El riesgo para el pluralismo informativo en España es de grado medio, según el MPM20

El riesgo que corre el pluralismo informativo en nuestro país es de grado medio, según los datos de la edición de 2020 del Media Pluralism Monitor (MPM20), que realiza el Centre for Media Pluralism and Media Freedom (CMPMF) y cofinancia la Unión Europea. El equipo español ha estado dirigido por el profesor Pere Masip, de la Universidad Ramon Llull.

Como en años anteriores, la metodología del MPM se basa en una serie de parámetros -que suman varios indicadores- agrupados en cuatro temas: protección básica del pluralismo y la libertad de expresión; pluralismo del mercado; independencia editorial e inclusividad social. Cada uno de los parámetros se valora en porcentaje de riesgo: 0 a 33, riesgo bajo; 34 a 66, riesgo medio, y 67 a 100, riesgo alto.

En el caso de la protección básica en España, cuatro de los cinco parámetros reflejan un riesgo medio o bajo, pero el referido a protección del derecho a la información presenta un riesgo alto como consecuencia de reformas legales del Código Penal y la denominada “ley mordaza” que ponen en cuestión el derecho constitucional a la información y la libertad de expresión.

El apartado de pluralismo del mercado, aun recibiendo una valoración de riesgo medio (65%) linda con el riesgo alto. Ese riesgo elevado es consecuencia de las valoraciones que reciben los parámetros de concentración de medios informativos (81%), especialmente en la televisión y la radio; y concentración de plataformas online (70%).

En cuanto a independencia editorial, cuatro de los cinco parámetros muestran un riesgo medio, si bien destaca el caso de la autonomía editorial, con un riesgo del 63%, como consecuencia de la influencia política sobre los medios. Ello, en parte, es consecuencia de la ausencia de una protección específica para los responsables editoriales, al tratarse en su mayoría de medios privados. Del mismo modo esa falta de autonomía se sufre dentro de los medios públicos.

Finalmente, el apartado de la inclusividad social refleja también un grado de riesgo medio, principalmente como consecuencia de la mala valoración (88% de riesgo) que recibe el acceso de las minorías a los medios.

Como referencia de los datos a nivel europeo, cabe decir que los promedios son: protección básica del pluralismo (33% y 39%, en España); pluralismo del mercado (64%, 65%, en España); independencia editorial (47% en Europa y en España) e inclusividad social (52%, con un 49% en España). Con lo cual cabría concluir que la situación en España es ligeramente peor que el promedio europeo.

AIMC, IAB Spain y AEA inician un concurso para la medición de audiencias digitales.

El pasado 15 de julio, la comisión de seguimiento de la medición digital, formada por la asociación de empresas de marketing digital IAB Spain, la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) y la Asociación Española de Anunciantes (AEA), comunicó el inicio del proceso para la convocatoria de un concurso para renovar la medición de las audiencias digitales en España, que ha realizado ComScore en los últimos años.

Como primer paso, la comisión ha abierto el proceso de selección de una consultora independiente que se encargará de asesorar y centralizar todo el concurso. El objetivo principal del mismo es adaptar el sistema de medición al mercado actual, incorporando novedades metodológicas que actualicen el propio sistema sin comprometer los resultados.

La consultora seleccionada además de gestionar el concurso elaborará los pliegos, determinará el modelo de negocio más adecuado para el proyecto y seleccionará la que considere que es la mejor propuesta de entre todos los participantes.

Las bases técnicas serán aprobadas por la comisión de seguimiento por consenso, a propuesta de la consultora. De forma paralela, cada una de las asociaciones que forman parte de la comisión creará un grupo técnico con el objetivo de asesorar, analizar y valorar las propuestas durante todo el proceso.

La simplicidad es un valor en las newsletters, según un estudio del Instituto Reuters

Pese a las limitaciones obvias que impone el formato de los boletines de noticias o newsletters (como la imposibilidad de ser corregidos o actualizados; su diseño simple,y el que no suelan contener contenidos complejos), la propia simplicidad es algo apreciado por los usuarios. Esto, al menos, se desprende de un estudio publicado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo a partir de encuestas realizadas en 21 países. Dicho estudio se centra en el uso de newsletters y correos electrónicos por parte de los medios de comunicación para captar nuevos suscriptores.

