Los editores de revistas y de revistas profesionales reclaman la aplicación del IVA reducido a las publicaciones digitales

Los editores de revistas agrupados en ARI y en Coneqtia han solicitado oficialmente al Gobierno que aplique el mismo IVA de las revistas en papel (el 4%) a sus ediciones digitales, gravadas ahora al 21%.

El Consejo de Ministros de Economía (Ecofin) de la Unión Europea aprobó el 6 de noviembre la posibilidad de reducir el IVA digital de revistas, diarios y libros equiparando su tratamiento fiscal al de sus ediciones en papel y el pasado día 13 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea, por lo que en un plazo de 20 días ya podría aplicarse. En realidad, el Ecofin aprobó la posibilidad de que los estados que quieran unifiquen el tipo de IVA en ambos formatos de publicación. Ahora, y es decisión de cada estado, se les podrá aplicar el tipo reducido, superreducido o cero (en el caso de España, el 8%, el 4% o el 0%).

Según un comunicado conjunto de ARI y Coneqtia los ingresos por difusión digital de los editores harían imperceptible para el Estado, en la recaudación total, la asimilación del impuesto de las ediciones en papel a los contenidos digitales, mientras que sería muy positivo para los editores de revistas y publicaciones periódicas y para el conjunto de la ciudadanía puesto que permitiría poder potenciar definitivamente el consumo de las publicaciones online como una alternativa más de acceso a sus contenidos.

ARI es la Asociación de Revistas de Información, que agrupa a una parte importante de las revistas de consumo, mientras que Coneqtia es la asociación de los editores de revistas profesionales y técnicas.

Los contenidos y el vínculo con el lector, factores que favorecen la vuelta de la publicidad a las revistas

El consejero delegado de la editora de revistas británica Time Inc., Marcus Rich, sostiene que la publicidad en las revistas crecerá en el futuro, por las especiales características que este soporte ofrece a los anunciantes en un escenario de medios en transición. Así lo manifestó hace unos días en el transcurso del Foro de revistas ARI-Coneqtia en una conferencia sobre el poder de las revistas en el mundo de los medios actual.

A juicio de Rich, el punto de partida reside en la afinidad que el público tiene con los medios impresos que es mayor que la que tienen con los digitales. Sin embargo, la realidad es que, con la expansión sufrida por el mundo de los medios en las últimas décadas se ha producido una drástica caída de la atención que el consumidor puede prestar a esos medios. Ello ha llevado a que algunos analistas y consultores, como Goldman Sachs, prevean que en los próximos años se produzca una gran reestructuración en el mundo de la publicidad y del marketing.

Ante esa reestructuración, las revistas tienen que jugar sus bazas para seguir ocupando un lugar en el mundo de los medios. Según el directivo de Time Inc. la primera de esas bazas es algo que siempre ha sido el componente fundamental del medio, un contenido atractivo, creado por periodistas experimentados que saben qué apasiona a los lectores.

En segundo lugar, según Rich, por la mayor eficacia de los medios impresos que, según sus estudios, hacen aumentar las métricas de persuasión, especialmente cuando se combinan con campañas en soportes como la televisión o los medios digitales.

Por último, y considerando el peso que podría tener en el futuro la publicidad nativa o contenido de marcas, que algunos estudios sitúan en el 74% para 2020, Rich sostiene que las revistas son su soporte natural, sobre todo si se consideran los efectos negativos que se producen cuando el consumidor encuentra publicidad en contextos inadecuados.

En cualquier caso, el directivo de Time Inc. se manifestó partidario de superar el concepto del contenido como “commodity”, ya que es el auténtico motivo de atracción del consumidor.

Google y la Comisión Europea alcanzan un acuerdo sobre búsquedas y servicios especializados

La Comisión Europea y la compañía estadounidense Google han alcanzado un acuerdo sobre los servicios de búsqueda y otros servicios especializados prestados por la compañía, según ha informado el comisario de la Competencia Joaquín Almunia hoy en una rueda de prensa.

La Comisión, finalmente, se ha dado por satisfecha con la tercera propuesta hecha al respecto por la compañía del buscador, en la que ésta propone una serie de modificaciones en la presentación de las búsquedas y del sistema de baja de los servicios especializados (como Google News), así como la eliminación de las restricciones para aquellas webs que contraten servicios publicitarios competidores de Google. En el acuerdo se contempla, finalmente, la creación de un organismo independiente que controlará la actuación del buscador durante los próximos cinco años con el fin de verificar que se cumplen los acuerdos alcanzados.

El acuerdo deberá ser validado por la Comisión Europea en los próximos meses, plazo en el que está previsto también comunicar los resultados del acuerdo a las entidades que habían presentado quejas por la actuación de la compañía del buscador. Dentro de estas entidades se encontraban la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y la Asociación de Revistas de Información (ARI). Las entidades personadas en el contencioso tendrán todavía la oportunidad de expresar sus posiciones antes de que la Comisión Europea adopte la decisión final.

El pasado mes de diciembre, según informó el comisario Almunia, y tras dos propuestas de Google consideradas insatisfactorias, la Comisión instó a la compañía del buscador a realizar una propuesta definitiva, que de no haber sido aceptada habría dado paso a un expediente de infracción.

Respuesta de los editores

Después de conocerse el acuerdo, las asociaciones europeas de editores de diarios y revistas hicieron público un comunicado crítico con la decisión. De acuerdo con la European Newspaper Publishers Association (ENPA) y la European Magazine Media Association (EMMA) “las propuestas de Google a día de hoy no impiden el mantenimiento abusivo de la promoción de los propios servicios de Google, sino que consagran la legalización de este favoritismo”.

Según el presidente de la ENPA, Ivar Rusdal, si se legitima lo que considera un comportamiento anticompetitivo de Google, “ello tendrá un efecto devastador para el desarrollo y mantenimiento no sólo de la prensa independiente sino también del conjunto de las industrias creativas europeas”.

A este respecto, los editores de prensa diaria y revistas siguen demandando igual tratamiento en las búsquedas y el despliegue de resultados de contenidos en el buscador; la necesidad de un consentimiento previo para utilizar el contenido de los editores; la posibilidad de marcar los contenidos indicando los permisos y restricciones en su uso; que no haya perjuicios directos o indirectos apara quienes restrinjan el uso de contenido por Google, e idéntico trato para los agregadores de noticias y los portales de los editores.