El Consejo de Europa aborda en un informe los efectos de la priorización de contenidos en línea

El Consejo de Europa (CoE) acaba de publicar «Prioritisation uncovered» (La priorización al descubierto), un informe sobre la priorización de contenidos online. En él, el CoE presenta un análisis de la situación actual de la visibilidad de contenidos de servicio público y los efectos sobre esta de las estrategias actuales de priorización online. Además, el informe ofrece toda una serie de medidas para hacer avanzar la regulación de estas prácticas y las herramientas que tienen las audiencias a la hora de acceder a la información online.

Los procesos de priorización de contenido hacen referencia al diseño y decisiones algorítmicas que discriminan o promocionan un contenido por delante de otro a través de hacer que sea más accesible o tenga mayor prominencia en diferentes dispositivos o interfaces. De esta forma, se podría provocar que determinados contenidos tengan un mayor alcance que otros, o, incluso, que haya mayor probabilidad de que determinadas audiencias accedan a ellos.

Actualmente esta priorización se hace en base a una serie de criterios tanto comerciales como no comerciales, dejando de lado las necesidades reales de información de servicio público de las audiencias. Al mismo tiempo, los medios de comunicación tradicionales regulan esta priorización de contenido en base a una serie de reglas, en muchos casos, establecidas legalmente. No obstante, según el informe del CoE, en el caso de internet, la práctica de esta priorización en medios online no está suficientemente regulada.

De acuerdo con el informe, los medios y las empresas que actúan como intermediarias en la distribución de contenidos fomentan el acceso al contenido a través de diversas herramientas como las guías electrónicas de programación (EPG), los feeds de las redes sociales, los resultados de búsqueda, las interfaces de usuario y otros procesos algorítmicos. Estas herramientas utilizan una serie de algoritmos que en base a ciertos criterios promocionan una información sobre otra y se la sirven al usuario de manera (hasta cierto punto) personalizada.

El informe destaca la relevancia de estas estrategias en el debate sobre el papel de internet como medio de transmisión de información. Con la creciente importancia de la información online, el impacto que tiene la accesibilidad del contenido sobre el tipo de contenido que se consume se ha vuelto una cuestión clave, especialmente por la influencia potencial que puede tener a la hora de dirigir a las audiencias hacia una información determinada.

Si bien el debate en torno a esta cuestión ya se ha incorporado a la agenda de políticas públicas a nivel nacional en distintos países, de acuerdo con el informe, aún no hay un enfoque coordinado y es necesario aumentar el conocimiento sobre las necesidades específicas de esta área. El Consejo de Europa remarca especialmente que, hasta el momento, el debate se ha enfocado en la censura de determinados contenidos a través de su eliminación o a su penalización en los resultados de búsqueda mientras que, hasta cierto punto, la priorización se ha mantenido al margen del debate.

Como establece en el informe, para el Consejo de Europa la priorización de contenido puede ser una amenaza para la protección de la democracia, el imperio de la ley y los derechos humanos, incluido el de libertad de expresión. El informe destaca el papel que la falta de transparencia y de conocimiento público sobre los procesos bajo los cuales se prioriza el contenido. De acuerdo con las conclusiones del informe, es necesario revisar la legislación actual con el objeto de adecuarla a una realidad, la de los medios en la actualidad, que ya ha cambiado.

Una de las necesidades que destaca el Consejo de Europa es la de asegurar que los Medios de Servicio Público mantengan su relevancia y sean capaces de cumplir la función pública que les corresponde. Entre las medidas que sugiere el informe está el establecimiento de unos estándares mínimos legales, operativos y técnicos sobre los procesos de priorización de contenido. El informe propone una combinación de requisitos legales e incentivos dirigidos a promover las buenas prácticas además de iniciativas para informar a la población y el establecimiento de reglas que busquen la independencia de quienes actúan como intermediarios en la distribución de información respecto a los gobiernos. Por otro lado, el informe también hace hincapié en la importancia de promover la transparencia en torno a las formas en las que se prioriza el contenido para que las audiencias sepan a qué se exponen.

Además, dado que actualmente la priorización se decide en base a criterios tanto comerciales como no comerciales el Consejo de Europa también considera necesario que estos criterios estén sujetos a auditorías independientes para prevenir el mal uso de esta priorización.

Acceso al informe AQUÍ