Disminuye la cuota de audiencia de los grupos televisivos europeos y crece la de los estadounidenses en Europa

Aunque los mercados televisivos europeos siguen dominados por competidores bien nacionales, bien europeos, sus cuotas de audiencia retroceden ligeramente, mientras se aprecia una penetración constante de los grupos estadounidenses, según pone de manifiesto el estudio del Observatorio Audiovisual Europeo (EAO, por sus siglas en inglés) The internationalisation of TV audiences in Europe.

De acuerdo con el estudio del EAO, hay una menor concentración de la audiencia televisiva en Europa, como consecuencia de la continua pérdida de cuota de los principales operadores a lo largo de los años. Así entre 2012 y 2017, la cuota de los cuatro canales principales en los mercados nacionales europeos se redujo un 8,2%, porcentaje aún mayor (-10,2%) si se consideran los mercados de países integrados en la Unión Europea.

De todas formas es una característica de los mercados televisivos europeos la elevada concentración, mayor en el caso de los países con los mercados más grandes (Italia, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania). Otro dato que apunta en la misma dirección es que en 2017, dos tercios de los canales que operaban en Europa tenían cuotas de audiencia del 1% o más pequeñas.

Por lo que se refiere a la audiencia de los grupos audiovisuales públicos, también ha experimentado un retroceso, con una contracción media del 10% a lo largo del periodo 2012-2017. Esta tendencia, sin embargo, no fue tan acusada en los grupos públicos de la Europa comunitaria, donde el retroceso medio fue del 5,5%.

El estudio también se detiene en las cuotas de audiencia que controlan en los mercados nacionales compañías y grupos audiovisuales. Así no es infrecuente encontrar mercados pequeños donde los grupos extranjeros controlan porciones de la audiencia mayores a las de los nacionales, como sucede en Bulgaria, Luxemburgo, o el mercado francófono belga.

Entre los mercados de mayor tamaño destacan el Reino Unido y España. En el primer caso como consecuencia de la presencia de grupos estadounidenses (especialmente tras la integración de Sky en Comcast). En el caso de España debido a la presencia de Mediaset, lo que eleva la presencia de operadores no domésticos al 37,2%. En el estudio se considera operador nacional a Atresmedia, pese a la importante presencia de accionistas extranjeros (en torno al 44%), pero repartida entre grupos diferentes  (RTL/Bertelsmann, De Agostini, Hontai).

Presencia de grupos de EEUU

La presencia de grupos estadounidenses es especialmente intensa en mercados pequeños como los de la Europa del Este (Bulgaria, Rumanía, Croacia, Repúblilca Checa, con cuotas de audiencia superiores al 30%.

Del grado de internacionalización es una muestra el número de países europeos en los que operan: Discovery (26 países), Viacom (25). Walt Disney (23), ATT (22 y Comcast (19). Esta expansión recibió un fuerte impulso con la adquisición de 21 Century Fox, por Disney, y Sky por Comcast.

(Acceso al estudio, AQUÍ)

La televisión ya acapara el 55,8% del negocio de los medios en España

En el año 2012 (último del que hay documentación completa en los registros mercantiles) las empresas de televisión concentraron el 55,8% del negocio de los medios en España, según un informe realizado por DigiMedios, a partir de la información financiera de las 100 primeras empresas de medios de España. Ese porcentaje es 4,2 puntos porcentuales superior al 51,6% que las televisiones tenían en 2008, al comienzo de la crisis.

Las principales televisiones (tanto en abierto como de pago, así como los canales temáticos) registraron en 2012 una cifra de negocio conjunta de 3.258 millones de euros, frente a los 4.038 millones de 2008. Esos dos años, la cifra de negocio conjunta de las 100 primeras empresas de medios del país fueron 5.834 millones y 7.819 millones, respectivamente. En este periodo se produjeron los procesos de fusión de Telecinco y Cuatro, por un lado, y de Antena 3 y La Sexta, por otro.

Por lo que se refiere a la concentración del negocio de los medios en las compañías de mayor tamaño, también ha aumentado. Así en 2012 las 10 primeras empresas de medios generaron una cifra de negocio conjunta de 3.505 millones de euros, que representa el 60,1% de la cifra de negocio conjunta de las 100 empresas. Ese porcentaje es algo más de dos puntos porcentuales superior al 58,0% de cuota que acapararon las 10 primeras empresas de 2008.

