En 2020 el 53% de los ingresos del grupo Bertelsmann correspondieron a actividades digitales

En el ejercicio de 2020 el grupo alemán Bertelsmann generó unos ingresos de 17.613 millones de euros, una cifra un 3,9% inferior a los 18.331 millones de 2019 ,según la información hecha pública por el grupo a comienzos de marzo .El año pasado, los ingresos digitales representaron el 51%  de los totales.

por lo que se refiere al beneficio bruto de explotación (sin contar depreciaciones ni impuestos) ascendió a 3.143 millones de euros, frente a los 2.887 millones del año anterior, el 8,9% más.

Por áreas de actividad, estaca la división audiovisual RTL,  cuyos ingresos se redujeron en 2020 el 9,5% hasta 6.017 millones, seguida por la división de servicios Arvato (+ 5% hasta 4.382 millones) y la editorial Penguin Random House (+4,6% hasta 3.802 millones .

el resultado final del grupo fue de 1.459 millones de euros frente a los 1.091 millones del ejercicio precedente .

Bertelsmann está presente en España, entre otras participaciones, con el 19% del grupo audiovisual Atresmedia.

IAB Spain estima la inversión en publicidad digital en España en 3.029 millones

El año pasado la inversión en publicidad digital en España ascendió a 3.029,5 millones de euros, según lo estimado en el Estudio de Inversión Publicitaria en Medios Digitales, que realiza la asociación de marketing digital IAB Spain, con el apoyo de la consultora PriceWaterhouseCoopers (PWC). La inversión se redujo el 3,8% respecto a los 3.150,2 millones de un año antes.

Más del 89% de esa inversión la concentran las búsquedas o search (977,3 millones, el 32,3%), las redes sociales (835,1 millones, el 27,6%) y la publicidad display o gráfica (889,9 millones, el 29,4%). Esta última cantidad se distribuye entre el display propiamente dicho (538,6 millones), el video (268,0 millones), el contenido patrocinado (58,1 millones) y la publicidad nativa (25,2 millones).

Cantidades menores se destinan a clasificados digitales (233,8 millones), exterior (49,3 millones), el audio digital (38 millones) y la televisión conectada (6,1 millones).

La estimación de la inversión se realiza con los datos aportados por 66 empresas.

La publicidad digital superó a la tradicional por primera vez en 2020, según el estudio i2p

En el ejercicio 2020, la publicidad digital representó el 52,2% de la inversión, frente a la tradicional o convencional que captó el otro 47,8%, según el estudio i2p, que realiza la consultora Media HotLine , con datos de la compañía de control de la inversión Arce Media. Un año antes el reparto había sido del 41,7/58,3% respectivamente.

En el ejercicio, la inversión publicitaria alcanzó los 5.345,2 millones de euros, un 17,2% menos que en 2019 cuando fue de 6.451,6 millones. Según Media HotLine, “La caída de la inversión publicitaria ha estado estrechamente ligada a la situación de crisis sanitaria producida por la pandemia COVID-19 y los sucesivos decretos de estado de alarma decretados por el Gobierno…” De hecho, en el periodo marzo – junio el mercado publicitario perdió 897 millones de euros, el 81% del total perdido en el año.  

En el caso de los medios (televisión, diarios, radio, exterior, revistas, dominicales y cine) e incluidas sus versiones digitales, la inversión publicitaria alcanzó los 3.045,5 millones, frente a los 3.942,2 millones de un año antes, lo que representa un descenso del 22,7%. Estos medios representan el 57% de la inversión publicitaria.

Un segundo grupo de soportes, que incluye portales, comercio electrónico, y weblogs, entre otros, captó 193,2 millones de euros (236,4 millones en 2019), con un descenso del 18,3%.

Finalmente, el grupo de soportes que incluye influyentes, clasificados digitales, redes sociales y enlaces y búsquedas ascendió a 2.106,5 millones, un 7,3% menos que los 2.273,0 millones de un año antes.

