Aumenta el desfase entre los abonados a la TV de pago y los ingresos que aportan

En el primer trimestre de este año los ingresos de la TV de pago se redujeron en un 2,9% al pasar de los 563,57 millones del año pasado a los 547,21 millones de este, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En ese periodo, el conjunto de los ingresos del sector audiovisual se redujeron entre ambos trimestres el 5,5% hasta los 1.463,18 millones de euros. Debe señalarse que el descenso fue en cierta medida amortiguado por las subvenciones a los medios públicos, puesto que sin tener en cuenta estas el descenso habría ascendido hasta el 7,1%.

Dicho descenso se ha debido en buena parte al retroceso de la inversión publicitaria en televisión y radio que fue del 11,2% al pasar de 524,48 millones a 465,74 millones de euros entre ambos trimestres.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, debe destacarse que continúa aumentando la brecha entre ingresos por abonado y número de abonados. Si se toma como base el ejercicio de 2005, en estos tres lustros el número de abonados habría crecido en un 151%, mientras que los ingresos por abonado se habría reducido en un 40%. Estos porcentajes, en cualquier caso no incluyen las cuotas abonadas por los españoles a las plataformas internacionales de distribución de televisión (Netflix, HBO, Disney, etc.) de las que no hay información desagregada de sus ingresos y abonados en nuestro mercado.

Por lo que se refiere a la televisión convencional en abierto, sus ingresos publicitarios se redujeron en un 10,1% hasta los 380,1 millones de euros.

Los de la radio, por su parte, cayeron el  19,2% hasta 73,37 millones.

Los ingresos de los principales operadores fueron: Movistar, 413,63 millones (el 75,6% de la TV de pago), Mediaset, 163,05 millones (el 42,9% de la TV en abierto) y Atresmedia, 170,28 millones (el 44,8% de la TV en abierto) aunque en esta cifra va incluida la facturación de Onda Cero Radio. .

AIMC lanza una herramienta que mejora la definición de los targets para la publicidad programática

La Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) va a lanzar en las próximas semanas AIMC Live: Active target, una herramienta que, partiendo del estudio media-producto AIMC Marcas, permite profundizar, definir y diseñar cualquier target, conociendo sus hábitos de navegación.

Gracias a esta herramienta, según explica AIMC en un comunicado, anunciantes y agencias tienen a su disposición un sistema riguroso y transparente para las campañas de publicidad programática, lo que facilita un mayor control del proceso.

Con el fin de disponer de toda la información necesaria, desde el año pasado AIMC Marcas, además de recopilar las respuestas de los entrevistados sobre sus hábitos de consumo de productos, medios y marcas, recoge también sus datos de navegación en tiempo real.

Con toda esa información y una vez seleccionado un target concreto al que se desea dirigir la campaña, AIMC Live permite confirmar si dicha muestra es lo suficientemente robusta y, por medio de algoritmos de inteligencia, elevar dicho target a una data de usuarios reales de internet, sobre los que activar la campaña.

Con esta herramienta se unifica todo el proceso de las campañas de publicidad programática, rompiendo las barreras existentes entre la parte estratégica y la parte táctica y de activación, para tener un control total de la misma. Así se consigue, según AIMC, “un sistema riguroso y transparente a la hora de realizar campañas de publicidad programática que alcancen los objetivos diseñados en la estrategia”.

Durante la presentación de AIMC Live, los responsables de la asociación señalaron que anunciantes, agencias y medios salen beneficiados con la herramienta. Los dos primeros porque cuentan con una plataforma clara y simple de usar, y que emplea herramientas ya introducidas en el mercado. Para los medios porque pueden optimizar la venta de su inventario desde un planteamiento altamente profesionalizado, en una forma de comercialización -la programática- cada vez más utilizada.

