Un comité de expertos británico propone que una agencia independiente supervise la actuación de las plataformas tecnológicas

Un grupo de expertos, creado por la London School of Económics (LSE), ha propuesto crear en el Reino Unido una agencia, independiente del Gobierno,  que realice un seguimiento y asesore sobre las plataformas tecnológicas, que se encargan hoy en día de distribuir buena parte de la información que llega a los ciudadanos y consumidores. Con esa agencia se dispondría de una presencia institucional permanente encargada de impulsar las diferentes iniciativas relacionadas con los problemas de la confianza en la información. Su financiación se haría con un nuevo impuesto sobre los ingresos de las plataformas.

El grupo de expertos ha elaborado un informe –Tackling the Information Crisis: A Policy Framework for Media System Resilience– en el seno de la comisión  sobre “Verdad, confianza y tecnología”, creado por la LSE.

Entre los cometidos de la agencia se encontraría informar sobre las tendencias en las noticias y la información compartida, que incluiría datos reales sobre las historias más compartidas y leídas en función de las características demográficas. Asimismo debería seguir el cumplimiento de la efectividad de los protocolos de auto regulación de las plataformas más implantadas, así como promover la alfabetización mediáticas tanto entre niños como adultos.

Acceso al informe AQUÍ

La confianza de los españoles en los medios de comunicación pierde posiciones en el índice Esade

El índice de confianza de los españoles en los medios de comunicación se situó en 98,9 puntos (en una escala de 0 a 200 puntos), más de 10 puntos menos que los 108,6 puntos de la penúltima medición del Índice de Confianza Social, que elaboran la escuela de negocios Esade y la Universidad  Ramón Llull, con la colaboración de la Obra Social de La Caixa. Las mediciones de este índice semestral corresponden a los meses de septiembre y marzo de 2017, respectivamente.

La confianza en los medios se sitúa por primera vez por debajo de los 100 puntos desde que comenzó a elaborarse el índice en septiembre de 2014. Como consecuencia de ello, también se ha registrado una pérdida en relación a otras instituciones que también mide el índice. Así, si en marzo de 2017 solo merecía más confianza el mercado laboral (116,6, ahora), en el último índice los medios han caído a la tercera posición al ser rebasado también por la educación (99,2).

De todas formas y en relación a la confianza en el conjunto de las instituciones, los 98,9 puntos de los medios de comunicación los sitúan por encima del promedio (83,0 puntos) y por delante de la vivienda (98,0) y la sanidad (93,1). A mayor distancia se sitúan el resto de las instituciones contempladas por el índice de Esade/La Caixa: prestaciones sociales (71,8), instituciones económicas y empresariales (67,4), pensiones (60,9) e instituciones políticas (41,2).

El 83% de los europeos consideran que las noticias falsas constituyen un problema para la democracia, según el Eurobarómetro

El Eurobarómetro acaba de hacer pública una encuesta realizada el mes pasado sobre los problemas derivados de la desinformación y las noticias falsas y sobre la confianza que ofrecen los diferentes medios de comunicación.  Según los datos de la encuesta, el 85 y el 83% de los encuestados consideran que las noticias falsas son un problema para su país y para la democracia, en general.

La encuesta, sobre una muestra superior a las 26.000 personas, es parte de la iniciativa desarrollada por la Unión Europea para esclarecer el fenómeno de la desinformación y las noticias falsas y que se complementa con otra encuesta realizada por la Comisión y por los trabajos de un grupo de expertos.

Por lo que se refiere a la confianza en los medios, los datos del Eurobarómetro muestran que los europeos confían más en los medios tradicionales -radio (70%), televisión (66%) y diarios y revistas de información impresos (63%)- que en los medios online como diarios digitales (47%), portales de vídeos y podcasts (27%) y redes sociales (26%). Ahora bien, cuando en vez de a la población en general, la pregunta se hace a los usuarios de los medios, las respuestas varían.  Así, un 78% de dichos usuarios confía en la radio, seguida por los diarios impresos (74%), la televisión (69%), porcentaje muy parecido al de los diarios digitales (68%).

