Joseph Oughourlian, nuevo presidente no ejecutivo del grupo Prisa

El pasado 23 de febrero el consejo de administración de Prisa nombraba presidente no ejecutivo a Joseph Oughourlian, responsable de Amber Capital. Hasta ese momento, Oughourlian ejercía la presidencia en funciones, tras la salida del anterior presidente no ejecutivo, Javier Monzón.

Joseph Oughourlain se incorporó al consejo de Prisa en 2015, a raíz de la entrada de su fondo Amber Capital en el accionariado de la empresa. Con su última compra, en enero de 2020, Amber Capital aumentaba su participación hasta el 29,84%. Este porcentaje roza el 30%, umbral que, de traspasarse, obligaría a Amber Capital a lanzar una oferta de adquisición de acciones (OPA) por el 100% del capital.

RNE firma un acuerdo para distribuir contenidos a través de Spotify

Radio Nacional de España (RNE) y Spotify han firmado un acuerdo por el que los usuarios de la plataforma de audio en streaming tendrán acceso a más de 350 programas de RNE. Dentro del acuerdo se incluyen, entre otros, ‘Las mañanas de RNE’, ‘Hoy empieza todo’,  ‘A hombros de gigantes’ y los boletines de actualidad de RNE

De acuerdo con un comunicado de RTVE, este acuerdo supone “un paso más” en la estrategia de diversificación digital de RNE. Además, destacan que la apuesta por la digitalización de RNE incluye el desarrollo de aplicaciones nativas móviles, aplicaciones para televisores y aplicaciones para altavoces inteligentes.

Las emisiones de RNE ya estaban disponibles en Internet, a través de su página web y, desde 2019 en la aplicación Radioplayer con la que RTVE, junto a otras 300 emisoras españolas, firmó un acuerdo cuando la aplicación llegaba a España.

Vocento reajusta su equipo directivo

El grupo de comunicación Vocento ha anunciado que, desde marzo, el que hasta el momento era director general de negocio, Iñaki Arechabaleta, pasará a ocupar el puesto de adjunto al consejero delegado, Luis Enríquez. Tras su salida, los directores generales de negocio editorial, Íñigo Argaya, y de nuevo negocio, Íñigo Iribarnegaray, pasan a depender directamente de Enríquez.

Arechabaleta continuará siendo miembro del comité de dirección y formará parte del comité de estrategia del grupo. Entre sus funciones, además de mantener la relación con los accionistas minoritarios de las compañías filiales, estará la colaboración en la identificación de nuevos negocios, la asesoría en la elaboración de la estrategia comercial y de negocio y la representación institucional de Vocento.

Iniciativa de la UER para que los medios públicos compartan contenidos online

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) tiene previsto lanzar el próximo julio una iniciativa que permitirá a los medios audiovisuales públicos europeos traducir y compartir contenidos, según ha informado a través de un comunicado a finales de enero. Entre los diez medios que inicialmente participarán en el proyecto se encuentra Radiotelevisión Española (RTVE).

La colaboración entre medios públicos les permitirá dar a sus audiencias una perspectiva más amplia de asuntos que trascienden a las propias realidades nacionales en temas como el cambio climático, la pandemia de la COVID-19 o la inmigración. Según la UER, dichos contenidos permitirán “contrarrestar la desinformación y las retóricas divisivas propagadas a través de las redes sociales”.

Los contenidos podrán compartirse automáticamente en diferentes idiomas, si bien los editores de cada medio podrán incorporar las informaciones que consideren relevantes.

En este proyecto participarán, además de RTVE, medios públicos de Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Portugal, Suiza y el canal público franco-alemán ARTE, aunque se espera que otros canales se unan en el futuro, añadiendo nuevas opciones idiomáticas e incrementando la oferta total de contenido.

En la fase piloto del proyecto han participado 14 canales y se han compartido más de 120.000 artículos durante 8 meses. El proyecto ha sido galardonado con una ayuda europea que permitirá seguir desarrollando las herramientas técnicas necesarias y fortalecer la colaboración entre las redacciones de los medios de servicio público de toda Europa.

Sólo el 38% de las personas confían en las noticias según el estudio Trust in News.