Adevinta España cerró 2020 con un retroceso del 13% de su beneficio bruto de explotación

El grupo de clasificados Adevinta España generó en 2020 un beneficio bruto de explotación (EBIDTA) de 52,6 millones de euros, cifra un 13% inferior a los 60,5 millones del ejercicio 2019, según la información distribuida por su matriz en Noruega.

Los ingresos de Adevinta en nuestro país ascendieron a 164,7 millones de euros, frente a los 182,0 millones de un año antes, lo que representa un descenso del 9%.

Para su matriz, Adevinta, el ejercicio fue algo mejor, si bien no logró impedir un descenso del 2% en sus ingresos (hasta los 727,2 millones) y del 6% en su EBIDTA (hasta 193,5 millones).

En España, Adevinta tiene marcas de clasificados como Fotocasa, Infojobs, Habitaclia o Milanuncios.

Las plataformas por suscripción llevan el mercado europeo de vídeo a la carta hasta los 11.600 millones de euros

El año pasado, el mercado europeo de vídeo a la carta ascendió a 11.600 millones de euros, según las estimaciones del estudio Tendencias del mercado de vídeo a la carta en la Europa de los 28, del Observatorio Audiovisual Europeo.

Esos 11.600 millones de 2020 contrastan con los 388,8 millones del año 2020 y se deben, fundamentalmente, a la gran expansión de los servicios por suscripción de video a la carta (SVOD, por sus siglas en inglés), ofertados por compañías como Netflix, Amazon o el YouTube, de Google.

El mercado de SVOD, según dicho estudio, pasó de 12,1 millones a 9.700 millones entre 2010 y 2020.

Sin embargo, y a pesar de tan espectacular crecimiento, el mercado de video a la carta aún representa una pequeña parte del mercado audiovisual europeo; en 2019 representó el 7% de un total de 114.000,5 millones de euros. Entonces la mayor parte lo representaron los servicios de televisión de pago (30%) y la publicidad televisiva (27%), seguidos por las subvenciones públicas (23%).

Por lo que se refiere a los servicios de suscripción disponibles en los países europeos, el promedio es de 16 (en España hay 24 servicios). Los más implantados son: Netflix, AmazonPrime Video y YouTube Premium, disponibles en los 28 países, seguidos por Apple TV (en 26).

Se puede acceder al informe AQUÍ

La pandemia no alteró las tendencias en el consumo de medios, según los datos del Marco de Medios

Un año más, la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) ha publicado su Marco General de Medios, documento que recoge los principales datos de la situación de las audiencias de medios en España.

Dentro de la edición del 2021 (con datos de 2020) puede constatarse que el año pasado, y a pesar del gran condicionante que significó el arranque de la pandemia de la COVID-19, las tendencias en el consumo y penetración de los medios de mayor audiencia (radio, televisión e internet) se mantuvieron como habían comenzado a definirse en los últimos años. Es decir, continúa el crecimiento de internet, mientras que la radio y la televisión ceden audiencia poco a poco.

Dentro de la televisión de pago destaca el impulso alcanzado por las plataformas de televisión en streaming (OTTs). Si el porcentaje de individuos que recibían televisión de pago pasó entre la tercera ola de 2019 y la de 2020 del 57,0 al 64,8%, las plataformas en streaming ganaron 11,3 puntos porcentuales (hasta el 52,8%), mientras que las plataformas tradicionales, vinculadas a operadoras de telecomunicaciones ganaron 1,3 puntos hasta 34,9%.

La audiencia de los informativos diarios de televisión en 2020 superó desde marzo a la de los dos años anteriores

Con la irrupción de la pandemia de la COVID-19 a partir de marzo de 2020, la audiencia ponderada de los informativos diarios de mediodía y noche fue superior a la registrada en los dos años anteriores, según una información elaborada por DigiMedios a partir de los informes mensuales de la consultora Barlovento Comunicación.

Con la excepción de los meses de marzo y abril, cuando comenzó la pandemia, la evolución de esas audiencias siguió un patrón similar a las de 2018 y 2019, es decir con un descenso en los meses de verano, para comenzar a recuperarse en el mes de septiembre.

