El Parlamento Europeo aprueba una nueva normativa audiovisual que incluye a las plataformas

El Parlamento Europeo acaba de aprobar una nueva normativa audiovisual –basada en una propuesta de la Comisión Europea y fruto de un acuerdo entre el Consejo y el Parlamento- que entre sus puntos principales contempla una mayor protección de los niños, unos nuevos límites a la publicidad y el impulso a la producción audiovisual europea, con medidas como la imposición de cuotas de programación a las nuevas plataformas de distribución en streaming, como Netflix, YouTube y Facebook, pero también para las retransmisiones en directo en estas plataformas.
Por lo que se refiere al refuerzo en la protección de los menores, los proveedores de servicios audiovisuales deberán tomar medidas para combatir el contenido que incite a la violencia, el odio y el terrorismo, y la violencia gratuita y la pornografía estarán sujetas a reglas estrictas.
Además, las plataformas en las que se comparten videos serán responsables de reaccionar cuando los usuarios detecten la existencia de contenido perjudicial. Aunque no se establecen filtros previos, las plataformas tendrán que crear un mecanismo transparente, sencillo y efectivo para permitir a los usuarios marcar el contenido o notificarlo a los administradores del sitio.
Por lo que se refiere a la publicidad, podrá suponer un máximo del 20% del tiempo de emisión entre las 6:00 y las 18:00. El mismo límite del 20% se aplicará al horario de máxima audiencia, que queda fijado entre las 18:00 y las 0:00.
También habrá nuevas reglas sobre publicidad y posicionamiento de productos en los programas infantiles. Tanto esta técnica publicitaria como la teletienda estarán vetadas en los programas para niños. Además, a la hora de trasponer la directiva, los países podrán decidir si también quieren prohibir los patrocinios en estos programas.
Con objeto de impulsar la diversidad cultural en el sector audiovisual europeo, las plataformas de video a la carta estarán obligadas a incluir en su catálogo un mínimo del 30% de contenido europeo.
Estas plataformas también tendrán que contribuir al desarrollo de la producción audiovisual europea, mediante inversión directa en contenido o con contribuciones a los fondos nacionales. El nivel de contribución en cada país deberá ser proporcional a sus ingresos por video a la carta en ese país.
Ahora, el texto legislativo deberá ahora ser adoptado formalmente por el Consejo de Ministros para su publicación en el Diario Oficial. Los Estados miembros tendrán 21 meses a partir de esa fecha para trasladar los cambios a la legislación nacional.

Los medios abordan las narrativas transmedia como una herramienta para ampliar y conocer sus audiencias

Actualmente todos los productos audiovisuales -sean series, realities e, incluso informativos- se desarrollan en un entorno digital, que es en el que se mueve la audiencia. Por este motivo, dice Francisco Sierra, director de contenidos multimedia de Atresmedia, desde el momento en que se decide el lanzamiento de un nuevo espacio (en el caso de las televisiones) trabajan en paralelo la cadena y el área de multimedia.

Y ese trabajo conjunto se planifica teniendo en cuenta tanto la futura emisión del programa como su presencia o complemento en la web, en las redes sociales, en posibles programas de videojuegos o, más recientemente, mediante técnicas de realidad virtual y cada uno de ellos con sus propios lenguajes. Todo ello da lugar al fenómeno de las narrativas transmedia.

En la presentación del Trasnmedia Day, organizado por el grupo de comunicación  Bertelsmann en Madrid, el especialista en transformación digital Gonzalo Martín enmarcó el transmedia como un universo (la historia en la que descansa) al que se accede desde múltiples puntos de entrada (según las tecnologías, plataformas y narrativas empleadas) y que se basa en la existencia de un público o audiencia que participa en el fenómeno.

La base de dicho universo, según Pablo Lara, experto en transmedia de la serie El Ministerio del Tiempo, no puede ser otra que una buena historia, «ya que son estas las que permite que se abran paso los distintos formatos empleados y no al contrario». En cierto sentido, según Lara, lo que buscan los proyectos transmedia es recuperar hábitos clásicos; en el pasado se escuchaban los seriales radiofónicos o se veía la televisión en grupo y hoy, pese a que el consumo suele ser individual, la experiencia es colectiva gracias al uso, por ejemplo, de las redes sociales.