A escala europea, la encuesta muestra que un 37% de los que contestan se encuentran noticias falsas a diario, si bien el 71% de los encuestados manifiesta que cree que es capaz de identificar esas noticias falsas.

Acceso a la encuesta AQUÍ

La confianza de los españoles en los medios es inferior a la media de Europa, según un estudio de la UER

En términos generales, los españoles confían menos en los medios de comunicación que los promedios obtenidos para el conjunto de los 28 países de la Unión Europea, según el estudio Trust in media, 2018, elaborado por la unidad de investigación de medios de la Unión Europea de Radiodifusión (UER).

Según dicho estudio –realizado a partir de datos del Eurobarómetro- el 19% de los españoles tiene una confianza alta y el 33%, media, en los medios de información, mientras que los promedios europeos son del 21 y el 36%, respectivamente.

Por medios, y como es tradicional en España y en buena parte de Europa, la radio es el medio que más confianza suscita y, así, el 52% de los españoles y el 59% de los europeos manifiestan que suelen confiar en ella.

En el caso de España, a continuación se coloca la prensa escrita en la que un 40% de los españoles suele confiar, por un 47% de los europeos.

La televisión se sitúa en tercera posición (la segunda en el promedio europeo) y el 36% de los españoles suele confiar en ella, por el 51% del promedio de la Europa-28.

Finalmente, las dos últimas posiciones las ocupan los nuevos medios. Tanto en España como en Europa el 34% de la población dice que suele confiar en lo que lee en internet, mientras que el 22%, en el caso de España, y el 20% en el promedio europeo, confía en la información que recibe por las redes sociales.

Enlace al estudio (se requiere registro) AQUÍ

Mejora la confianza en el periodismo y empeora la de las plataformas, según el barómetro Edelman

En el último año, la confianza de los ciudadanos en los medios periodísticos ha mejorado hasta alcanzar una valoración de 58, en un índice de 1 a 100, mientras que la de las plataformas ha empeorado hasta el 51, según los datos del Barómetro Edelman de Confianza en las Instituciones (ver AQUÍ).  Por medios periodísticos el barómetro se refiere a una media de medios convencionales y digitales, mientras que las plataformas consideran tanto los buscadores como las redes sociales.

Con la mejora de 2016 a 2017 (el trabajo de campo se realizó a finales de 2017), se consolida una tendencia iniciada en 2015, cuando los medios superaron a las plataformas, después de haber perdido la primacía, transitoriamente, en 2014.

En el caso de España, la confianza en los medios supera a la de las plataformas en 8 puntos, de 61 a 53.

Lo anterior no quita para que los ciudadanos del mundo mantengan cierto escepticismo en relación a las compañías informativas, como muestra el que el 66% considere que están más preocupadas de atraer grandes audiencias que en informar; el 65% considere que sacrifican la precisión por la rapidez en dar la noticia, y que el 59% consideren que se dedican más a respaldar una postura ideológica que a informar al público.

Además, achacan a los medios de la pérdida de confianza en general (el 59% no está seguro de lo que es verdad y de qué no lo es); en los líderes del Gobierno (el 56% no sabe en qué políticos confiar), y de las empresas (el 42% no sabe qué compañías y marcas le inspiran confianza).

El Barómetro Edelman de Confianza en las Instituciones, se basa en una entrevista a personas mayores de 18 años, en más de 25 países en los que se realiza un mínimo de 1.150 entrevistas por país.

Diferenciación, fiabilidad y pluralismo, tres palancas para que periodistas y medios recuperen la confianza de la audiencia

El estudio  sobre la información digital realizado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (2017 Digital News Report) detectó un bajo nivel de confianza en una serie de países, entre los que se encontraba España, en relación a la información que los medios informativos y las redes sociales suministraban a los periodistas.

Como el estudio disponía de algunas preguntas de respuesta libre sobre esta cuestión, ahora se ha publicado un informe complementario que busca indagar sobre las razones de esa baja confianza y propone algunas medidas para tratar de contrarrestarla.