CUOTAS POR MEDIOS (DESPLEGAR)

CONCENTRACIÓN POR TAMAÑO (DESPLEGAR)

Perspectiva DigiMedios

En la delicada situación que atraviesan la mayor parte de los medios de comunicación de nuestro país tienen mucho que ver tanto la crisis económica como la profunda transformación que están experimentando los hábitos y las maneras de informarse de los españoles. De lo primero da prueba la reducción del 25% de la cifra de negocio de las 100 primeras empresas entre 2008 y 2012; nada menos que una cuarta parte del negocio se ha evaporado. De lo segundo hay múltiples indicios, pero basta considerar, por ejemplo, que el acceso a internet se ha convertido en el primer gasto cultural de los hogares españoles.

Pero, quizás, al descalabro que sufren esas empresas de medios no sea ajeno, también, el papel y el peso de la televisión dentro del sistema de medios del país. Un papel permanentemente protegido por los poderes públicos, como se desprende de la eliminación de la publicidad en TVE; de la liberalidad mostrada por las autoridades de la Competencia en la aceptación de unos procesos de fusión como los citados; en la morosidad en la aplicación de unas sentencias judiciales que -quizás, también- perjudican a las principales televisiones y grupos de comunicación, o la magnanimidad que se desprende de una política sancionadora como la aplicada a las 1.565 infracciones cometidas por los operadores de televisión entre 2005 y 2010, según datos oficiales. Esa protección también influye (aunque no sólo) en la erosión que experimentan las cifras de negocio del resto de los medios y que los está llevando, poco a poco, a posiciones marginales en el sistema de medios.

Lo anterior no significa que las editoras de diarios y revistas y las empresas radiofónicas  no tengan ninguna responsabilidad en la situación que se vive. Pero lo cierto es que se desenvuelven en un mercado cada vez más estrecho como consecuencia de la expansión de la televisión. Quizás ahora, y forzado por la sentencia del Tribunal Supremo, sea un buen momento para intentar reconducir la situación.

Sobre la metodología del informe: El estudio se ha realizado a partir de los datos de la cifra de negocio de las 100 primeras compañías de medios de comunicación en España, obtenidos de diversas fuentes (registros mercantiles, informes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y de la revista Noticias de la Comunicación). Las 100 primeras empresas de medios acaparan prácticamente la totalidad del mercado, debido a la concentración que se registra en el mismo; cabe señalar que la cifra de negocio de las 10 últimas compañías de esas 100, sólo representa el 1,1% del total. En el informe no se contemplan las compañías tecnológicas -como, por ejemplo, los buscadores o las redes sociales- pese a que captan una parte significativa de la inversión publicitaria, ya que no son generadores de contenido sino distribuidores.

El beneficio de explotación de Grupo Zeta se redujo el 62,4% el año pasado

En 2012, Grupo Zeta registró un beneficio de explotación de 4,186 millones de euros, un 62,4% menos que los 11,147 millones generados en 2011, según la información remitida por el grupo editor de El Periódico de Catalunya al Registro Mercantil.

En gran parte, el empeoramiento en la explotación de Grupo Zeta ha estado provocado por el descenso del 12,5% en la cifra de negocio que pasó de 262,639 millones a 229,697 millones entre ambos ejercicios, y que no pudo ser compensado con los recortes en los gastos de explotación

Dentro de los ingresos, las ventas de publicaciones se redujeron en un 8,4% hasta 126,603 millones, mientras que las de publicidad lo hicieron en un 14,3% hasta 76,018 millones.