Uno de los problemas que plantea el fenómeno transmedia es el de su medición, ya que al emplearse tantos medios de acceso diferentes resulta prácticamente imposible contar con un dato de audiencia global, aunque sí proporciona un gran volumen de información sobre los públicos implicados. Y, según se señaló en el transcurso de la jornada, no disponer de una medición idónea va en contra del uso de este tipo de narrativas que, a fin de cuentas, exigen siempre unas inversiones adicionales a las del producto principal (la serie, el programa, el libro, la película) de las que no resulta sencillo calcular su rentabilidad final.

Vocento integra su negocio de producción audiovisual con el del grupo Iniciativas Digitales

El grupo de comunicación Vocento ha llegado a un acuerdo con Iniciativas Digitales, liderado por el empresario audiovisual José Velasco, para integrar su negocio de producción Veralia Contenidos Audiovisuales junto a las productoras Zebra Producciones y Prima-Zebrastur. Las tres compañías se integrarán en la sociedad Izen Producciones Audiovisuales, de la que Iniciativas Digitales tendrá el 55% y Vocento el 45% restante.

Según un comunicado remitido por Vocento a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la combinación de estas sociedades creará «una nueva entidad de producción audiovisual independiente  que genera mayor capacidad creativa y mejores posibilidades de sinergias de ingresos y costes y de potencial internacional».

Vocento era propietario del 69,99% de Veralia Contenidos Audiovisuales, a través de Veralia Corporación. Entre los socios de Veralia Corporación se encuentra, además de Vocento, el fondo de inversión Diana Capital.

Previamente a la integración de Veralia Contenidos Audiovisuales en Izen, Vocento procedió a la venta de la sede de la productora en una operación valorada en  4,1 millones de euros.

Los ingresos del sector audiovisual en España crecieron el año pasado el 2,6%

En el ejercicio 2016, los ingresos del sector audiovisual en nuestro país ascendieron 5.865,67 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 2,6% frente a los 5.719,16 millones de 2016, según los datos agregados de los cuatro trimestres, que acaba de hacer públicos la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Dichos ingresos incluyen los  ingresos publicitarios de la radio y la televisión, las cuotas de la televisión de pago, el pago por ver (PPV) y el vídeo bajo demanda, las subvenciones a las radiotelevisiones públicas y un pequeño apartado de otros ingresos.

De las tres mayores partidas (publicidad, cuotas de abono y subvenciones, que representan el 97% del total), el mayor crecimiento lo experimentaron las cuotas de abono a la TV de pago (+11,9% hasta 1.767,11 millones), seguidas por los ingresos publicitarios (+3,6% hasta 2.148,30 millones) y las subvenciones (+1,5% hasta 1.754,74 millones).

El crecimiento de 2016 -el citado 2,6%- contrasta con el del 6,2% del año pasado y la cifra total de ingresos -los 5.865,67 millones- es un 12,9% inferior a la que se registraba antes de la crisis (6.732,45 millones, en 2007).

También puede reseñarse que el peso de las subvenciones en el conjunto de ingresos ha aumentado significativamente; si en 2007 representaban el 15,4%, el año pasado fueron el 29,9%.

La televisión de pago crece en abonados y desciende en ingresos, según los datos de la CNMC

En el periodo enero-septiembre de 2016, el sector audiovisual (incluyendo la televisión de pago, la televisión en abierto y la radio) registró unos ingresos de 2.956 millones de euros, un 0,5% más que en el mismo periodo de 2015, según los datos estadísticos que acaba de publicar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El estancamiento del sector (+0,5%) de 2016 contrasta con los incrementos registrados en 2014 (+3,3%) y sobre todo 2015 (+10,0%).

Los datos de la CNMC muestran que la televisión en abierto y la radio, cuyos ingresos descansan en la inversión publicitaria, tuvieron unos crecimientos significativos; del 5,8 y del 2,6%, respectivamente. Frente a ellos, la televisión de pago registró un descenso del 4,6% en su cifra de ingresos.

La causa del descenso de los ingresos de esta modalidad televisiva debe buscarse en el origen de los mismos. En el primer trimestre de 2013 el ingreso por abonado era de 89,4 euros, mientras que en el tercer trimestre del año pasado ese ingreso había caído a 73,8 euros, un 17%.

