Un informe del Instituto Reuters propone varias medidas para promover el periodismo independiente en Europa

El Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (RISJ, por sus siglas en inglés) acaba de publicar un informe en el que identifica varias medidas de carácter político que sería necesario adoptar por parte de la Comisión Europea y de los estados miembro de la Unión Europea para promover un entorno en el que pueda desarrollarse el periodismo independiente.

El informe –What can be done? Digital Media Policy Options for Europe (and beyond)– está firmado por Rasmus Kleis Nielsen, director del RISJ; Robert Gorwa, experto en la regulación de plataformas y en políticas digitales transnacionales, y Madeleine de Cock Buning, profesor en la Escuela de Gobernanza transnacional de la Universidad Europea.

De acuerdo con estos expertos, para que el periodismo independiente pueda progresar en los países europeos es necesario que la actividad disfrute de ciertas condiciones de libertad, financiación y futuro. Para lograrlo, la política mediática necesita proteger la independencia y libertad de expresión de periodistas y medios; promover un entorno sostenible para el negocio de la información, y orientarse hacia el mundo digital, móvil y enfocado hacia las plataformas –que es el que demandan las audiencias-, en vez de seguir pretendiendo proteger los medios de radiodifusión e impresos, que son parte del pasado.

El informe destaca que existen una serie de amenazas a la libertad de expresión y a la libertad de medios en varios países miembros de la Unión Europea. Como primer paso, es necesario solucionar esto, antes de adoptar otras medidas a más largo plazo.

El primer paso, a continuación, sería adoptar una serie de compromisos relativos a la protección de la libertad de expresión, la libertad de medios, la protección de los periodistas y la búsqueda de una independencia real tanto de los medios de servicio público como de los reguladores de medios.

En segunda instancia, el informe propone ligar la concesión de fondos europeos al cumplimiento, con una revisión anual, de unos objetivos  en materia de libertad de expresión y de libertad de medios.

Según Kleis Nielsen, Gorwa y de Cock Buning, los negocios de los medios de comunicación convencionales están declinando con rapidez y la financiación de periodistas y medios debe combinar nuevos negocios digitales de información y diferentes formas de apoyo público, incluidas las de medios públicos independientes y organizaciones sin ánimo de lucro.

El informe destaca tres medidas como las más prometedoras a la hora de facilitar la transición del sector a nuevos modelos de negocio. En primer lugar, la reforma y expansión de las formas de apoyo al sector privado de medios de comunicación para que puedan adaptarse al futuro digital del periodismo y no para proteger sus modelos del pasado. En segundo lugar, el reconocimiento y desarrollo del rol que los medios de información públicos pueden tener dentro de un sistema de medios de información que sirva para garantizar y proteger la democracia europea. Y, en último lugar, proponen la posibilidad de desarrollar una reforma legislativa que busque facilitar la creación y financiación de medios de información sin ánimo de lucro. Respecto al futuro del periodismo independiente, el informe señala que la evolución del sector en los últimos años comporta un riesgo importante para la democracia europea. Por ello deben buscarse formas y formatos innovadores y alternativos de difusión de noticias que la gente encuentre genuinamente atractivas y valiosas. Aunque avanzar hacia el futuro es responsabilidad sobre todo de la profesión y la industria, los legisladores pueden tener un rol en esta transformación y, para ello, hay que actuar en tres direcciones: que todos los actores compitan en igualdad de condiciones dentro del mercado digitalque se pueda proveer de fondos públicos para financiar la innovación en periodismo y en los medios de información para apoyar la transición digital, y garantizar que el ecosistema de medios, basado en plataformas, esté sujeto a un sistema transparente e inteligible de rendición de cuentas, que investigadores independientes tengan acceso a los datos de los medios para efectuar sus análisis y desarrollar proyectos de alfabetización mediática dirigidos a la educación de los ciudadanos europeos.