Ingresos de los grupos de comunicación de España

Grupo 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
Planeta Corporación (*) 2.037 1.756 2.175 2.282 2.499 2.677 2.505 1.792 n.d.
Imagina Media n.d 1.301 1.393 1.525 1.510. 1.536 1.650 1.122(*) n.d.
Prisa 2.724 2.665 2.726 1.455 1.374 1.358 1.336 1.280 1.096
Atresmedia 805 741 830 883 970 1.021 1.052 1.042 1.039
Mediaset 1.009 887 827 932 972 992 996 982 946
Vocento 690 597 530 495 468 449 424 386 395
Unidad Editorial 500 416 373 360 331 319 303 312 n.d.
Grupo Godó 251 215 205 200 202 168(*) 176 172 n.d.
Prensa Ibérica Media 248 211 202 201 180 (*) 178. 175 171 n.d.
RBA Holding de Comunicación 228 193 170 178 199 178 169 164 n.d.
Grupo Zeta 272 239 215 203 194 178 136 120 n.d.
(*) Corrección para sumar otros ingresos de explotación. Imagina Media se convierte en Joye Media, tras la compra de Ontai.                  
                   

Por lo que se refiere al resultado antes de impuestos, el grupo de comunicación incurrió en unas pérdidas de 1,964 millones de euros, cuando en el ejercicio de 2011 había tenido un beneficio de 4,335 millones.

Durante el ejercicio, Grupo Zeta continuó con la reducción de su endeudamiento con las entidades de crédito que pasó (incluyendo deudas a corto y largo plazo) de 172,466 millones a 146,879 millones, un 14,8% menos, a finales de 2012. En el mes de julio de este año, Grupo Zeta llegó a un acuerdo con diecisiete entidades acreedoras para renovar su crédito sindicado, por un importe de  117 millones de euros hasta 2018.

También a mediados de 2013, Grupo Zeta adquirió el 25% que no controlaba en Diario Córdoba y en Iniciativas de Publicaciones e Impresión y que permanecían en manos de Caja Sur, perteneciente al grupo Kutxabank.

El informe 2013 de Uteca pone de manifiesto las incertidumbres que atenazan al sector

El informe La Televisión en España, 2013, que presentó esta semana la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), recoge algunas de las incertidumbres que sufre el sector actualmente.

En la primera parte del informe, elaborada por la consultora Deloitte, una vez dejada constancia del cierre del proceso de concentración empresarial con la fusión de Antena 3 y La Sexta en Atresmedia, se señala el impacto que ha tenido la sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2012 que anulaba la concesión de una serie de canales por un Consejo de Ministros de julio de 2010.

Dicha sentencia, que ha sido recurrida, ha generado en el sector una situación de incertidumbre, se lee en el informe, que “ha ralentizado buena parte de los procesos de ordenación y restructuración de los operadores y canales. Se ha detenido el proceso de migración de canales a nuevas frecuencias, no dejando espacio a las operadoras digitales y de banda ancha de las empresas de telefonía móvil [dividendo digital] que la Unión Europea exige, y en definitiva, ha condicionado al sector a una situación de espera que puede hipotecar en parte su futuro”.

A esto se han añadido los efectos de la crisis económica, y los esfuerzos en reducción de costes no han sido suficientes para hacer frente al retroceso de los ingresos de explotación, derivados de la caída de la inversión publicitaria sobre todo. Como consecuencia, el resultado neto de explotación (EBITDA) agregado del sector en 2012 se redujo en un 54% y se ha intensificado la pérdida de rentabilidad del sector pese a los procesos de concentración. Esta situación a experimentado una ligera mejoría en el primer semestre de 2013, que deberá confirmarse con las cifras completas del ejercicio.

Como consecuencia de la situación que vive el sector, se ha producido un estancamiento de las inversiones, ya que, según sea la posición que adopte el Gobierno y la solución que se de finalmente al contencioso provocado por la sentencia, podría producirse una entrada de nuevos operadores económicamente solventes en el mercado.

A este respecto, y en el marco de la jornada organizada por Uteca para presentar el informe, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, solicitó diálogo para encontrar una solución definitiva que permita liberar el dividendo digital y que concilie las exigencias legales y de los tribunales con las necesidades de las cadenas de televisión.