Los medios públicos europeos dedican 5.500 millones al año a programas informativos

Los medios de comunicación de servicio público europeos invirtieron 5.500 millones de euros en 2019 en programas de noticias, lo que representó un 28% de su gasto total en programación, según un informe de la Unión Europea de Radio y Televisión (UER) sobre la situación de estos medios. Además, son los que emplean a un mayor número de periodistas: más de 40.000 contratados directamente en 2019.

Ese 28% del total del gasto en noticias y actualidad hace que este sea el contenido en el que más gastan, seguido de la ficción y de otros tipos de entretenimiento. En el caso de los medios públicos que solo cuentan con radio el porcentaje se eleva al 56% mientras que en los que solo tienen televisión se reduce al 23%.

De acuerdo con el estudio de la UER la inversión en noticias y actualidad se incrementó en un 1,6% de 2018 a 2019. Este aumento se produce en un periodo en el que los ingresos se mantuvieron estancados, con un ligero incremento del 0,2%.

Al mismo tiempo, los medios públicos europeos mantienen hasta 109 servicios de emisión continua a través de televisión, radio e internet dedicados a noticias y actualidad. Además, operan un total de 47 servicios de noticias internacionales y tienen  numerosas versiones internacionales de sus servicios de noticias generalistas.

En cuanto a la oferta digital, de acuerdo con los datos del informe el 95% de estos medios ofrecen un servicio de noticias digital, que complementa su programación de actualidad y más de la mitad han desarrollado aplicaciones propias para estos contenidos.

Además, dentro de los mercados europeos, los medios públicos mantienen la confianza de los espectadores, siendo consideradas sus marcas de noticias las más confiables en 17 de 26 mercados europeos, y entre las 5 más confiables en otros 4 mercados.

Los datos del informe están basados en la información recolectada a través de la Encuesta Anual de Inteligencia sobre Medios realizada por la UER, además de la aportada por sus miembros.

Acceso al estudio AQUÍ

La Administración Central solo invirtió el 58% de la publicidad prevista en 2019

El año pasado la Administración Central invirtió en publicidad 131,219 millones de euros, el 3,3% menos que los 135,657 millones de 2018, según los datos contenidos en el Informe Anual 2019 de Publicidad Institucional. La cifra invertida es el 58% de la prevista en el plan de comunicación para el año pasado.

La cifra total de inversión se desglosa en 25,915 millones de publicidad institucional propiamente dicha (es decir, la desarrollada por los ministerios en campañas genéricas de información) y 105,304 millones de la publicidad denominada comercial, realizada por organismos dependientes de la Administración y que con frecuencia busca promocionar determinados bienes o servicios, como las loterías, el turismo, o las publicaciones.

El reparto por soportes de la inversión de publicidad institucional propiamente dicha muestra con claridad el desplazamiento desde los diarios hacia internet, así como el peso creciente de la publicidad exterior desde hace poco, probablemente como consecuencia de la digitalización de los soportes..

Las ventas de contenidos televisivos se redujeron el 20,6% el año pasado

En el ejercicio 2019 las ventas de contenidos entre las compañías de televisión españolas se redujeron el 20,6% al pasar de 1.452,4 millones a 1.152,7 millones de euros, según los datos de la Comisión Nacional de la Competencia y los Mercados (CNMC).

De esta cifra, 726,6 millones correspondieron a canales de fútbol; 312,6 millones, a canales de televisión de pago de otras temáticas, y 113,4 millones, a producciones propias.

Ese dato de venta de contenidos, recogido en el Informe Económico Sectorial de las Telecomunicaciones y el Audiovisual, no refleja el conjunto de “los ingresos obtenidos por los operadores de televisión en abierto, los operadores de televisión de pago y las productoras de canales temáticos de pago, por la venta de producciones propias, la venta de canales de programación, la venta o cesión de derechos sobre contenidos y cualesquiera otros ingresos procedentes de la comercialización mayorista de contenidos audiovisuales”.