La Comisión Europea pide a las tecnológicas que intensifiquen sus esfuerzos contra la desinformación

La Comisión Europea ha publicado los primeros informes presentados por las compañías tecnológicas y plataformas que firmaron el código de prácticas contra la desinformación el pasado mes de octubre. Según ha informado la Comisión en un comunicado, acoge con satisfacción los progresos realizados, pero al mismo tiempo pide a los signatarios que intensifiquen sus esfuerzos especialmente en el período previo a las elecciones de la Unión Europea de este año.

A la vista de los informes presentados por las  compañías tecnológicas (Google, Facebook, Twitter, Mozilla) y las asociaciones comerciales del sector de la publicidad, la Comisión concluye que ha habido algunos avances, especialmente en la eliminación de cuentas falsas y la limitación de la visibilidad de los sitios que promueven la desinformación, sin embargo, se necesitan acciones adicionales para garantizar la total transparencia de los anuncios políticos al inicio de la campaña para las elecciones europeas en todos los Estados miembros de la UE; para permitir el acceso adecuado a los datos de las plataformas con fines de investigación, y para garantizar una cooperación adecuada entre las plataformas y Estados miembros individuales a través de puntos de contacto en el sistema de alerta rápida. La implementación de este sistema fue aprobada por la Comisión el pasado mes de diciembre. (Ver AQUÍ)

Para los próximos informes, la Comisión espera que Google, Facebook, Twitter y Mozilla desarrollen un enfoque más sistemático para permitir un seguimiento y evaluación adecuados y regulares, sobre la base de los datos de rendimiento apropiados.

Un grupo de expertos recomiendan a la Comisión Europea proteger el ecosistema informativo para luchar contra la desinformación

Un grupo de expertos de alto nivel, creado el pasado mes de enero, ha publicado hoy su informe a la Comisión Europea sobre las medidas que deben adoptarse para combatir los efectos perniciosos de la desinformación en la sociedad.

Estos expertos recomiendan a la Comisión un acercamiento multidemensional al fenómeno que descanse sobre cinco pilares: reforzar la transparencia de las noticias online; promover la alfabetización mediática e informativa necesaria para moverse en un entorno de medios digitales; desarrollar herramientas que permitan a usuarios y periodistas enfrentarse a la desinformación; salvaguardar la diversidad y sostenibilidad del ecosistema europeo de medios informativos y promover una investigación continua del fenómeno.

En su informe, este grupo de expertos recomiendan unas actuaciones a corto y medio plazo basadas en la autoregulación  de los diferentes actores (plataformas digitales, medios, periodistas, especialistas dedicados a comprobar la información, creadores de contenido, intermediarios publicitarios) en función de un código de buenas prácticas.

Además, en el informe se destaca la necesidad de adoptar medidas complementarias que aumenten la resiliencia de la sociedad a largo plazo, que se traduzcan en comportamientos responsables en la sociedad en relación con la información.

Acceso al informe de los expertos AQUÍ

La mayor parte de los europeos creen que sus medios nacionales no son independientes, según el Eurobarómetro

El 57% de los europeos piensa que sus medios nacionales no les ofrecen una información libre de presiones políticas y comerciales, frente al 38% que sí creen en la independencia de esos medios. Estos datos están contenidos en un especial del Eurobarómetro, encargado por la Comisión Europea sobre pluralismo de medios y democracia, que se acaba de publicar.

De hecho, sólo en nueve de los 28 estados miembros son mayoría quienes piensan que sus medios nacionales son independientes, con Finlandia (78%) y Holanda y Dinamarca (con el 61%). En el otro extremo, entre los países donde ese porcentaje es menor se encuentran Grecia (12%), España (24%) y Chipre (25%).

También son minoría -35%- quienes piensan que sus medios públicos son independientes, frente al  60% que piensan que no lo son. En este caso es en siete de los 28 países donde es mayoría quienes se decantan por la independencia de sus medios públicos, y entre ellos se encuentran, de nuevo varios países nórdicos: Finlandia (65%), Suecia y Holanda (55%) y Dinamarca (54%). En el otro extremo, de nuevo, aparece España junto a los países donde el porcentaje de que creen que sus medios públicos son independientes es más bajo: Grecia (9%), Francia (16%) y España (20%).

