Prisa explica el cierre de CNN + por la inviabilidad del canal

Posted by | Filed under Compañías, Mercado | Dic 28, 2010 | Tags: , , | Comentarios desactivados en Prisa explica el cierre de CNN + por la inviabilidad del canal

El canal CNN+ acumuló desde 2008, cuando comenzó a emitirse en abierto, unas pérdidas superiores a los 40 millones de euros, según una información publicada por Elpais.es, que cita a un portavoz del grupo. Además, según la citada información, “las proyecciones más favorables calculaban datos similares en los próximos tres años.
Este es el motivo –la inviabilidad del canal- que ha llevado a Prisa a la decisión de dejar de producir CNN+, aunque contaba con una opción para alquilar con este fin uno de los canales del multiplex de Sociedad General de Televisión Cuatro, integrada desde el pasado 24 de diciembre en Telecinco.
CNN+ comenzó a emitir en enero de 1999, fruto de la asociación de Prisa con el grupo norteamericano Turner Broadcasting Television, propietario de la marca televisiva CNN. Inicialmente se emitió dentro de la plataforma de televisión por satélite de Sogecable. En 2008 comenzó a difundirse en abierto en TDT siguiendo el esquema de un canal 24 horas de noticias. A comienzos de 2010 se reformó su parrilla, organizándola en programas de mañana, tarde y noche. A lo largo de este año su audiencia pasó de una cuota del 0,3% al 0,6%, pero el aumento de la facturación publicitaria –según la información antes citada- fue insuficiente.
Ahora, la división audiovisual del grupo Prisa, Prisa TV, ha anunciado que preparará un canal de actualidad con vocación global, distribuido en la plataforma del grupo y otras redes digitales, y que se apoyará en sus marcas de referencia, en una estrategia destinada a reforzar su presencia informativa en el mercado global del español y el portugués.
Perspectiva DigiMedios
El cierre de CNN+ tiene una causa inmediata –la inviabilidad del canal- y otras causas subyacentes, que pueden agruparse en dos grupos: corporativas y de mercado. Entre las causas corporativas, cabría apuntar la nueva orientación del grupo tras el vuelco sufrido en su accionariado con la incorporación de los socios de Liberty Acquisition Holdings. A cambio de unos 650 millones de euros (vitales para Prisa, dentro del proceso de renegociación de su deuda), el anterior accionista mayoritario se ha convertido en un accionista importante, pero minoritario, y los inversores financieros han comenzado a imponer sus usos y costumbres (ya presentes –los usos- en Prisa, no obstante, desde su salida a Bolsa).
Los usos y costumbres de manual financiero, sin embargo, no siempre concuerdan con la lógica de los mercados. La desaparición de CNN+ representa la desaparición de un medio informativo dirigido al público de centro izquierda, mercado al que se orientan otros soportes del grupo Prisa. No será hasta dentro de algún tiempo cuando se compruebe si la estrategia de llegar a ese público con prensa, radio y televisión era acertada o no. Los inversores ya han decidido que no; habrá que esperar a ver qué dice el mercado.
Dentro de las razones corporativas también cabe incluir la reorientación estratégica del grupo Prisa hace más de cinco años para aumentar su peso en el sector audiovisual. Una reorientación en la que se incluiría, entre otras acciones, su paso –fallido- por la televisión local (Localia) y el lanzamiento de las OPAs sobre Media Capital y Sogecable. Dos operaciones que situaron su endeudamiento en unos niveles que han condicionado la historia reciente de Prisa, incluido el cierre de CNN+.
Y es precisamente la reorientación estratégica de Prisa –a la vista de los impresionantes resultados obtenidos por las televisiones en los primeros cinco años de esta década- la que lleva al segundo grupo de causas, las del mercado.
Unas causas que no sólo afectaron a Prisa y a sus medios, sino al conjunto del sector audiovisual (incluidos los anunciantes y el sector publicitario), con la Administración y el Gobierno (éste y los anteriores) al frente. Los primeros años de la década se caracterizaron por un incremento sostenido e importante de la inversión publicitaria al que, como luego hemos comprobado, no eran ajena la influencia de la especulación financiera en la actividad económica. Sin embargo, y el error estratégico de todos los estamentos citados radica precisamente ahí, el crecimiento de esa inversión no se correspondía con un aumento similar de la demanda. ¿Los datos? Fundamentalmente la madurez del mercado, con una penetración del medio televisivo del orden del 90%; con un consumo televisivo (no audiovisual) que muestra un crecimiento limitado, condicionado sobre todo por factores demográficos, y la aparición de alternativas tecnológicas que triunfaban en los estratos más jóvenes de la población.
A pesar de ello, se planteó un proceso de transición a la televisión digital terrestre absolutamente desproporcionado. Desde el primer momento estaba claro que no existían recursos para financiar los canales locales y autonómicos previstos. El devenir de los acontecimientos comienza a mostrar que tampoco existen recursos económicos para los canales nacionales, abocados, como es sabido, a un empobrecedor (para la sociedad) proceso de concentración. Qué mayor prueba de ese error estratégico que el lobby ejercido –con éxito- por las televisiones privadas ante el Gobierno y que ha culminado con la desaparición de la publicidad en Televisión Española. De todas formas, convendría no engañarse porque los recursos transferidos de TVE al sector privado son sólo un balón de oxígeno para éste, puesto que el problema subyacente –el desajuste entre la oferta televisiva y la demanda- continúa.

Comments are closed.

2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 acuerdo AEDE AIMC Atresmedia Axel Springer CMT CNMC compra ComScore digital director EGM España estudio Google Grupo Zeta i2p Informacion informe ingresos internet inversión inversión publicitaria Mediaset Medios Prisa publicidad publicitaria resultados Schibsted Telefónica Televisión Unidad Editorial Vocento Zenith Vigía Zenthinela