El aumento del consumo de información por el Covid-19 no se tradujo en una mejora de la valoración de los medios de comunicación

Durante las semanas de confinamiento con motivo de la epidemia provocada por el virus Covid-19, el 72% de la población ha seguido más las noticias de los distintos medios de comunicación, mientras que el 27% no lo ha hecho.

Este dato se incluye dentro de un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre el bienestar emocional de la población española con motivo de la epidemia.

Entre las preguntas del estudio también se pedía a los encuestados que opinaran sobre si, a lo largo de la crisis del cororonavirus, su opinión sobre distintas instituciones, grupos de profesionales y sectores había mejorado o empeorado. En relación con los medios de comunicación social para el 38% había empeorado y para el 26% había mejorado, mientras que para el 27% seguía siendo la misma.

Aparecen algunos síntomas de saturación informativa en el consumo de medios durante el confinamiento

Durante la quinta semana de confinamiento, con motivo de la epidemia del Covid-19, los españoles que acceden a internet han aumentado su consumo de información, aunque ya comienza a notarse una cierta saturación, según los datos del semanal Cuaderno de Bitácora, de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

En esa semana el número de lectores de prensa ha crecido en millón, lo que representa un 3% más que la semana anterior. Entre esos lectores, más de la mitad de los encuestados asegura interesarse por la información y no solo por los titulares.

Por su parte, los lectores de revistas han aumentado en el 1,2%, 400.000 más. En este caso, sigue subiendo el consumo de títulos en formato digital, lo que podría tener relación con la iniciativa de varias editoriales de ofrecer gratuitamente los números de sus títulos durante estas semanas.

La radio sigue ganando oyentes, lo que abundaría en la tendencia a un mayor interés por la información. Los oyentes semanales de radio son 24.299.000 lo que supone un incremento del 3% sobre el dato de la cuarta semana de confinamiento, y dentro de ella la radio hablada es la que más se beneficia.

Asimismo, la situación de confinamiento ha influido en los dispositivos que usamos para escuchar la radio; el receptor convencional es el dispositivo más empleado (60,2%) seguido del teléfono móvil (29,1%) y el ordenador (10,1%).

Como antes se indicaba ya comienza a detectarse una cierta saturación en el consumo de información, lo que se traduce en un mayor crecimiento de los contenidos de entretenimiento, y especialmente en la televisión, donde la cifra de quienes aprueban la oferta informativa se reduce un 4% hasta el 71% de los encuestados.

En esta semana ha habido un aumento en la contratación plataformas OTT, y ya el 77,9% de los internautas afirma tener acceso al menos a una, lo que supone un incremento del 3,4% respecto a la semana anterior.

El aislamiento de los españoles impulsa el consumo de información en todos los medios, según un estudio de AIMC

Durante el periodo de confinamiento que viven los españoles, tras la declaración del estado de alarma por el Gobierno, se ha incrementado notablemente el consumo de información, con relación a los datos de las semanas anteriores.

Esta es una de las conclusiones que se desprenden de un nuevo estudio denominado Cuaderno de Bitácora, que ha iniciado la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC), que tendrá periodicidad semanal y en el que se hará un seguimiento del comportamiento de los españoles, incluido su consumo de medios.

Según el Cuaderno de Bitácora, el 93% de los encuestados manifiesta que el papel de los medios de comunicación es importante o muy importante durante este periodo y, además, un 87% asegura que tiene a “los medios convencionales como su principal fuente de información frente a la intranquilidad que les genera la información vertida en las redes sociales”, según un comunicado de la AIMC.

En el caso concreto de la prensa, un 63,3% de los encuestados consultaron un diario digital en el día anterior a la realización de la encuesta, con un aumento del 27,7% con respecto a la situación previa a la cuarentena. De hecho, el 60% de los usuarios de prensa online admiten haber incrementado el consumo de esta, mientras solo un 6% lo ha reducido.

Entre los usuarios encuestados, un 55% de los lectores digitales sigue leyendo las mismas publicaciones, un 35% lee ahora, además de las habituales, también otras cabeceras de diarios.

En el caso de las revistas, mientras que las páginas web de las publicaciones cuenta con una penetración del 29%, las revistas en formato digital llegan al 41,6% y dentro de este último grupo, el auge del formato PDF es especialmente significativo. En este auge podrían estar influyendo las acciones de algunas editoras ofreciendo en abierto sus contenidos.