Interrogados los ciudadanos europeos sobre la confianza que les merece la información que reciben de sus medios nacionales, una ligera mayoría -53%- se muestran de acuerdo, frente al 44% que no lo están. En este caso, de nuevo España está entre los países donde el porcentaje de ciudadanos confían en la información, el 38%.

Juncker anuncia la equiparación del IVA para las publicaciones impresas y digitales

El presidente de la Comisión Europea Jean-Clude Juncker anunció la semana pasada que está previsto para el año que viene una reforma del Impuesto del Valor Añadido (IVA) que contemplará la reducción de los tipos para periódicos y libros digitales con el fin de igualarlos a los vigentes en los medios impresos. Según Juncker el IVA debe ser tecnológicamente neutral y no hay razón para que en unos sitios los periódicos no incluyan IVA mientras que los diarios online estén gravados al 20%, como sucede en el Reino Unido.

En los últimos meses, la Comisión Europea ha tenido varios enfrentamientos con algunos estados miembro, como Francia o Luxemburgo, que decidieron unilateralmente la reducción de los tipos de IVA referidos a las publicaciones digitales. Dichas reducciones fueron recurridas al considerar la Comisión que se trataba de competencias que únicamente tiene ella.

Juncker hizo estas declaraciones en el transcurso de un acto organizado por la Federación Alemana de Editores de Diarios (BDZV) y en un discurso referido a la presentación de la Agenda Digital Europea. Dicha Agenda, según el presidente de la Comisión continuará contemplando en Europa los derechos de autor sobre la propiedad intelectual.

La Comisión Europea reabre la investigación sobre la posición de mercado de Google

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha declarado que su departamento ha decidido solicitar a Google nuevas modificaciones para evitar una posición de dominio en el mercado a la vista de las alegaciones realizadas por las partes implicadas y ante el principio de acuerdo alcanzado entre la Comisión y la compañía del buscador (ver aquí y aquí).

Con toda probabilidad será ya la próxima Comisión Europea, presidida por Jean Claude Juncker, que tomará posesión en noviembre, la que tendrá que tomar una decisión al respecto.

Los editores europeos, contrarios a que desaparezcan los tipos reducidos de IVA de los diarios

La Asociación Europea de Editores de Periódicos (ENPA) han enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; al comisario de Hacienda, Algirdas Semeta, y a la vicepresidenta Neelie Kroes, responsable de la agenda digital, para expresar su rechazo por las conclusiones de un informe encargado por la Comisión sobre la economía digital.

En el informe se sugiere que diarios y revistas deben tener el mismo tipo de IVA en sus versiones impresas y digitales, pero ello implicaría inevitablemente que se abandonaran las tarifas reducidas, superreducidas y cero que actualmente tienen diarios y revistas impresos.

Según la ENPA dichos tipos reducidos son esenciales debido al papel que desempeña la prensa en los países democráticos y que los legisladores europeos han reconocido durante mucho tiempo. Por ello lo que proponen es equiparar los tipos de IVA de medios impresos y digitales, pero en el nivel más bajo, lo que facilitaría el acceso de los ciudadanos a la prensa.

Google y la Comisión Europea alcanzan un acuerdo sobre búsquedas y servicios especializados

La Comisión Europea y la compañía estadounidense Google han alcanzado un acuerdo sobre los servicios de búsqueda y otros servicios especializados prestados por la compañía, según ha informado el comisario de la Competencia Joaquín Almunia hoy en una rueda de prensa.