La cifra total ascendió a 3.360, millones de euros (3.464,4 millones en 2018), pero de ellos 2.207,6 millones correspondieron a ingresos intragrupo, es decir, compraventas en el seno de un grupo empresarial y, sobre todo a ventas de contenidos entre DTS y Telefónica de España, según señala el citado informe.

El resto de los ingresos permanecieron estables, con una cierta tendencia al aumento de las subvenciones (+4,2%) y menor de las televisiones (+0,1%).

El riesgo para el pluralismo informativo en España es de grado medio, según el MPM20

El riesgo que corre el pluralismo informativo en nuestro país es de grado medio, según los datos de la edición de 2020 del Media Pluralism Monitor (MPM20), que realiza el Centre for Media Pluralism and Media Freedom (CMPMF) y cofinancia la Unión Europea. El equipo español ha estado dirigido por el profesor Pere Masip, de la Universidad Ramon Llull.

Como en años anteriores, la metodología del MPM se basa en una serie de parámetros -que suman varios indicadores- agrupados en cuatro temas: protección básica del pluralismo y la libertad de expresión; pluralismo del mercado; independencia editorial e inclusividad social. Cada uno de los parámetros se valora en porcentaje de riesgo: 0 a 33, riesgo bajo; 34 a 66, riesgo medio, y 67 a 100, riesgo alto.

En el caso de la protección básica en España, cuatro de los cinco parámetros reflejan un riesgo medio o bajo, pero el referido a protección del derecho a la información presenta un riesgo alto como consecuencia de reformas legales del Código Penal y la denominada “ley mordaza” que ponen en cuestión el derecho constitucional a la información y la libertad de expresión.

El apartado de pluralismo del mercado, aun recibiendo una valoración de riesgo medio (65%) linda con el riesgo alto. Ese riesgo elevado es consecuencia de las valoraciones que reciben los parámetros de concentración de medios informativos (81%), especialmente en la televisión y la radio; y concentración de plataformas online (70%).

En cuanto a independencia editorial, cuatro de los cinco parámetros muestran un riesgo medio, si bien destaca el caso de la autonomía editorial, con un riesgo del 63%, como consecuencia de la influencia política sobre los medios. Ello, en parte, es consecuencia de la ausencia de una protección específica para los responsables editoriales, al tratarse en su mayoría de medios privados. Del mismo modo esa falta de autonomía se sufre dentro de los medios públicos.

Finalmente, el apartado de la inclusividad social refleja también un grado de riesgo medio, principalmente como consecuencia de la mala valoración (88% de riesgo) que recibe el acceso de las minorías a los medios.

Como referencia de los datos a nivel europeo, cabe decir que los promedios son: protección básica del pluralismo (33% y 39%, en España); pluralismo del mercado (64%, 65%, en España); independencia editorial (47% en Europa y en España) e inclusividad social (52%, con un 49% en España). Con lo cual cabría concluir que la situación en España es ligeramente peor que el promedio europeo.

AIMC, IAB Spain y AEA inician un concurso para la medición de audiencias digitales.

El pasado 15 de julio, la comisión de seguimiento de la medición digital, formada por la asociación de empresas de marketing digital IAB Spain, la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) y la Asociación Española de Anunciantes (AEA), comunicó el inicio del proceso para la convocatoria de un concurso para renovar la medición de las audiencias digitales en España, que ha realizado ComScore en los últimos años.

Como primer paso, la comisión ha abierto el proceso de selección de una consultora independiente que se encargará de asesorar y centralizar todo el concurso. El objetivo principal del mismo es adaptar el sistema de medición al mercado actual, incorporando novedades metodológicas que actualicen el propio sistema sin comprometer los resultados.

La consultora seleccionada además de gestionar el concurso elaborará los pliegos, determinará el modelo de negocio más adecuado para el proyecto y seleccionará la que considere que es la mejor propuesta de entre todos los participantes.

Las bases técnicas serán aprobadas por la comisión de seguimiento por consenso, a propuesta de la consultora. De forma paralela, cada una de las asociaciones que forman parte de la comisión creará un grupo técnico con el objetivo de asesorar, analizar y valorar las propuestas durante todo el proceso.