El estudio, con el título Sesgos, basura y mentiras: perspectiva de la audiencia sobre la baja confianza en los medios, refleja que entre aquellos que manifiestan no confiar en los medios, la mayoría (67%) piensan que la información esta sesgada o que responde a los intereses de los grupos con poder antes que a los de los lectores o espectadores. Una opinión más acusada entre los jóvenes y quienes tienen menor poder adquisitivo.

Por medios, la televisión es el que se considera más difícil de manipular, al emplear la información en directo, si bien también se critican al considerar que ponen la inmediatez por delante de la precisión en las informaciones.

En el caso de quienes sí confían en la información que reciben (que vienen a ser de media el 40% entre los nueve países investigados), una proporción importante considera que los periodistas realizan un buen trabajo comprobando sus fuentes, verificando los datos y buscando evidencias que respaldan sus informaciones.

A tenor de lo recogido en la investigación, los responsables del estudio (Nic Newman y Richard Fletcher)  concluyen que existen una serie de pasos que permitirían mejorar la confianza en la información. Esos pasos serían: 1) los medios informativos necesitan diferenciarse más y mejor de otras fuentes que distribuyen información sin someter esta a métodos profesionales; 2) también necesitan separar mejor la información de la opinión, lo que se traduciría en una mayor fiabilidad, y 3) unos medios más representativos y plurales (en términos de edad, género, posicionamiento político o planteamientos económicos) daría respuesta a la crítica de que los actuales responden sobre todo a los intereses de los grupos establecidos y con poder.

El caso de España

España es uno de los nueve países investigados donde hay una mayor proporción de personas que piensan que tanto los medios informativos como las redes sociales realizan un buen trabajo a la hora de distinguir lo que son los hechos de la ficción. Un 46% piensa que los primeros lo hacen y el 36% opina que realizan esta labor las segundas. Debe recordarse, de todas formas que la encuesta del Instituto Reuters se realiza sobre internautas y no sobre la población en general.

Entre los que piensan que los medios realizan un buen trabajo al verificar la información, el 22% cree que eso es así por la utilización de métodos profesionales a la hora de elaborar la información.

La televisión y la redes sociales son los medios que menos confianza inspiran en España, según un estudio de la UER

La televisión (-24) y las redes sociales (-29) son los medios que inspiran menos confianza a los usuarios españoles, según el estudio Trust in media 2017, realizado por el departamento de investigación de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), a partir de datos del Eurobarómetro.

El medio al que los españoles otorgan un mayor índice de confianza es la radio (19), seguido a cierta distancia por la prensa escrita (4). El quinto soporte que contempla el estudio (internet) también se encuentra en la banda negativa (-13).

En términos más generales y en el conjunto de los 33 países europeos a los que abarca la investigación, los medios tradicionales salen algo mejor parados, ya que tanto la radio (25) y en menor medida la televisión (4) se mueven en la banda positiva, mientras que la prensa escrita (-2) ha ido mejorando su posición a lo largo de los últimos años.

Los nuevos soportes (internet y las redes sociales) tienen para los europeos unos índices de confianza claramente negativos: -12 y -38, respectivamente.

El índice de confianza neta es una medida desarrollada por la unidad de investigación de la UER y que pone en relación el porcentaje de personas que responden que suelen confiar en un medio, con el porcentaje de personas que dicen desconfiar y se mueve entre +100 y -100. Por su parte, el Eurobarómetro realiza una encuesta periódica paneuropea a partir de una muestra de unas 1.000 personas en cada país.

Confianza en los medios, 2017 (UER)

Indice de confianza    
  Europa España
Radio 25 19
Prensa escrita -2 4
Internet -12 -13
Televisión 4 -24
Redes sociales -38 -29
Fuente: UER    

La confianza en las noticias de las redes sociales aumenta si llegan de una fuente reconocible, según una encuesta del Eurobarómetro

El hecho de que el origen de las noticias que circulan por las redes sociales sea conocido (de un medio, una marca o una organización) hace que la confianza de los receptores sea mayor, Según ha revelado una encuesta realizada por el Eurobarómetro para conocer el impacto de la digitalización en la vida diaria.