La Comisión, finalmente, se ha dado por satisfecha con la tercera propuesta hecha al respecto por la compañía del buscador, en la que ésta propone una serie de modificaciones en la presentación de las búsquedas y del sistema de baja de los servicios especializados (como Google News), así como la eliminación de las restricciones para aquellas webs que contraten servicios publicitarios competidores de Google. En el acuerdo se contempla, finalmente, la creación de un organismo independiente que controlará la actuación del buscador durante los próximos cinco años con el fin de verificar que se cumplen los acuerdos alcanzados.

El acuerdo deberá ser validado por la Comisión Europea en los próximos meses, plazo en el que está previsto también comunicar los resultados del acuerdo a las entidades que habían presentado quejas por la actuación de la compañía del buscador. Dentro de estas entidades se encontraban la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y la Asociación de Revistas de Información (ARI). Las entidades personadas en el contencioso tendrán todavía la oportunidad de expresar sus posiciones antes de que la Comisión Europea adopte la decisión final.

El pasado mes de diciembre, según informó el comisario Almunia, y tras dos propuestas de Google consideradas insatisfactorias, la Comisión instó a la compañía del buscador a realizar una propuesta definitiva, que de no haber sido aceptada habría dado paso a un expediente de infracción.

Respuesta de los editores

Después de conocerse el acuerdo, las asociaciones europeas de editores de diarios y revistas hicieron público un comunicado crítico con la decisión. De acuerdo con la European Newspaper Publishers Association (ENPA) y la European Magazine Media Association (EMMA) «las propuestas de Google a día de hoy no impiden el mantenimiento abusivo de la promoción de los propios servicios de Google, sino que consagran la legalización de este favoritismo».

Según el presidente de la ENPA, Ivar Rusdal, si se legitima lo que considera un comportamiento anticompetitivo de Google, «ello tendrá un efecto devastador para el desarrollo y mantenimiento no sólo de la prensa independiente sino también del conjunto de las industrias creativas europeas».

A este respecto, los editores de prensa diaria y revistas siguen demandando igual tratamiento en las búsquedas y el despliegue de resultados de contenidos en el buscador; la necesidad de un consentimiento previo para utilizar el contenido de los editores; la posibilidad de marcar los contenidos indicando los permisos y restricciones en su uso; que no haya perjuicios directos o indirectos apara quienes restrinjan el uso de contenido por Google, e idéntico trato para los agregadores de noticias y los portales de los editores.

La Comisión Europea abre una investigación sobre los acuerdos entre los estudios y las TV de pago

La Comisión Europea ha abierto una investigación formal al sector de la televisión de pago por prácticas contrarias a la competencia, según ha informado hoy 13 de enero la Comisión en un comunicado.

La investigación se centra  en determinados aspectos contenidos en los acuerdos de licencia firmados entre estudios de cine de Estados Unidos (Twentieth Century Fox, Warner Bros., Sony Pictures, NBCUniversal, Paramount Pictures) y los principales operadores de televisión de pago europeos, entre los que se encuentra la compañía española DTS (participada por Prisa, Mediaset y Telefónica) junto a BSkyB en el Reino Unido, Canal Plus en Francia, Sky Italia en Italia y Sky Deutschland en Alemania.

La Comisión va a investigar, en concreto, determinados aspectos que impiden a los operadores proporcionar sus servicios más allá de unos territorios determinados y por ello rechazan a potenciales suscriptores de otros estados miembro.

Ver comunicado de la Comisión Europea

La Comisión Europea propone reactivar el uso y acceso a la información del sector público

La Comisión Europea ha puesto en marcha una estrategia para potenciar la utilización de la información recogida por los organismos y servicios públicos, con la que se espera que se generen unos dividendos de unos 40 000 millones de euros al año.
Esta estrategia tiene tres líneas principales: en primer lugar, la Comisión dará ejemplo, abriendo su información al público de forma gratuita mediante un nuevo portal de datos (que ya ha sido contratado); en segundo lugar, se crearán unas condiciones equitativas en toda la UE en materia de datos abiertos; por último, se destinarán 100 millones de euros entre 2011-2013 para financiar la investigación en la mejora de las tecnologías de tratamiento de datos. Continue reading