Por otra parte, según el informe, la incertidumbre hace que no se estén atendiendo suficientemente fenómenos como la creciente importancia de la televisión conectada; los modelos de consumo audiovisual alternativos (segunda pantalla, consumo asincrónico de contenidos por internet, etcétera), o los modelos de análisis de comportamiento de la audiencia que implican costes e inversiones adicionales y las oportunidades que se generan en países como Méjico o Colombia que podrían interesar a los operadores españoles.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, se mantiene el porcentaje de penetración en los hogares españoles -en torno al 25%- muy alejado de otros países europeos. En esa penetración no ha influido el hecho de que este año los grandes encuentros de la Liga Nacional de Fútbol Profesional se emitieron en televisión de pago y las emisiones en abierto se programaron fuera del fin de semana. Según los responsables del informe “La tradicional calidad de la oferta de televisión en abierto no parece ser ya el único argumento que explique esta cuota de penetración en los hogares relativa y comparativamente baja. La ausencia de una inversión significativa en promociones y marketing del producto, la falta de apuestas en contenidos diferentes y novedosos, posiblemente provocado por la exigencia de recursos económicos del contenido deportivo, y las urgencias financieras de los actuales operadores, pueden ser argumentos que expliquen también la atonía en el crecimiento de la cuota de mercado de la televisión de pago”.

El beneficio de explotación del grupo Planeta se redujo el 38,3% en 2012

El año pasado Planeta Corporación (la sociedad holding del grupo Planeta) tuvo un beneficio de explotación de 112,083 millones de euros, un 38,3% inferior a los 181,733 millones del año 2011, según las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil.

Durante 2012, la cifra de negocio del grupo Planeta fue de 1.648,220 millones frente a los 1.969,173 millones del año anterior, es decir un descenso del 16,3%. Según la información contenida en el informe de gestión que acompaña a las citadas cuentas anuales, el descenso de la cifra de negocio se debió principalmente a la venta de la participación del 55% que Planeta tenía en la colombiana Casa Editorial El Tiempo, editora del diario El Tiempo.

Por lo que se refiere al resultado del ejercicio, fue positivo en 58,841 millones de euros, pero se redujo el 5,9% respecto a los 62,517 millones de un año antes.

Al cierre de 2012, la deuda del grupo Planeta con entidades bancarias ascendía a 1.257,7 millones de euros, la mayor parte de ella a corto plazo. El grupo tenía previsto renegociar con las entidades acreedoras dicha deuda y, precisamente, según una información de La Vanguardia, Planeta Corporación firmó recientemente un acuerdo con un sindicato de bancos la refinanciación a otros 5 años por un importe aproximado de 1.100 millones. Según esta información, el sindicato está coordinado por los bancos Santander, CaixaBank, Sabadell, BBVA y Bankia, que suman conjuntamente el 70% de la deuda.

Ajustes en la consolidación

Por otra parte, y según se señala en la memoria del ejercicio de Planeta Corporación, la sociedad ha modificado la consolidación de los resultados de su participada Atresmedia. En virtud de dicho ajuste, la cifra de negocio del grupo propiedad de la familia Lara, que el año 2011 declaraba una cifra de negocio de 1.760 millones de euros, ha pasado a contabilizar este año por ese concepto 1.969 millones. Planeta Corporación tiene al 50% con el grupo italiano De Agostini la sociedad Grupo Planeta de Agostini, que tiene una participación del 41,7% en Atresmedia. En 2011, los ingresos de Atresmedia (entonces Antena 3 Televisión) fueron de 805 millones de euros.

Un estudio de IAB estima la inversión en comunicación digital en 230 millones de euros

Según el estudio Inversión en Comunicación Digital, realizado por Grupo Consultores por encargo de la asociación de empresas digitales IAB Spain, en 2012 las empresas españolas invirtieron en comunicación digital 229,827 millones de euros, una cifra superior en un 27% a los 180,967 millones estimados en el informe anterior de 2011. Dentro del concepto de comunicación digital se encuadran todas las actividades digitales, excluida la compra de espacio publicitario en medios digitales.

El año pasado, las principales actividades digitales en las que invirtieron las empresas estudiadas fueron: página web corporativa (un 98% de las compañías encuestadas destinó recursos a esta actividad); Redes sociales (88,9%); actividades de producción y desarrollo relacionado con la publicidad display (76,5%); emails y newsletters (71,7%), y actividades de posicionamiento o SEO (70,8%).

El estudio puede consultarse en la web de IAB Spain.

El mercado del libro digital en España creció el 2,3% el año pasado

En 2012, las editoriales españolas vendieron libros en formato electrónico en nuestro país por un importe de 74,25 millones de euros, un 2,3% más que en 2011, según los datos de la Federación de Gremios de Editores Españoles (FGEE), hechos públicos con motivo de la celebración de la feria Líber, en Madrid.

