El Tribunal Constitucional alemán respalda el canon audiovisual y lo basa en el derecho a la información

El Tribunal Constitucional de Alemania ha dictaminado a mediados de julio que el canon audiovisual que pagan los hogares alemanes y que sirve para financiar la radiotelevisión pública es conforme a la constitución del país, donde se establece tanto el derecho al uso de fuentes de información accesibles como el ejercicio individual del acceso a esas fuentes.
En este sentido, el tribunal alemán establece la obligatoriedad del pago del canon por hogar independientemente del uso o no, ya que lo que financia el canon es la posibilidad del acceso, que todos los individuos tienen, a una información completa no sujeta a la competición económica y con una cobertura plural.
En la sentencia también se regula que no se debe pagar un canon por las segundas residencias –pues la contribución ya se ha hecho- pero sí la de los negocios que hacen uso de los medios de información.
Actualmente en Alemania se paga un canon mensual por hogar de unos 17,5 euros al mes.