Debe destacarse, eso sí, que al igual que en marzo y abril el crecimiento de la audiencia de dichos informativos alcanzó el 38%, en los meses de noviembre y diciembre, cuando suele fecharse la segunda ola de la epidemia, también se registraron crecimientos notables respecto a 2019, del 11,9 y del 15,6%, respectivamente.

En número de espectadores, los informativos de marzo y abril captaron unos 2,5 millones de espectadores más que el año anterior, mientras que los de noviembre y diciembre reunieron entre 0,8 y 1 millón más de espectadores.

Aumenta el desfase entre los abonados a la TV de pago y los ingresos que aportan

En el primer trimestre de este año los ingresos de la TV de pago se redujeron en un 2,9% al pasar de los 563,57 millones del año pasado a los 547,21 millones de este, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En ese periodo, el conjunto de los ingresos del sector audiovisual se redujeron entre ambos trimestres el 5,5% hasta los 1.463,18 millones de euros. Debe señalarse que el descenso fue en cierta medida amortiguado por las subvenciones a los medios públicos, puesto que sin tener en cuenta estas el descenso habría ascendido hasta el 7,1%.

Dicho descenso se ha debido en buena parte al retroceso de la inversión publicitaria en televisión y radio que fue del 11,2% al pasar de 524,48 millones a 465,74 millones de euros entre ambos trimestres.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, debe destacarse que continúa aumentando la brecha entre ingresos por abonado y número de abonados. Si se toma como base el ejercicio de 2005, en estos tres lustros el número de abonados habría crecido en un 151%, mientras que los ingresos por abonado se habría reducido en un 40%. Estos porcentajes, en cualquier caso no incluyen las cuotas abonadas por los españoles a las plataformas internacionales de distribución de televisión (Netflix, HBO, Disney, etc.) de las que no hay información desagregada de sus ingresos y abonados en nuestro mercado.

Por lo que se refiere a la televisión convencional en abierto, sus ingresos publicitarios se redujeron en un 10,1% hasta los 380,1 millones de euros.

Los de la radio, por su parte, cayeron el  19,2% hasta 73,37 millones.

Los ingresos de los principales operadores fueron: Movistar, 413,63 millones (el 75,6% de la TV de pago), Mediaset, 163,05 millones (el 42,9% de la TV en abierto) y Atresmedia, 170,28 millones (el 44,8% de la TV en abierto) aunque en esta cifra va incluida la facturación de Onda Cero Radio. .

El consumo de noticias aumentó con la crisis del coronavirus según el estudio Digital News Report 2020

Durante la crisis provocada por el coronavirus COVID-19, el consumo de noticias creció en los medios principales a nivel global, según se desprende del informe Digital News Report 2020, que realiza el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (RISJ, por sus siglas en inglés). Creció sobre todo el consumo de noticias en televisión y de fuentes online, mientras que los medios impresos fueron los principales damnificados por la crisis sanitaria.

Este año el RISJ realizó una primera recogida de datos para el informe en enero, pero, como consecuencia de la crisis del COVID-19, se complementó con información adicional procedente de encuestas realizadas durante abril en seis países (Alemania, Argentina, Corea del Sur, España, Estados Unidos y el Reino Unido). En todos los casos, los resultados son representativos de poblaciones online que consumen noticias al menos una vez por mes.

Por lo que se refiere a los datos del conjunto de países, en general, el uso de medios online y de redes sociales ha crecido, llegando a aumentos del 10% en algunos países.

Entre los encuestados de los seis países citados, la confianza en la cobertura de los medios durante la pandemia era alta y superior a la que recibían las redes sociales, las plataformas de vídeo y los servicios de mensajería. El 60% de los encuestados consideraban que los medios habían hecho un buen trabajo ayudando a comprender el alcance de la crisis sanitaria.

Por lo que se refiere a los datos generales del informe (los recogidos en enero), la preocupación por la desinformación se mantiene alta en relación con años anteriores. Más de la mitad de la muestra manifestaba sentir preocupación a la hora de distinguir las noticias verdaderas y falsas en internet y los políticos nacionales se mantenían como la fuente de desinformación más citada. Sólo un 38% de los encuestados manifestaban confiar en la mayoría de las noticias la mayor parte del tiempo, y menos de la mitad (46%) dijeron que confiaban en las noticias que recibían.