Según dicha encuesta, el 36% de los encuestados confían en las noticias que reciben por las redes si tienen ese origen, mientras que un 32% manifiesta que generalmente no confían en las noticias que les llegan por esa vía. En el caso de España, los porcentajes son del 36% y del 42%, respectivamente.

Por otra parte, el 19% de los europeos confían en esa información (el 13% en España) si está bien referenciada, mientras que el 17% confía si la persona que la comparte le inspira confianza (el 13% en nuestro país).

Interrogados sobre la confianza que les merecen -en general- las noticias que llegan por las redes sociales, los porcentajes caen por debajo del 10%.

En la encuesta también se preguntó por la utilización de los sitios que se dedican a la comprobación de datos. En este sentido un 49% de los encuestados declararon no haber utilizado nunca un sitio de este tipo, mientras que un 13% adicional no sabía lo que eran. Solo el 36% declaró haberlos utilizado alguna vez mientras que quienes los utilizaban varias veces a la semana eran el 9%.

La mayor parte de los europeos creen que sus medios nacionales no son independientes, según el Eurobarómetro

El 57% de los europeos piensa que sus medios nacionales no les ofrecen una información libre de presiones políticas y comerciales, frente al 38% que sí creen en la independencia de esos medios. Estos datos están contenidos en un especial del Eurobarómetro, encargado por la Comisión Europea sobre pluralismo de medios y democracia, que se acaba de publicar.

De hecho, sólo en nueve de los 28 estados miembros son mayoría quienes piensan que sus medios nacionales son independientes, con Finlandia (78%) y Holanda y Dinamarca (con el 61%). En el otro extremo, entre los países donde ese porcentaje es menor se encuentran Grecia (12%), España (24%) y Chipre (25%).

También son minoría -35%- quienes piensan que sus medios públicos son independientes, frente al  60% que piensan que no lo son. En este caso es en siete de los 28 países donde es mayoría quienes se decantan por la independencia de sus medios públicos, y entre ellos se encuentran, de nuevo varios países nórdicos: Finlandia (65%), Suecia y Holanda (55%) y Dinamarca (54%). En el otro extremo, de nuevo, aparece España junto a los países donde el porcentaje de que creen que sus medios públicos son independientes es más bajo: Grecia (9%), Francia (16%) y España (20%).

Interrogados los ciudadanos europeos sobre la confianza que les merece la información que reciben de sus medios nacionales, una ligera mayoría -53%- se muestran de acuerdo, frente al 44% que no lo están. En este caso, de nuevo España está entre los países donde el porcentaje de ciudadanos confían en la información, el 38%.

El sensacionalismo erosiona la confianza en las noticias, según un estudio del Reuters Institute y Kantar Media

Cuando las noticias se presentan de forma sensacionalista y con un tono que busca llamar la atención del consumidor provocan que la confianza en su contenido sea menor, según el estudio «Marca y confianza en un entorno informativo fragmentado» (ver AQUÍ), realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism y la compañía de investigación de audiencias Kantar Media.

Aunque la medición de la confianza en las noticias, según las conclusiones del estudio, es una cuestión compleja, suele ser asociada al contenido mismo de las noticias, pero en particular a la percepción de su precisión, imparcialidad y al tono con que es elaborada.

En el estudio -realizado a partir de una investigación cualitativa- los usuarios de más edad suelen ser favorables al uso informativos de las webs, mientras que los más jóvenes cada vez prefieren más las historias que reciben a través de las redes sociales. En cualquier caso, la mayor parte de los participantes se mostraban partidarios de tener una fuente preferida para informarse y casi todos tendían a emplear fuentes de la red.

En relación a las preferencias de la recepción de noticias mediada por editores o por algoritmos, las posiciones se dividían; mientras los más habituados al mundo digital se decantaban por la neutralidad que perciben en los algoritmos, otros se decantaban porque fueran editores y periodistas quienes se encargaran de la selección informativa.