, perteneciente a la red de diarios del grupo Vocento, ha lanzado hoy El Correo on+, un producto editorial digital de pago que incluye contenidos exclusivos, aplicaciones para tabletas y móviles, servicios de alertas y newsletters. Se trata del primero de los diarios de Vocento en hacerlo y continúa la tendencia iniciada en Cataluña, por buena parte de los diarios digitales de aquella comunidad y seguida, después, por una parte de los diarios regionales del grupo Prensa Ibérica.

El Correo on+ incluye el acceso ilimitado a la web del diario a través de cualquier dispositivo. Además ofrece una selección de reportajes, informaciones y artículos de opinión que aparecen en la edición de papel de El Correo, otros materiales informativos de diferente temática, incluidas una revista digital de cine y otra de economía.

El precio del nuevo servicio de pago de El Correo será de 0,95 euros en el primer mes de suscripción y después de 4,95 euros al mes y, además, y para su lanzamiento, los responsables de Elcorreo.com ofrecen un periodo de prueba gratuito de 2 meses. Los suscriptores de la edición en papel del diario disponen, además, del nuevo servicio.

Al margen del servicio de pago, los usuarios de este diario digital podrán acceder gratuitamente a la portada principal (‘home’), donde figuran las noticias más destacadas, reportajes y análisis; así como a las portadas de las diversas secciones. También a los canales comerciales, las esquelas, la plataforma de comercio electrónico Oferplan y a diez informaciones mensuales. Una vez superado ese límite, será posible navegar sin restricciones por la zona no informativa de la web y acceder solo a los titulares de las informaciones. Los textos en euskera serán de libre acceso gracias a un acuerdo entre el Gobierno vasco y El Correo para fomentar la presencia de la lengua vasca en la web.

Según los datos publicados por Elcorreo.com, este diario digital cuenta con más de 345.000 usuarios únicos diarios y tiene unos 70 millones de páginas vistas al mes.

La industria de los contenidos digitales crece el 50% en cinco años, según un estudio

En los últimos cinco años, la industria de los contenidos digitales en España ha crecido en un 50%, mientras que los contenidos físicos se reducían en un 20%, según el estudio Ánalisis de la evolución y situación actual de la oferta de contenidos digitales en España, dirigido por el profesor de la Universidad Complutense Francesco Sandulli y realizado por Vinces Consulting por encargo de NBC Universal. Según el estudio el mercado de contenidos físicos todavía representa la mayor parte de las ventas en industrias como la música, el vídeo, los videojuegos y la edición de libros.

Teniendo en cuenta los datos de estudios sectoriales, de estas cuatro industrias, la de edición de libros es la que genera un mayor volumen de ingresos de contenidos digitales -74 millones de euros en 2012- si bien es verdad que esta cantidad sólo representa el 4% de su mercado. En este sentido contrasta con el sector de la música, cuyos 48 millones de euros de ventas de formatos digitales en 2013, representaron el 40% del mercado.

Por su parte en el sector del vídeo digital las ventas de 2012 representaron 14.2 millones de euros (el 5% del mercado) y las de videojuegos digitales, 26 millones de euros (el 6%). Cabe reseñar que en el caso del vídeo digital sólo se tienen en cuenta la venta y alquiler de videos digitales y los servicios de streaming, pero no las suscripciones a proveedores de cable o satélite.

El estudio fue presentado en el transcurso de las jornadas Cultura en Red, organizadas en Madrid a finales de mayo por Bertelsmann, NBC Universal, Planeta y Prisa.

Levante e Información, dos diarios más de Prensa Ibérica que comienzan a cobrar por una parte de sus contenidos

Tras La Nueva España, Editorial Prensa Ibérica ha comenzado a extender su modelo de cobro por contenidos a otros diarios de su red de periódicos locales. Ahora son el valenciano Levante y el alicantino Información, los que han empezado a promocionar entre sus usuarios su modelo freemium (una parte de los contenidos se ofrecen en abierto, mientras que otra parte -informaciones preferentemente locales son de pago).

Prensa Ibérica ensaya en La Nueva España su modelo de contenidos de pago para sus diarios digitales

El diario La Nueva España, perteneciente al grupo Prensa Ibérica, ha comenzado a cobrar una parte de los contenidos de su diario digital Lne.es, según un comunicado de Editorial Prensa Asturiana, compañía que publica el diario.

Se trata del primer diario del grupo que lo hace y está previsto que el modelo se extienda a otras cabeceras de Prensa Ibérica próximamente. Hasta ahora ya se podían adquirir las versiones en PDF de los periódicos de Prensa Ibérica en la plataforma Orbyt.

La Nueva España ha apostado por un modelo freemium, que combina el acceso gratuito a una parte de la oferta informativa y de servicios, al tiempo que introduce contenidos de pago por suscripción que hasta ahora no se incluían en la edición digital. En la web se ha introducido una sección, denominada Suscriptor, desde la que se accede al nuevo contenido que según el comunicado de la editora «tiene un fuerte componente local y regional».

