Las ventas de contenidos televisivos se redujeron el 20,6% el año pasado

En el ejercicio 2019 las ventas de contenidos entre las compañías de televisión españolas se redujeron el 20,6% al pasar de 1.452,4 millones a 1.152,7 millones de euros, según los datos de la Comisión Nacional de la Competencia y los Mercados (CNMC).

De esta cifra, 726,6 millones correspondieron a canales de fútbol; 312,6 millones, a canales de televisión de pago de otras temáticas, y 113,4 millones, a producciones propias.

Ese dato de venta de contenidos, recogido en el Informe Económico Sectorial de las Telecomunicaciones y el Audiovisual, no refleja el conjunto de “los ingresos obtenidos por los operadores de televisión en abierto, los operadores de televisión de pago y las productoras de canales temáticos de pago, por la venta de producciones propias, la venta de canales de programación, la venta o cesión de derechos sobre contenidos y cualesquiera otros ingresos procedentes de la comercialización mayorista de contenidos audiovisuales”.

La cifra total ascendió a 3.360, millones de euros (3.464,4 millones en 2018), pero de ellos 2.207,6 millones correspondieron a ingresos intragrupo, es decir, compraventas en el seno de un grupo empresarial y, sobre todo a ventas de contenidos entre DTS y Telefónica de España, según señala el citado informe.

El resto de los ingresos permanecieron estables, con una cierta tendencia al aumento de las subvenciones (+4,2%) y menor de las televisiones (+0,1%).

Crece el interés por la información audiovisual online, según los datos de la CNMC

En el primer trimestre de este año el 20,3% de los individuos que consumieron al menos una vez a la semana contenidos audiovisuales online lo hicieron de información, según los datos del Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Ese porcentaje ha ido creciendo poco a poco desde 2015 cuando era el 17,5%.

El número de individuos que consumen información audiovisual online, en cualquier caso, no es muy elevado, en torno al 9% de la población española mayor de 10 años, unos 3,7 millones de personas.

Los contenidos audiovisuales que más se consumen siguen siendo los vídeos cortos (que lo hace el 54,1%), seguidos por los episodios de series (50,2%), las películas (33,6%) y los contenidos generados por amigos y familiares (27,4%), siempre en relación al 44% de individuos que consumen estos contenidos al menos una vez a la semana.