Según el estudio, los casos más exitosos suelen recibir el tratamiento como cualquier producto editorial por parte de un periodista experimentado, que aporta el tono informal y el toque personal que suele faltar en los medios digitales.

Los newsletters no son aún una vía de información relevante. De acuerdo con los resultados del estudio, las cifras de consumo de newsletters varían de forma considerable para cada uno de los países y van desde el caso de Bélgica, con más de un cuarto (28%) de los encuestados que consumen noticias a través del e-mail semanalmente hasta un 9% en Reino Unido. Así, la media general de entre todos los países encuestados se sitúa en el 16% (el 15%, en España).

Sus usuarios declaran consumir noticias por correo electrónico tienden a estar mucho más interesadas en la actualidad y disponer de ingresos más elevados.

De acuerdo con el estudio, los newsletters diarios de actualización de noticias son los más populares (60%). También los referentes a una determinada alerta o evento sobre una persona o asunto específico son ampliamente utilizados (75%) a lo largo de los 21 países estudiados.

Digital Growth Program de Google busca ayudar a desarrollar modelos de negocio digitales a medios locales

De acuerdo con una información distribuida por Google, el Digital Growth Program ha sido creado para “ayudar a establecer y hacer crecer el negocio online de los productores de noticias que han comenzado a desarrollar sus plataformas digitales”. El programa consiste en una serie de talleres que cubren los fundamentos de la estrategia digital, captación de audiencias y el establecimiento de estrategias para aumentar y estabilizar los ingresos.

En Europa, la iniciativa cuenta con Financial Times Strategies y la World Association of News Publishers como socios a la hora de desarrollar laboratorios, jornadas de formación intensivas y tutorías La participación en el programa es gratuita, pero tendrá una asistencia limitada por motivos de espacio.

Inicialmente el Digital Growth Program está disponible en España, Reino Unido, Alemania, Italia, Polonia y Francia y se impartirá en los idiomas locales.

Dentro de Google, el programa está organizado por Google News Initiative, que en los últimos meses ya ha ofrecido programas de ayudas para ayudar a paliar los efectos de la crisis del coronavirus en medios locales, además de bonificaciones en sus tarificaciones del servicio de Ad Manager.

De acuerdo con la empresa, el objetivo de estas iniciativas es apoyar a medios de todos los tamaños durante su transición a un ecosistema crecientemente digital.

La televisión mantiene su primacía como medio informativo de los españoles, según el primer barómetro de Uteca

La asociación de televisiones comerciales Uteca ha comenzado a publicar en junio un barómetro sobre la percepción social de la televisión en abierto correspondiente a junio. De acuerdo con dicho barómetro, la televisión en abierto sigue siendo el referente para los españoles a la hora de informarse.

Según los datos de este estudio, más de la mitad de los encuestados  (54,6%) eligen la televisión como primer canal informativo cuando buscan veracidad y credibilidad. Esta preferencia es más prominente en las franjas de edad de 35 a 44 años (62,1%) y de 45 a 55 años (59,4%). Sólo en la franja de 18 a 34 años, el liderazgo es compartido entre prensa en papel y digital (45,5%) y televisión (45,2%).

En cuanto a la percepción de fiabilidad, la televisión es considerada como el medio más confiable por el 65% de los españoles, seguida de la prensa (42%). Las plataformas de vídeo (10,2%) y las redes sociales (12,2%) son los canales que menos confianza generan.

Al mismo tiempo, la televisión es el medio más utilizado por los encuestados para buscar opiniones informadas (50,7%), seguida de la prensa (48,5%). Entre los menores de 34 años destacan las redes sociales como primera opción (49,3%).

Además, la televisión sigue siendo elegida como medio de información diaria por 8 de cada 10 españoles, seguida de la prensa, la radio, las redes sociales, y en último lugar, las plataformas de vídeo. Es destacable que la televisión ocupa ese primer lugar en todos los segmentos.

Respecto a las percepciones de los españoles del fenómeno de las noticias falsas, el 93% de los españoles consideran que representan un problema. Los encuestados consideran que las redes sociales son los principales medios difusores de noticias falsas, lo que reforzaría la credibilidad de los medios de comunicación tradicionales.