La suscripción mensual al servicio tiene un precio de 3,99 euros e incluye el acceso a la aplicación nativa para teléfono móvil con sistema operativo Android o IOS. Para dar a conocer el servicio, la editora realizará una promoción gratuita del mismo de dos meses.

Un informe del Reuters Institute indaga sobre las pros y los contras de las tasas para financiar noticias

La semana pasada el Reuters Institute for the Study of Journalism publicó un informe titulado Content taxes in the digital age en el que profundiza sobre las ventajas e inconvenientes de imponer tasas con el fin de financiar determinados servicios como la producción de noticias. El informe, firmado por Kit Kowol y Robert G. Picard, es el resultado de una reunión de expertos sobre el tema celebrada el pasado noviembre.

Las tasas sobre infraestructuras y servicios tienen una serie de ventajas a la hora de financiar la producción de contenidos como las noticias, especialmente en lo relativo al potencial de recursos que permiten recolectar. No se trata de unas tasas desconocidas en Europa y hasta ahora se han empleado para financiar la industria cinematográfica, las radiotelevisiones públicas y también para compensar a los tenedores de derechos musicales.

Sin embargo, cuando se considera su aplicación en el entorno digital, y en concreto para financiar la producción de noticias, dichas tasas suscitan también una serie de problemas hace tiempo conocidos. En primer lugar es preciso determinar a quién beneficia el contenido creado y en qué medida; también es necesario conocer si se crea una nueva tasa o se transfiere una ya existente (o parte de ella) a otros protagonistas; si esa tasa la va a satisfacer la industria o ésta se va a limitar a transferirla a los consumidores.

En segundo lugar, es preciso determinar cuál es el punto de la cadena de valor donde se va recolectar la tasa (puntos de venta, redes de telecomunicaciones, buscadores, agregadores o consumidores) y qué implicaciones va a tener sobre la demanda y el consumo de los servicios.

En tercer lugar, las tasas generan un flujo de recursos, pero no llevan implícita la distribución de los mismos. Para asegurar noticias plurales, por ejemplo, los legisladores han de examinar cómo se recolectan y como se distribuyen los fondos, discriminando, por ejemplo, los casos de aquellos que ofrecen sus contenidos gratuitamente de quienes lo hacen a través de muros de pago.

Entre los problemas en que el Reuters Institute se detiene en su informe se encuentran también los derivados de la evolución en el tiempo de este tipo de tasas; los posibles conflictos entre estas y los objetivos políticos de extensión del internet a gran velocidad, si no se asegura un entorno neutro que no favorezca el desarrollo de unos negocios en detrimento de otros; las implicaciones fiscales a la hora de gravar unos servicios u otros, y, finalmente las implicaciones internacionales que pueden tener estrategias de este tipo, toda vez que al no estar armonizadas de un país a otro, pueden suponer que se esté perjudicando en un mercado servicios que se pueden prestar desde otro sin necesidad del pago de ninguna compensación.

Acceso al informe

 

Acuerdo comercial y de contenidos entre Endemol España y Youtube

La compañía de producción audiovisual Endemol España (participada por Mediaset) y la plataforma audiovisual YouTube (propiedad de Google) han llegado a un acuerdo para crear cuatro canales en la plataforma dedicados al entretenimiento y centrados en los realities, los estilos de vida, la comedia y el talento.

Endemol España se introduce así en el terreno de los contenidos digitales y para ello ha creado una línea de negocio denominada Tuiwok Studios, que se encargará de cuatro canales creados por la productora (Reality, Talento, Estilo y Comecia). Algunos de ellos comenzaron a materializarse el pasado enero y sus contenidos ya están disponibles en internet.

El acuerdo tiene también una vertiente comercial y así, las audiencias de estos canales se integrarán en las audiencias captadas por YouTube y los ingresos publicitarios que se obtengan de su comercialización se repartirán entre las dos compañías, según señaló María Ferreras, directora de alianzas estratégicas de YouTube durante la presentación de Tuiwok Studios. Esta comercialización publicitaria es independiente de otros acuerdos, a título individual, que pueda alcanzar Endemol España con anunciantes concretos. Según Felipe Jiménez Luna, director del proyecto, los canales de Tuiwok pueden acoger creaciones más específicas y dirigidas a targets concretos en los que los anunciantes estén interesados.

El pasado mes de febrero las webs audiovisuales de Google (principalmente YouTube) lideraron el mercado español de plataformas audiovisuales en la web con 17,108 millones de usuarios únicos. A continuación se situaron las asociadas a Adconion (14,287 millones) que lograron recortar ese mes su distancia con las webs de Google en más de un millón de usuarios únicos (En enero: sitios de Google, 17,364 millones, y sitios de Adconion, 13,463 millones).