Cabe reseñar respecto a las preferencias a escala global, que la mayoría de encuestados prefiere noticias que no tienen un punto de vista específico y sólo un 28% decían preferir noticias que compartían su punto de vista.

La mayoría de los encuestados (un 52%) se manifestaban a favor de que los medios actuasen como verificadores de las declaraciones falsas de los políticos y un 58% se mostraban a favor de que las plataformas bloquearan los mensajes políticos con afirmaciones inexactas.

El estudio del RISJ destaca también que la mayoría de las personas (84%) aún no paga por acceder a las noticias online a pesar de que ha habido incrementos en la proporción de personas que sí lo hacen.

A la hora de suscribirse a contenidos de pago, los encuestados declaran hacerlo por una cuestión de calidad. Sin embargo, en muchos países se observaba que había un amplio porcentaje de personas que decían que nada podría convencerles de pagar por la información. En los países con mayores niveles de pago por noticias, entre una tercera parte y la mitad de las suscripciones iban a unas pocas grandes marcas informativas.

El acceso a las noticias se suele hacer a través de más de un canal. En ese sentido, destaca que las personas entre 18 y 24 años tienen más del doble de probabilidades de acceder a las noticias a través de redes sociales. Instagram en la red social que presenta mayor crecimiento a ese respecto, habiéndose duplicado su uso desde 2018. Para contrarrestar esa tendencia, los medios han buscado establecer conexiones más directas con su audiencia acudiendo al correo electrónico y a las alertas móviles. Sobre los datos de todos los países hay una media general de un 16% que accede semanalmente a noticias por correo electrónico, de las cuales, un 60% está suscrito a un boletín de información general o política.

Por último, y en relación con el consumo de podcast, la proporción de usuarios sobre el total de la muestra se ha visto incrementada en torno a un 31%. Además, más de la mitad de los encuestados destacaban que el formato ofrecía una mayor profundidad y comprensión a la hora de recibir la información en comparación con otros tipos de medios.

La confianza de los españoles en los medios continúa cayendo, según un estudio de la UER

Solo el 10% de los españoles confía mucho en la información de los medios informativos, a lo que se podría añadir un 32% que tiene una confianza media, según el estudio Trust in Media 2020, realizado por el servicio de investigación de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), a partir de datos del Eurobarómetro. En el informe de hace dos años, dichos porcentajes eran del 19 y el 33% respectivamente.

De nuevo España se sitúa por debajo del promedio europeo (junto a países como Reino Unido y Francia) que es del 19% para quienes les inspiran los medios mucha confianza y el 41% quienes tienen una confianza media.

Debe destacarse que aquellos países que manifiestan unos mayores niveles de confianza en la información de los medios son en los que un menor porcentaje de la población ve la desinformación como un problema.

En España y por medios, la radio sigue siendo el medio mejor situado, ya que el 44% tiende a confiar en él (el 52%, en 2018). A continuación se sitúa la prensa escrita con un 33%, aunque siete puntos porcentuales menos que en 2018.

La televisión, con un 29% que tiende a confiar en la información de este medio (el 36% hace dos años) es el tercer medio, seguido por internet con un 21% de la población que dice confiar en la información que encuentra allí (el 34% hace dos años) y situándose en último lugar las redes sociales, con el 12% frente al 22% de 2018.

Ampliación: El retroceso en la confianza de los españoles en los medios no es nuevo. Según el Informe de la Profesión Periodística 2019, que edita la Asociación de la Prensa de Madrid, la confianza de los españoles en los medios de información en los que se informan se ha venido erosionando en los últimos años, tras alcanzar una puntuación de 5,7 (en una escala de 1 a 10) en 2016. En los años 2017 y 2018 la puntuación fue de 5,5, para descender significativamente el año pasado hasta 5,2.

Advertencia: Luis Palacio es el director del Informe de la Profesión Periodística y editor de DigiMedios.es