En relación con los medios audiovisuales, se observa que la televisión ha aumentado notablemente su consumo y casi la totalidad de los encuestados (el 95,7%) ha visto la televisión durante el día anterior. Entre los contenidos que más han incrementado su consumo, destacan las películas, las telenoticias y las series en streaming.

Y en el caso de las plataformas OTT un 17,9% de personas declara haberse dado de alta a alguno de estos servicios durante el período de confinamiento.

En cuanto a la información sobre la COVID-19, 3 de cada 4 usuarios aprueba la oferta informativa, tanto en televisión como en radio. En el caso de esta última, ha aumentado el número de oyentes en un 4% más de oyentes y con crecimientos más destacados en la “radio hablada”.

También se observa un crecimiento en cuanto a consumo de la radio a través de internet. Tanto el streaming como el podcast han aumentado significativamente durante este último período. Al igual que en la prensa digital, los usuarios de radio también escuchan nuevas emisoras, en concreto, un 10,9%de los entrevistados.

El estudio se realiza a través del panel AIMC Q, es decir que los datos son representativos de los usuarios de internet que representan, aproximadamente, el 80% de los españoles.

Los consumidores que pagan por entretenimiento casi triplican a quienes lo hacen por información, según un estudio del WEF

Un informe realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), con datos de una encuesta de la compañía de investigación Nielsen, revela que el compromiso de los consumidores con los medios es alto, aunque aún son una minoría los que pagan por los contenidos de esos medios.

La mayor parte de los encuestados (el 90% para los contenidos de entretenimiento y el 80% para los informativos) consumen casi 24 horas de contenidos a la semana. Al mismo tiempo, casi el 60% de ellos ha llevado a cabo alguna forma de registro.

En cuanto a los datos de los usuarios de pago, el 16% pagan por contenidos informativos y cerca del 44% los hacen por los de entretenimiento.

Interrogados sobre su posible comportamiento futuro, el 53% de los encuestados cree que pagará por información y el 70%, por entretenimiento.

En cuanto a la distribución por edades, los jóvenes entre 16 y 34 años están más dispuestos a pagar por contenido, aunque la tendencia varía en función del poder adquisitivo. En realidad, cerca del 61% ya consumen contenidos de entretenimiento de pago mientras que el 17% lo hace de tipo informativo, ambas cifras por encima de las medias de la población en general. Al mismo tiempo, cuanto mayores son los ingresos, o el estatus socioeconómico de los encuestados, mayor es la proporción de consumidores de contenido de pago.

El informe destaca que la monetización de la producción de contenidos aún no ha encontrado un modelo plenamente funcional. Sin embargo, también señala que el éxito de algunos proveedores de contenidos demuestra que los pagos por parte de los consumidores pueden convertirse en una alternativa real al modelo de financiación por publicidad. Esta tendencia sugiere que la concienciación por parte de los consumidores de su rol en la financiación de la producción de contenidos está creciendo. Al mismo tiempo, la encuesta demuestra que los usuarios también consideran que los gobiernos y administraciones deberían asumir un papel más preponderante en la financiación de noticias.

La guerra entre plataformas de streaming podría estar ocultando el desarrollo de cierta estratificación entre medios de “destino” y medios de “ecosistema”. Los primeros serían las compañías que se dedican a proporcionar contenidos a los usuarios para su consumo mientras que los segundos utilizarían el contenido como canal para comercializar una oferta de productos o servicios mayor.

En la parte final del informe se analizan los cambios estratégicos en la industria de los medios que merecen seguir siendo estudiados: la arquitectura de pagos, los podcasts y los entornos publicitarios.

Acceso al estudio AQUÍ

El 67% de los internautas consume contenidos televisivos a través de la red

De acuerdo con los datos del AIMC QPanel de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), el 55% de los internautas que consumen contenidos televisivos en streaming lo ha hecho a través del ordenador, mientras que el 60% lo hizo a través de un móvil inteligente (smartphone) y el 35% desde una tableta. En conjunto, el porcentaje de internautas que consumió contenidos televisivos por streaming en el último mes ascendió al 67%.

En comparación con los datos de años anteriores, el consumo de contenidos por streaming a través de receptores multimedia ha crecido mientras que el uso de teléfonos inteligentes se ha mantenido y el de tablets y ordenadores ha disminuido.