Así, 1 de cada 3 españoles perciben la radio y la televisión como los medios por los que se recibe una información más veraz, de mayor confianza y más contrastada. La prensa impresa y digital ocupan el tercer lugar.

Según el barómetro de Uteca, la crisis del Coronavirus habría tenido el efecto de aumentar el consumo de televisión en los hogares españoles. De esa forma, 3 de cada 4 españoles señalan la televisión en abierto como el medio a través del que se han informado más durante la pandemia. Destaca también que, a través de todo el espectro demográfico, la televisión es el medio más usado (73,5%) y el considerado como más fiable (55,3%) para informarse durante la crisis. En segundo lugar, se sitúa la prensa en papel y digital (42,5%), y en tercer lugar la radio, con un 25,9%.

En cuanto a fiabilidad, la prensa también ocupa el segundo lugar (36,3%), la radio el tercero (24%) y las redes sociales (10,4%) y las plataformas de vídeo (8,5%) los últimos.

Además, los resultados del estudio destacan el papel socializador que tiene la televisión. Para el 58% de los encuestados, la TV es el medio que mejor transmite los valores, seguida de la radio (37,4%) y la prensa (34,2%).

A lo largo de todo el espectro demográfico, la televisión es elegida también como el medio que mejor educa por los contenidos que ofrece, seguido de la prensa. A ese respecto, 7 de cada 10 encuestados destacan que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión les ayuda a formar su propia opinión a la hora de tomar decisiones. Además, el mismo porcentaje (70%) afirma que la diversidad de programación les ayuda a tener una visión más plural de la sociedad.

Entretenimiento

La televisión también es el medio elegido por una mayoría de españoles (70%) como el que más les entretiene y evade, seguida, a más de 30 puntos porcentuales de diferencia por las redes sociales, elegidas por un 31,4% de los encuestados.

Otro de los resultados interesantes del estudio, es el de la percepción que tienen los españoles del papel de la televisión; 3 de cada 4 españoles perciben que la televisión en abierto es el canal con mayor cantidad de campañas de concienciación para sensibilizar a la sociedad. La misma proporción de españoles aseguran que la televisión es el medio en el que más se recuerdan estas campañas, y un 70% consideran que es el medio que más promueve unos hábitos de vida saludables.

Casi el 90% de los españoles consideran que la televisión gratuita es un bien de interés general al que todo el mundo tiene derecho. Además, un 71,2% afirman que la televisión en abierto es su principal modelo de televisión, y un porcentaje similar que la diversidad de periodistas, enfoques e informativos de la televisión gratuita les ayuda a formarse su propia opinión.

La 1ª ola del Barómetro sobre la percepción social de la yelevisión en abierto ha sido realizada por la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca) en colaboración con Barlovento Comunicación y Deloitte. El estudio ha consistido en 1230 entrevistas a españoles mayores de 18 años, representativos de la población por variables de sexo y edad. El cuestionario se ha articulado en torno a un panel online y las encuestas se han realizado entre el 4 y el 11 de mayo de 2020.

El consumo de noticias aumentó con la crisis del coronavirus según el estudio Digital News Report 2020

Durante la crisis provocada por el coronavirus COVID-19, el consumo de noticias creció en los medios principales a nivel global, según se desprende del informe Digital News Report 2020, que realiza el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (RISJ, por sus siglas en inglés). Creció sobre todo el consumo de noticias en televisión y de fuentes online, mientras que los medios impresos fueron los principales damnificados por la crisis sanitaria.

Este año el RISJ realizó una primera recogida de datos para el informe en enero, pero, como consecuencia de la crisis del COVID-19, se complementó con información adicional procedente de encuestas realizadas durante abril en seis países (Alemania, Argentina, Corea del Sur, España, Estados Unidos y el Reino Unido). En todos los casos, los resultados son representativos de poblaciones online que consumen noticias al menos una vez por mes.

Por lo que se refiere a los datos del conjunto de países, en general, el uso de medios online y de redes sociales ha crecido, llegando a aumentos del 10% en algunos países.

Entre los encuestados de los seis países citados, la confianza en la cobertura de los medios durante la pandemia era alta y superior a la que recibían las redes sociales, las plataformas de vídeo y los servicios de mensajería. El 60% de los encuestados consideraban que los medios habían hecho un buen trabajo ayudando a comprender el alcance de la crisis sanitaria.