La simplicidad es un valor en las newsletters, según un estudio del Instituto Reuters

Pese a las limitaciones obvias que impone el formato de los boletines de noticias o newsletters (como la imposibilidad de ser corregidos o actualizados; su diseño simple,y el que no suelan contener contenidos complejos), la propia simplicidad es algo apreciado por los usuarios. Esto, al menos, se desprende de un estudio publicado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo a partir de encuestas realizadas en 21 países. Dicho estudio se centra en el uso de newsletters y correos electrónicos por parte de los medios de comunicación para captar nuevos suscriptores.

Según el estudio, los casos más exitosos suelen recibir el tratamiento como cualquier producto editorial por parte de un periodista experimentado, que aporta el tono informal y el toque personal que suele faltar en los medios digitales.

Los newsletters no son aún una vía de información relevante. De acuerdo con los resultados del estudio, las cifras de consumo de newsletters varían de forma considerable para cada uno de los países y van desde el caso de Bélgica, con más de un cuarto (28%) de los encuestados que consumen noticias a través del e-mail semanalmente hasta un 9% en Reino Unido. Así, la media general de entre todos los países encuestados se sitúa en el 16% (el 15%, en España).

Sus usuarios declaran consumir noticias por correo electrónico tienden a estar mucho más interesadas en la actualidad y disponer de ingresos más elevados.

De acuerdo con el estudio, los newsletters diarios de actualización de noticias son los más populares (60%). También los referentes a una determinada alerta o evento sobre una persona o asunto específico son ampliamente utilizados (75%) a lo largo de los 21 países estudiados.

Digital Growth Program de Google busca ayudar a desarrollar modelos de negocio digitales a medios locales

De acuerdo con una información distribuida por Google, el Digital Growth Program ha sido creado para “ayudar a establecer y hacer crecer el negocio online de los productores de noticias que han comenzado a desarrollar sus plataformas digitales”. El programa consiste en una serie de talleres que cubren los fundamentos de la estrategia digital, captación de audiencias y el establecimiento de estrategias para aumentar y estabilizar los ingresos.

En Europa, la iniciativa cuenta con Financial Times Strategies y la World Association of News Publishers como socios a la hora de desarrollar laboratorios, jornadas de formación intensivas y tutorías La participación en el programa es gratuita, pero tendrá una asistencia limitada por motivos de espacio.

Inicialmente el Digital Growth Program está disponible en España, Reino Unido, Alemania, Italia, Polonia y Francia y se impartirá en los idiomas locales.

Dentro de Google, el programa está organizado por Google News Initiative, que en los últimos meses ya ha ofrecido programas de ayudas para ayudar a paliar los efectos de la crisis del coronavirus en medios locales, además de bonificaciones en sus tarificaciones del servicio de Ad Manager.

De acuerdo con la empresa, el objetivo de estas iniciativas es apoyar a medios de todos los tamaños durante su transición a un ecosistema crecientemente digital.

La televisión mantiene su primacía como medio informativo de los españoles, según el primer barómetro de Uteca

La asociación de televisiones comerciales Uteca ha comenzado a publicar en junio un barómetro sobre la percepción social de la televisión en abierto correspondiente a junio. De acuerdo con dicho barómetro, la televisión en abierto sigue siendo el referente para los españoles a la hora de informarse.

Según los datos de este estudio, más de la mitad de los encuestados  (54,6%) eligen la televisión como primer canal informativo cuando buscan veracidad y credibilidad. Esta preferencia es más prominente en las franjas de edad de 35 a 44 años (62,1%) y de 45 a 55 años (59,4%). Sólo en la franja de 18 a 34 años, el liderazgo es compartido entre prensa en papel y digital (45,5%) y televisión (45,2%).