Además, la investigación destaca el crecimiento de la presencia de televisores inteligentes en los hogares. Un 57% de los internautas con televisor poseen, al menos, un televisor inteligente, frente a los datos de 2016, cuando sólo estaban presentes en el 27,2% de los hogares españoles.

El estudio también recoge que el uso de internet en otro dispositivo mientras se ve la televisión ha crecido en un 11%, hasta alcanzar el 42%. Además, también se registra un crecimiento de las personas que acceden a internet para realizar o consultar comentarios sobre algún contenido televisivo que están viendo y lo hacen a través del smartphone (69%), el ordenador (18%), o la tableta (12%).

La diferencia entre la penetración de la televisión e internet en la última década se redujo de 49,5 a 5,5 puntos porcentuales, según AIMC

A comienzos de la última década, en 2010, la televisión en España era vista por el 87,9% de la población. Aquel año los españoles que accedían a diario a internet eran el 38,4% del total. Diez años después, en 2019, el porcentaje de españoles que ve la televisión todos los días se ha reducido un poco: hasta el 85,4% de los mayores de 14 años, mientras que quienes acceden a internet ha aumentado extraordinariamente hasta alcanzar el 79,9% de los españoles. La diferencia entre ambos soportes por tanto ha pasado de 49,5 a 5,5 puntos porcentuales.

Los datos anteriores están recogidos en el Marco General de los Medios en España, 2020, que ha elaborado la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC).

En el mismo documento se puede comprobar cómo, por grupos de edad, ya solo en los tramos de mayores de 55 años los porcentajes que ven la televisión superan a los que acceden a internet. Por debajo de ese listón la penetración de internet es superior.

Como consecuencia del peso demográfico de los estratos de más edad, al analizar los promedios de consumo de medios, medido en minutos, todavía se sitúa con una notable diferencia la televisión frente a internet: 212,9 frente a 161,2 minutos.

Cabe recordar, de todas formas, que el acceso a internet engloba el tiempo dedicado en este soporte a numerosas actividades, incluida la consulta de información de actualidad, pero también el comercio electrónico, el uso de las redes sociales o el correo electrónico, entre otros.

El consumo de televisión cayó en todos los grupos de edad durante este año

En 2019 el consumo de televisión se redujo en todos los grupos de edad, según un informe realizado por la agencia de medios Ymedia. El retroceso fue más acusado en el de jóvenes de 18 a 34 años (-11,7% hasta 121 minutos, de lunes a domingo), seguido por el de 35 a 64 años (-4,9% hasta 231 minutos) y por el de más de 64 años (-3% hasta 350 minutos).

Otra de las novedades que ha dejado el año en el sector audiovisual es que el porcentaje de la población española suscrita a alguna plataforma de pago ya es del 53%, siete puntos más que hace un año. Este incremento se ha debido fundamentalmente al aumento de las ofertas de las plataformas no vinculadas a las compañías de telecomunicaciones, como Netflix, Amazon Prime o HBO.

Un estudio identifica las dificultades que tienen los medios para captar audiencias más jóvenes.

Un estudio encargado por el Reuters Institute for the Study of Journalism (RISJ) a la agencia Flamingo revela que la forma en la que las audiencias más jóvenes en Estados Unidos y el Reino Unido se acercan a las noticias es diferente a la de las generaciones anteriores. Los jóvenes persiguen, principalmente, progreso y disfrute para sus vidas, lo que impacta en la manera en que buscan y reciben las noticias.

Para las audiencias de menor edad, ya no existe la necesidad de buscar las noticias o de informarse de forma proactiva. Están expuestos, indirectamente, a los impactos informativos que les llegan a través de las redes sociales, el contenido digital, los programas de televisión y las conversaciones online. Al mismo tiempo, se enfocan con mayor interés a otros tipos de contenido, como la combinación de información y entretenimiento (o infotainment), las historias de estilo de vida o los contenidos de blogueros o videoblogueros.

Por ello, las generaciones más jóvenes están desconectando de las formas tradicionales de consumir noticias, que han dejado de ser tan relevantes o dominantes para ellos cuando se trata del contenido informativo.

El estudio destaca que, si las marcas de noticias tradicionales concebían las noticias como “lo que uno debe saber”, las nuevas generaciones lo ven más cómo “lo que uno debe saber (hasta cierto punto), pero también lo que es útil, interesante o divertido saber”.