Por lo que se refiere a los datos generales del informe (los recogidos en enero), la preocupación por la desinformación se mantiene alta en relación con años anteriores. Más de la mitad de la muestra manifestaba sentir preocupación a la hora de distinguir las noticias verdaderas y falsas en internet y los políticos nacionales se mantenían como la fuente de desinformación más citada. Sólo un 38% de los encuestados manifestaban confiar en la mayoría de las noticias la mayor parte del tiempo, y menos de la mitad (46%) dijeron que confiaban en las noticias que recibían.

Cabe reseñar respecto a las preferencias a escala global, que la mayoría de encuestados prefiere noticias que no tienen un punto de vista específico y sólo un 28% decían preferir noticias que compartían su punto de vista.

La mayoría de los encuestados (un 52%) se manifestaban a favor de que los medios actuasen como verificadores de las declaraciones falsas de los políticos y un 58% se mostraban a favor de que las plataformas bloquearan los mensajes políticos con afirmaciones inexactas.

El estudio del RISJ destaca también que la mayoría de las personas (84%) aún no paga por acceder a las noticias online a pesar de que ha habido incrementos en la proporción de personas que sí lo hacen.

A la hora de suscribirse a contenidos de pago, los encuestados declaran hacerlo por una cuestión de calidad. Sin embargo, en muchos países se observaba que había un amplio porcentaje de personas que decían que nada podría convencerles de pagar por la información. En los países con mayores niveles de pago por noticias, entre una tercera parte y la mitad de las suscripciones iban a unas pocas grandes marcas informativas.

El acceso a las noticias se suele hacer a través de más de un canal. En ese sentido, destaca que las personas entre 18 y 24 años tienen más del doble de probabilidades de acceder a las noticias a través de redes sociales. Instagram en la red social que presenta mayor crecimiento a ese respecto, habiéndose duplicado su uso desde 2018. Para contrarrestar esa tendencia, los medios han buscado establecer conexiones más directas con su audiencia acudiendo al correo electrónico y a las alertas móviles. Sobre los datos de todos los países hay una media general de un 16% que accede semanalmente a noticias por correo electrónico, de las cuales, un 60% está suscrito a un boletín de información general o política.

Por último, y en relación con el consumo de podcast, la proporción de usuarios sobre el total de la muestra se ha visto incrementada en torno a un 31%. Además, más de la mitad de los encuestados destacaban que el formato ofrecía una mayor profundidad y comprensión a la hora de recibir la información en comparación con otros tipos de medios.

Los españoles confiaron sobre todo en los científicos y las autoridades sanitarias a la hora de informarse sobre el COVID-19

La comunidad científica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades nacionales sanitarias, por este orden, fueron las tres fuentes de información sobre el COVID-19 en las que más confiaron los españoles, según los datos de un Eurobarómetro específico publicado ayer.

Los porcentajes de españoles que confiaron en estas tres fuentes (48, 37 y 32%, respectivamente) se encuentran en línea con los resultados del conjunto de Europa, donde el 41% confió en los científicos, el 34% en las autoridades sanitarias nacionales, y el 32% en la OMS.

Por lo que se refiere a la confianza depositada en los periodistas que trabajan en medios (periódicos, radios y televisiones) el resultado en Europa fue que el 12% confío más en ellos a la hora de informarse, mientras que en España dicho porcentaje se elevó hasta el 17%.

El Eurobarómetro, realizado por Kantar, se hizo entre el 23 de mayo y el 1 de junio en 21 países de la Unión Europea.

Acceso al Eurobarómetro AQUÍ

Un estudio del Reuters Institute muestra que el consumo de noticias fue de más a menos durante la pandemia en el Reino Unido

Entre marzo y abril de 2020 el consumo de noticias en Reino Unido creció significativamente, según un estudio realizado por el Reuters Institute. Sin embargo, entre mediados de abril y de mayo se detectó que la evitación activa a las noticias pasó del 15% al 22% de los encuestados. Según el estudio, sólo el 20% de los encuestados afirmó no haber evitado nunca de forma activa contenidos informativos. 