El libro digital representa aproximadamente el 3% del mercado total del libro en España, que el año pasado ascendió a 2.471,49 millones de euros, un 10,9% menos que en 2011.

Durante el ejercicio pasado, las editoriales españolas continuaron editando nuevos libros en formato digital y, así, según datos de la FGEE, se  comercializaron 54.714 títulos, lo que representa un incremento del 5,21%. El número de títulos nuevos publicados ascendió a 35.545 y, además, se digitalizaron 97.139 títulos del fondo del catálogo.

En cuanto a los dispositivos para los que se han comercializado los libros digitales, los ordenadores siguen siendo el soporte principal (49,2%), y se ha incrementado en un 20,3% los títulos editados para lectores específicos (e-readers) que ya representan el 38,1% del total.

El beneficio de explotación del grupo RBA se redujo un 25,4% en 2012

El año pasado, RBA Holding Comunicación cerró el ejercicio con un beneficio de explotación de 14,639 millones de euros, una cifra un 25,4% inferior a los 19,612 millones de un año antes, según las cuentas depositadas por la compañía en el Registro Mercantil de Barcelona.

RBA Holding de Comunicación es la compañía del grupo RBA en la que en 2010 se agruparon los activos correspondientes a las actividades de edición de revistas, coleccionables y libros del grupo radicado en Barcelona y propiedad del editor Ricardo Rodrigo. Además en esta sociedad se incluyen las actividades audiovisuales.

Por lo que se refiere al importe neto de la cifra de negocio de RBA Holding de Comunicación ascendió a 191,579 millones de euros, frente a los 227,205 millones del año 2011. Dicha cifra de negocio se repartió en 2012 entre las líneas de: coleccionables (45,7%), revistas (43,9%), libros (10,3%) y otros ingresos (0,1%).

RBA. Gráfico de ingresos por divisiones

Por lo que se refiere al resultado neto de la sociedad, ascendió a 9,909 millones de euros, un 36,3% menos que en 2011.

En el ejercicio del año pasado, el grupo RBA adquirió el 40% de Ediciones El Jueves que no controlaba  y el pasado mes de julio procedió al cierre de la revista de informática PC Actual.

Advertencia: Por error en la primera redacción de la noticia se cambiaron algunos años. Los correctos son los que aparecen ahora.

La televisión, principal fuente de información política en Cataluña durante las últimas elecciones

El pasado mes de noviembre, con motivo de la campaña electoral autonómica en Cataluña, la televisión volvió a erigirse como principal fuente de información de los electores, según los datos incluidos en un estudio postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Según dicho estudio, el 59,5% de los encuestados declaró haber seguido la información política y electoral a través de la televisión todos los días, mientras que un 8,2% y un 9,3% declaró haberlo hecho “cuatro o cinco días” o “dos o tres días por semana”, respectivamente. Ello mostraría que un 77% de la población recibió este tipo de información más de un día a la semana por la televisión.

A continuación se situaron los diarios de información general, con 28,6%, 6,4% y 9,7%, respectivamente, lo que da un total del 44,7% que recibieron la información por este medio.

Por último, los datos correspondientes a la radio son 24,3%, 3,6% y 3,8%, y un total del 31,7%.

Por lo que se refiere a internet, del que se pregunta aparte, el 41,9% de los encuestados declaró que había seguido la información política y electoral por las páginas web de los medios de comunicación (prensa, radio o televisión), mientras que un 26,1% dijo haberlo hecho a través de redes sociales y un 10,6% a través de blogs y foros de debate. En este caso, un mismo encuestado podía mencionar haber utilizado más de una vía.

Grupo Zeta llega a un acuerdo con los bancos para refinanciar su deuda

El grupo de comunicación Grupo Zeta ha alcanzado un acuerdo con las diecisiete entidades financieras con las que mantenía créditos para refinanciar su deuda hasta 2018, según un comunicado emitido por el grupo, que evalúa su deuda en torno a los 100 millones de euros.

El anterior acuerdo de financiación, que se negoció en 2008, cubría un monto total de 230 millones de euros que a lo largo de estos años se han ido reduciendo. A finales de 2011 (último ejercicio del que se han publicado las cuentas en el registro) la deuda a largo plazo con los bancos era de 135 millones, con otros 37 millones a corto plazo.