Por este motivo, el papel que las noticias tienen para las nuevas generaciones es mucho más individualista. Se trata de lo que la información puede hacer por ellos como individuos, más que como sociedad. En ese sentido, aunque se ha aumentado la producción los contenidos pensando en los individuos, la realidad es que pocas marcas tradicionales de información son consideradas útiles, interesantes o divertidas.

Además, el estudio destaca que, en ocasiones, conectar con algunos de estos grupos de edad es aún más complejo, ya que perciben el consumo de noticias como una tarea rutinaria y tediosa.

Por último, la investigación de la agencia Flamingo –que está especializada en el diseño de estrategias culturales- hace hincapié en el hecho de que una parte significativa de los jóvenes será difícil de captar, habida cuenta de su bajo interés en las noticias.

Más información AQUÍ

El consumo de medios varía poco en los grupos de edad comprendidos entre 23 y 54 años, según un estudio de IAB Spain

En lo tocante a los hábitos digitales no existen grandes diferencias entre los grupos de edad de 23 a 38 años (denominados millennials) y de 39 a 54 años (comprendidos en la generación X). Esta es una de las principales conclusiones del Estudio de hábitos de consumo. Millennials vs. Generación X, realizado por la compañía Smartme Analytics por encargo de la asociación de compañías de medios y marketing digital IAB Spain y que se hizo público ayer en Madrid.

Por lo que se refiere a su consumo de medios, la diferencia de tiempo en internet entre ambos colectivos es de una media hora. Mientras que los más jóvenes dedican en promedio 3 horas y 30 minutos al día, los mayores lo hacen durante 3 horas y 1 minuto.

Si se analiza el tiempo por el que se accede a internet en función de los dispositivos (ordenador, tableta  y móvil) las diferencias son muy pequeñas en los dos primeros casos y algo más apreciables en el caso de los móviles; los millennials utilizan estos últimos durante 3 horas y 17 minutos, por 2 horas y 40 minutos de la Generación X.

En el estudio de la IAB también se introdujo en este apartado el consumo de televisión y en ese caso la diferencia también es apreciable: los mayores ven la televisión en promedio durante 2 horas y 11 minutos, mientras que los jóvenes lo hacen durante 1 hora y 51 minutos.

Interrogados acerca de en qué medios se informan de la actualidad tampoco hay grandes diferencias, aunque es mayor el porcentaje de miembros de la generación X que acuden a la televisión, los medios de comunicación digitales, la radio y la prensa, mientras que es superior el porcentaje de millennials que lo hace a través de las redes sociales.

Consumo de medios de Millennials y Generación X

  Millennials Generación X
Televisión 64,0 77,4
Redes sociales 74,0 54,6
Medios de comunicación digitales 44,7 52,7
Radio 16,4 31,1
Prensa 20,0 29,8
Ninguno 1,2 1,2

Elaboración de DigiMedios, con datos de IAB Spain/Smartme Analytics. Cifras en porcentajes de usuarios.

En el estudio realizado por Smartme Analytics se utilizó una doble metodología, por un lado declarativa y por otro de seguimiento directo de los hábitos digitales en los terminales de los usuarios. Se utilizó una muestra de 3.388 usuarios representativos de un universo de internautas españoles entre 18 y 65 años. El trabajo de campo se realizó el pasado mes de agosto.

Más información AQUÍ

Más de la mitad de los internautas son lectores asiduos de diarios digitales, según el panel AIMC Q

El 52,8% de los internautas declararon haber accedido el día anterior a algún diario digital, según el panel AIMC Q, de la Asociación para la Investigación de los medios de comunicación. Además, este porcentaje de penetración ha crecido 10 puntos porcentuales en el último lustro, ya que en 2015 eran el 42,7% de los internautas quienes lo hacían.

Interrogados los miembros del panel sobre si habían consultado un diario digital en el último mes, el porcentaje ascendía al 70,4% (el 63,9%, en 2015).

Entre la información del panel también se recoge que el 35,6% de los internautas no lee diarios en ningún formato.

Terminales y vías de acceso

Por lo que se refiere a los terminales con los que se accede a los diarios digitales, el 68,4% de quienes lo hicieron en el último mes utilizaron un teléfono móvil (smartphone), porcentaje que era del 39,0% hace cinco años. En ese periodo, quienes lo hacen a través de un ordenador de sobremesa o portátil descendieron del 73,4 al 51,6%.

En cuanto a las vías de acceso al diario digital, el 84,5% lo hace a través de la web del diario y el 19,3% mediante una aplicación del móvil o de la tableta.