En cuanto a la distribución de este fenómeno de evitar las noticias por grupos sociales, la única diferencia significativa detectada se produce en base a la edad y el género. Los adultos de entre 25 y 44 años eran más proclives a evitar las noticias que aquellos menores de 25 y mayores de 45. Respecto al género, el 26 % de las mujeres evitaron las noticias frente al 18% de los hombres. Cabe destacar que esa diferencia entre géneros ya existía antes de la pandemia.

La mayoría de las personas que declararon que siempre (o con frecuencia) evitaban las noticias (el 86%) también declararon estar evitando las noticias relacionadas con el Coronavirus.

En relación con las razones para evitar las noticias, la mayor parte de los encuestados declararon que les preocupaba el efecto que pudiesen tener sobre su estado de ánimo. Un tercio de los encuestados (32%) declararon que evitaban las noticias porque no se fiaban de ellas, y, entre ellos, el 49% se identificaban como de derechas. Sólo el 5% declaraba que evitaban las noticias porque no estaban interesados en ellas.

La mayor parte de los encuestados decían evitar las noticias en  televisión (78%) mientras que el  55% lo hacía en relación con los medios digitales.

El estudio se basa en los resultados obtenidos de un panel de investigación online aplicado a una muestra significativa de la población de Reino Unido. Se ha diseñado por el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford y ha sido realizado por YouGov.

Arranca el Observatorio Europeo de los Medios Digitales para luchar contra la desinformación

Esta noche comienza su andadura el Observatorio Europeo de los Medios Digitales (EDMO, por sus siglas en inglés), la plataforma creada por la Comisión Europea con el objetivo de luchar contra la desinformación.

El objetivo del Observatorio (al que se accederá en la dirección web Edmo.eu) es servir como un nodo informativo en el que colaborarán organizaciones de comprobación de datos, académicos e investigadores y que estará vinculado a organizaciones y expertos de medios y que trabajará para dar apoyo en la toma de decisiones políticas relacionadas con la lucha contra la desinformación.

La plataforma proporcionará información y material dirigido a aumentar la precaución y aumentar la resiliencia social ante la desinformación, al tiempo que realizará campañas de alfabetización digital y mediática.

La creación del Observatorio era una de las medidas contempladas en el plan de lucha contra la desinformación de la Comisión Europea, publicado en diciembre de 2018.

La confianza de los españoles en los medios continúa cayendo, según un estudio de la UER

Solo el 10% de los españoles confía mucho en la información de los medios informativos, a lo que se podría añadir un 32% que tiene una confianza media, según el estudio Trust in Media 2020, realizado por el servicio de investigación de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), a partir de datos del Eurobarómetro. En el informe de hace dos años, dichos porcentajes eran del 19 y el 33% respectivamente.

De nuevo España se sitúa por debajo del promedio europeo (junto a países como Reino Unido y Francia) que es del 19% para quienes les inspiran los medios mucha confianza y el 41% quienes tienen una confianza media.

Debe destacarse que aquellos países que manifiestan unos mayores niveles de confianza en la información de los medios son en los que un menor porcentaje de la población ve la desinformación como un problema.

En España y por medios, la radio sigue siendo el medio mejor situado, ya que el 44% tiende a confiar en él (el 52%, en 2018). A continuación se sitúa la prensa escrita con un 33%, aunque siete puntos porcentuales menos que en 2018.

La televisión, con un 29% que tiende a confiar en la información de este medio (el 36% hace dos años) es el tercer medio, seguido por internet con un 21% de la población que dice confiar en la información que encuentra allí (el 34% hace dos años) y situándose en último lugar las redes sociales, con el 12% frente al 22% de 2018.

Ampliación: El retroceso en la confianza de los españoles en los medios no es nuevo. Según el Informe de la Profesión Periodística 2019, que edita la Asociación de la Prensa de Madrid, la confianza de los españoles en los medios de información en los que se informan se ha venido erosionando en los últimos años, tras alcanzar una puntuación de 5,7 (en una escala de 1 a 10) en 2016. En los años 2017 y 2018 la puntuación fue de 5,5, para descender significativamente el año pasado hasta 5,2.

Advertencia: Luis Palacio es el director del Informe de la Profesión Periodística y editor de DigiMedios.es