En cuanto a la percepción de fiabilidad, la televisión es considerada como el medio más confiable por el 65% de los españoles, seguida de la prensa (42%). Las plataformas de vídeo (10,2%) y las redes sociales (12,2%) son los canales que menos confianza generan.

Al mismo tiempo, la televisión es el medio más utilizado por los encuestados para buscar opiniones informadas (50,7%), seguida de la prensa (48,5%). Entre los menores de 34 años destacan las redes sociales como primera opción (49,3%).

Además, la televisión sigue siendo elegida como medio de información diaria por 8 de cada 10 españoles, seguida de la prensa, la radio, las redes sociales, y en último lugar, las plataformas de vídeo. Es destacable que la televisión ocupa ese primer lugar en todos los segmentos.

Respecto a las percepciones de los españoles del fenómeno de las noticias falsas, el 93% de los españoles consideran que representan un problema. Los encuestados consideran que las redes sociales son los principales medios difusores de noticias falsas, lo que reforzaría la credibilidad de los medios de comunicación tradicionales.

Así, 1 de cada 3 españoles perciben la radio y la televisión como los medios por los que se recibe una información más veraz, de mayor confianza y más contrastada. La prensa impresa y digital ocupan el tercer lugar.

Según el barómetro de Uteca, la crisis del Coronavirus habría tenido el efecto de aumentar el consumo de televisión en los hogares españoles. De esa forma, 3 de cada 4 españoles señalan la televisión en abierto como el medio a través del que se han informado más durante la pandemia. Destaca también que, a través de todo el espectro demográfico, la televisión es el medio más usado (73,5%) y el considerado como más fiable (55,3%) para informarse durante la crisis. En segundo lugar, se sitúa la prensa en papel y digital (42,5%), y en tercer lugar la radio, con un 25,9%.

En cuanto a fiabilidad, la prensa también ocupa el segundo lugar (36,3%), la radio el tercero (24%) y las redes sociales (10,4%) y las plataformas de vídeo (8,5%) los últimos.

Además, los resultados del estudio destacan el papel socializador que tiene la televisión. Para el 58% de los encuestados, la TV es el medio que mejor transmite los valores, seguida de la radio (37,4%) y la prensa (34,2%).

A lo largo de todo el espectro demográfico, la televisión es elegida también como el medio que mejor educa por los contenidos que ofrece, seguido de la prensa. A ese respecto, 7 de cada 10 encuestados destacan que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión les ayuda a formar su propia opinión a la hora de tomar decisiones. Además, el mismo porcentaje (70%) afirma que la diversidad de programación les ayuda a tener una visión más plural de la sociedad.

Entretenimiento

La televisión también es el medio elegido por una mayoría de españoles (70%) como el que más les entretiene y evade, seguida, a más de 30 puntos porcentuales de diferencia por las redes sociales, elegidas por un 31,4% de los encuestados.

Otro de los resultados interesantes del estudio, es el de la percepción que tienen los españoles del papel de la televisión; 3 de cada 4 españoles perciben que la televisión en abierto es el canal con mayor cantidad de campañas de concienciación para sensibilizar a la sociedad. La misma proporción de españoles aseguran que la televisión es el medio en el que más se recuerdan estas campañas, y un 70% consideran que es el medio que más promueve unos hábitos de vida saludables.

Casi el 90% de los españoles consideran que la televisión gratuita es un bien de interés general al que todo el mundo tiene derecho. Además, un 71,2% afirman que la televisión en abierto es su principal modelo de televisión, y un porcentaje similar que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión gratuita les ayuda a formarse su propia opinión.

La 1ª ola del Barómetro sobre la percepción social de la yelevisión en abierto ha sido realizada por la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) en colaboración con Barlovento Comunicación y Deloitte. El estudio ha consistido en 1230 entrevistas a españoles mayores de 18 años, representativos de la población por variables de sexo y edad. El cuestionario se ha articulado en torno a un panel online y las encuestas se han realizado entre el 4 y el 11 de mayo de 2020.