Al principio del periodo, los abonados a la televisión vía satélite (Digital+, principalmente) eran 1,69 millones y representaban un ingreso por abonado de 133 euros. En el tercer trimestre de 2016, con Digital+ ya integrada en Telefónica, los abonados de la TV por satélite habían caído a 952.579 y aunque el ingreso por abonado creció (hasta 148 euros) su contribución al conjunto de los ingresos audiovisuales se redujo de 225 millones a 140 millones.

Vídeos cortos y series de televisión son los contenidos audiovisuales que más se consumen online

Los españoles que consumen contenidos audiovisuales online se decantan por los vídeos cortos, en un 54,3%, las series de televisión, en el 49,2% y las películas, en el 34,2%, según los datos referidos al segundo trimestre de 2016 del Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y las Comunicaciones (CNMC). Otros contenidos demandados son el contenido generado por amigos y familiares (30,8%) y los informativos (20,5%).

En los datos del panel también se recoge que algo más de una tercera parte de los encuestados (el 34,6%) consumen este tipo de contenidos y de ellos el 53,7% declara ver programas de televisión emitidos con anterioridad. Para hacerlo, emplean plataformas como Flooxer, de Atresmedia (45,0%), Rtve.es (37,2%), Mitele, de Mediaset (34,8%) y Yomvi, de Telefónica (14,5%). Precisamente Atresmedia y Mediaset han anunciado en las últimas semanas medidas para potenciar el consumo de su contenido audiovisual online.

Por lo que se refiere al pago por el contenido audiovisual online, el 89,3% de los hogares con acceso a internet declara que no utiliza plataformas de pago.

Motivos para ver la televisión

Dentro de la encuesta que se hace al panel también se pregunta, al conjunto de los individuos, por qué es lo que les motiva para ver la televisión y el entretenimiento (89,8%) y la información (61,3%) son los motivos principales, seguidos a considerable distancia por la educación (18,5%) y el sentirse acompañados (16,2%).

El sector audiovisual vuelve a crecer con fuerza, impulsado por la TV de pago

El año pasado el sector audiovisual generó unos ingresos de 5.963,23 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 10,8% respecto a los 5.382,77 millones del año anterior, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Este aumento es cinco veces mayor al registrado en 2014.

Entre las distintas fuentes de ingresos del sector audiovisual cabe reseñar que las cuotas de la televisión de pago aumentaron el 13,5% hasta alcanzar los 1.567,69 millones, aunque la mayor aportación correspondió a la publicidad (2.090,26 millones, un 6,8% más), seguida por las subvenciones (1.728,65 millones, un 6,9% más).

Por lo que se refiere a los ingresos publicitarios, en el caso de la televisión crecieron el 5,8%, al pasar de 1.627,16 millones a 1.721,16 millones. De ellos el 92,4% correspondieron a las televisiones privadas.

Por lo que se refiere a los ingresos publicitarios de la radio, aumentaron el 12,0% al pasar de 329,54 millones a 369,1 millones.

En el caso de la televisión de pago, Telefónica se ha convertido en el operador dominante, puesto que los 1.494,67 millones de su marca Movistar representan el 72,3% de los ingresos de este capítulo, y eso que el año pasado todavía los correspondientes al primer trimestre se los anotó DTS, entonces del grupo Prisa. Tras Telefónica se situaría Vodafone (después de haber absorbido Ono), aunque sus ingresos -162,16 millones- representan poco más del 10% de los de Telefónica.

Uteca plantea que los operadores de televisión no puedan financiarse a la vez con publicidad y con cuotas de suscripción

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA) ha hecho público un comunicado con el título «Propósitos para un año nuevo», que recoge sus propuestas por si durante la legislatura que ahora se inicia, los poderes legislativo y ejecutivo se plantean abordar la reforma de las diferentes normas que configuran el marco en el que opera la industria de la televisión.

Entre las propuestas o planteamientos de Uteca  y en relación a la competencia entre los operadores de TDT y los de otras plataformas de distribución de televisión, la asociación de televisiones comerciales solicita «equidad en el tratamiento de las distintas plataformas audiovisuales» y pide que se considere la incompatibilidad entre la financiación mediante publicidad con otras fuentes como presupuestos públicos o cuotas de suscripción.

