El BCG indaga sobre el valor que los consumidores europeos reciben de internet

Al igual que hizo en los Estados Unidos hace unos meses, el Boston Consulting Group (BCG) ha realizado un estudio sobre el valor neto que perciben los europeos de los servicios obtenidos de internet y de los soportes convencionales. De acuerdo con el estudio, en los nueve países estudiados (entre los que no se encuentra España) el valor percibido por los consumidores de los medios online oscila entre el 40% y el 60%.

El valor percibido neto o consumer surplus  se calcula como el valor percibido menos el precio pagado. En el caso de Europa, según el estudio, los consumidores conectados a internet valoran el entretenimiento, la información y las noticias que consumen en unos 2.700 euros al año. A esa cifra deben restársele los costes de obtenerlos, que se sitúan en unos 600 euros; de los 2.100 euros restantes, los consumidores consideran que 1.100 euros proceden de los medios online, y unos 1.000 euros de los medios convencionales.

El valor percibido de los medios online cambia rápidamente como muestra el que tres cuartas partes de los encuestados para el estudio declararon que ahora accedían a un contenido de mayor calidad que hace tres años; que casi dos tercios esperan que esa calidad continúe aumentando y que la mayoría busca online contenidos que no encuentran en otros sitios.

De los medios estudiados, el mayor valor, según perciben los consumidores, lo aportan los juegos, los diarios y revistas internacionales y los diarios y revistas nacionales, mientras que los que menos valor aportan son los libros, las televisiones y los cines y la radio y la música.

Un estudio del BCG indaga en el valor que los consumidores dan a los medios online y a los convencionales

Los consumidores de Estados Unidos atribuyen un valor percibido neto (“consumer surplus” calculado como valor percibido menos precio pagado) de 967 dólares a los medios online, mientras que a los medios convencionales les atribuyen 904 dólares, según un estudio realizado por el Boston Consulting Group (BCG).

Según el estudio, cada usuario conectado valora los servicios recibidos por internet en 1.132 dólares, mientras que el coste por acceder a ellos se sitúa en 165 dólares. En el caso de los medios convencionales el valor atribuido es mayor (1.600 dólares), pero el coste por ellos, también (696 dólares).

El mayor peso de los medios online, en cualquier caso, se deriva de la inclusión en el estudio del contenido generado por los usuarios y las redes sociales, algo que no tiene equivalente en el mundo de los medios convencionales.  Si no se considera este apartado, el valor atribuido neto de los medios convencionales se mantiene en los 904 dólares, mientras que el correspondiente a los medios online se reduce hasta 657 dólares.

En el estudio se analiza medio a medio el valor percibido neto. La diferencia se inclina a favor de los medios online en el caso de la televisión y el cine (159 dólares para los medios online frente a 128 dólares en el caso de los convencionales), los videojuegos (126 frente a 40 dólares) y las revistas y diarios internacionales (38 frente a 12 dólares). La diferencia se inclina a favor de los medios convencionales en el caso de los libros (315 dólares para los medios convencionales frente a 83 dólares para los medios online), la radio y la música (261 frente a 132 dólares) y las revistas y diarios nacionales (147 frente 119 dólares).

Internet ya representa el 2,2% del PIB español, según un estudio del Boston Consulting Group

Internet ya aporta de forma directa 23.400 millones de euros al Producto Industrial Bruto (PIB) de España, lo que representa un 2,2% del mismo, según el estudio España Conecta, realizado por la consultora Boston Consulting Group (BGC), por encargo de Google España y realizado con los últimos datos disponibles, correspondientes a 2009. Según el BGC, internet podría aportar al PIB español 63.000 millones de euros en 2015.
El estudio España Conecta está realizado sobre el modelo de un estudio anterior encargado a la misma consultora pero sobre el mercado británico.
En el caso de España, la aportación directa de internet se reparte en: 14.000 millones de euros de consumo privado asociado a la red (comercio electrónico, banda ancha y dispositivos yb terminales de acceso); 8.400 millones de euros correspondientes a la inversión privada en banda ancha y equipamiento, y 5.900 millones de gasto e inversión públicos relacionados con internet. Del total -28.300 millones- habría que detraer el mayor volumen de importaciones que de exportaciones asociadas a internet y que ascendió a 4.900 millones de euros.
En cualquier caso, la cifra de 23.400 millones se trata de la aportación directa al PIB, ya que internet tiene un impacto indirecto en la mayor parte de los sectores de la economía española. En este sentido, el estudio del BCG señala que más de las tres cuartas partes del PIB se generan en sectores en los que internet está transformando procesos claves como compras, marketing o ventas; que el comercio electrónico entre empresas ya se sitúa en los 157.000 millones de euros; que los consumidores gastaron 38.000 millones en productos sobre los que se informaron en la red, o que la publicidad online ya alcanzó los 654 millones de euros.