Además, Uteca apuesta por una reforma de la Ley General de la Comunicación Audiovisual «que fortalezca el régimen de licencias, eliminando limitaciones innecesarias, y asegurando la reserva a los licenciatarios del espectro radioeléctrico necesario para ofrecer a los ciudadanos un servicio de televisión de alta calidad, con capacidad para abordar las evoluciones tecnológicas en el marco de una opción gratuita».

En relación con la planificación y gestión del espectro radioeléctrico, que utilizan tanto las operadoras de televisión digital terrestre (TDT) como, por ejemplo, las operadoras de telecomunicaciones, Uteca reivindica la utilización por las televisiones de una parte de ese espectro y considera imprescindible la planificación a medio y largo plazo del mismo, así como la colaboración público-privada en los procesos «de modificación de la actual asignación espectral».

En materia de propiedad intelectual, Uteca considera prioritaria una revisión general de la Ley (recientemente reformada) y demanda la eliminación lo que entiende que son dobles y triples pagos por un mismo uso de contenidos sujetos a protección.

Por último y en relación al papel de las televisiones en materia de producción audiovisual, Uteca considera urgente y necesaria una reforma de la Ley del Cine que otorgue a las televisiones un trato de equidad en obligaciones y derechos «con las productoras cinematográficas integradas en grupos audiovisuales calificados como independientes». Actualmente, las operadoras de televisión tienen la obligación de destinar un porcentaje de sus ingresos (el 5%, las privadas, y el 6% las públicas) a la producción de cine.

En el primer semestre, los ingresos del sector audiovisual crecieron un 12,2%

Entre enero y julio de 2015, los ingresos del sector audiovisual ascendieron a 2.977,2 millones de euros, un 12,2% más que los 2.653,4 millones del mismo periodo del año pasado, según los datos provisionales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Si no se tienen en cuenta las subvenciones, los ingresos habrían aumentado el 15,0% hasta alcanzar los 2.113,3 millones.

Por partidas, los mayores incrementos los experimentaron los ingresos correspondientes al pago por visión, que crecieron el 26,9% hasta 16,2 millones, y los de las cuotas de la televisión de pago, que aumentaron el 23,5% hasta 806,0 millones de euros.

La partida principal de los ingresos corresponde a la publicidad que creció el 8,5% hasta alcanzar los 1.061,2 millones de euros. De esa cifra, el 83% (877,9 millones con un incremento del 8%) correspondió a la publicidad televisiva, y el 17% (183,3 millones, con un crecimiento del 12%), a la radiofónica. Por lo que se refiere a la televisiva, el 92,9% fue captada por las televisiones privadas.

Los ingresos del sector audiovisual superaron los 1.000 millones en el último trimestre de 2014

Los ingresos captados por la televisión en abierto, la televisión de pago y la radio en el último trimestre de 2014 fueron de 1.090,6 millones de euros, según los datos del informe trimestral sobre el sector audiovisual que realiza la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). No se superaba el listón de los 1.000 millones trimestrales desde el último de 2012 cuando se alcanzaron los 1.001,5 millones.

En el trimestre, y en relación con el mismo periodo del año pasado, la televisión en abierto creció el 5,5 % hasta 504,2 millones, la televisión de pago el 14,8 % hasta 485 millones y la radio el 4,8 % hasta 101,4 millones. Los tres segmentos de la industria audiovisual registraron los mejores ingresos trimestrales de los últimos dos años.

Por lo que se refiere a los ingresos publicitarios, los correspondientes a televisión ascendieron a 487,7 millones, de los cuales 476,9 millones (+6,9%) correspondieron a la televisión en abierto y los 10,8 millones restantes a la publicidad de la televisión de pago.

Y por lo que se refiere a la publicidad de la televisión en abierto, 208,8 millones correspondieron a Atresmedia; 207,9 millones, a Mediaset; 21,6 millones, al resto de las televisiones privadas, y 38,7 millones, a las televisiones públicas. A tenor de estas cifras, Atresmedia y Mediaset captaron el 87,4 % de la inversión publicitaria en la televisión en abierto.