Menos de cuatro de cada diez personas en cuarenta países dicen que normalmente confían en las noticias (el 38%). De acuerdo con el estudio Trust in news, realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism (RISJ), en muchos lugares, la caída de la confianza en las noticias ha alcanzado cifras de dos dígitos en los últimos años.

Otra de las conclusiones del estudio es que, aunque el crecimiento del escepticismo podría ser consecuencia de un ecosistema de medios que tiende a pluralizarse, lo cierto es que la pérdida de confianza puede acabar siendo un obstáculo para que la ciudadanía se mantenga informada y tome decisiones fundamentadas. Si hasta ahora las plataformas y los políticos solían ser considerados como las principales fuentes de información poco fiable, en algunos países los periodistas comienzan a ser señalados como responsables.

En el estudio se destaca que una de las claves de la situación de la confianza en las noticias es que se trata de un fenómeno multicausal. Los desafíos que se presentan en la “provisión y la demanda de información” son diversos e involucran a diferentes grupos de personas. Por ello, buscar soluciones a problemas relacionados con esta actividad requiere de una gran especificidad a la hora de fijar objetivos.

Otra de las claves es que aún hay poca información sobre los efectos que los cambios de los modelos de distribución de las noticias están teniendo sobre la producción de noticias. De acuerdo con varios de los expertos consultados para el estudio, es probable que las plataformas dañen la confianza del público en las noticias al tiempo que, paradójicamente, contribuyen a que ese mismo público tenga mayores posibilidades de acceder a las noticias.

Al mismo tiempo, respecto a las iniciativas dirigidas a la transparencia, la educación mediática y la conexión con el público, el estudio destaca que “permanece brumosa la evidencia empírica sobre qué funciona, con quiénes y en qué circunstancias”. Esto podría dar lugar a iniciativas mal enfocadas y a recursos desperdiciados o, incluso, a “resultados contraproducentes”.

Por último, otra de las claves que destacan en el estudio es que, si bien los esfuerzos por mejorar la confianza pueden ser cruciales, los costos que podrían conllevar podrían entrar en contradicción con otras necesidades como la de pedir cuentas a quienes ejercen el poder. Además, esto requeriría atacar determinadas posturas sobre el proceso de producción de noticias que fomentan la desconfianza y que forman parte del ideario de determinadas comunidades, así como de los posicionamientos estratégicos de algunos líderes políticos, lo que podría provocar el alejamiento de parte de las audiencias.

El estudio del Instituto Reuters se ha realizado combinando la revisión de investigaciones sobre confianza en las noticias y entrevistas originales a periodistas de los principales medios y se ha enfocado sobre el entorno mediático de cuatro países democráticos: Brasil, India, Reino Unido y Estados Unidos.

En el caso de España, y como publicaba DigiMedios en el mes de mayo (con datos de un estudio de la UER y el Eurobarómetro), sólo el 10% de los españoles confían mucho en la información que les llega de los medios, cifra que se sitúa por debajo del promedio europeo.

Acceso al estudio AQUÍ

El Consejo de Europa aborda en un informe los efectos de la priorización de contenidos en línea

El Consejo de Europa (CoE) acaba de publicar “Prioritisation uncovered” (La priorización al descubierto), un informe sobre la priorización de contenidos online. En él, el CoE presenta un análisis de la situación actual de la visibilidad de contenidos de servicio público y los efectos sobre esta de las estrategias actuales de priorización online. Además, el informe ofrece toda una serie de medidas para hacer avanzar la regulación de estas prácticas y las herramientas que tienen las audiencias a la hora de acceder a la información online.

Los procesos de priorización de contenido hacen referencia al diseño y decisiones algorítmicas que discriminan o promocionan un contenido por delante de otro a través de hacer que sea más accesible o tenga mayor prominencia en diferentes dispositivos o interfaces. De esta forma, se podría provocar que determinados contenidos tengan un mayor alcance que otros, o, incluso, que haya mayor probabilidad de que determinadas audiencias accedan a ellos.

Actualmente esta priorización se hace en base a una serie de criterios tanto comerciales como no comerciales, dejando de lado las necesidades reales de información de servicio público de las audiencias. Al mismo tiempo, los medios de comunicación tradicionales regulan esta priorización de contenido en base a una serie de reglas, en muchos casos, establecidas legalmente. No obstante, según el informe del CoE, en el caso de internet, la práctica de esta priorización en medios online no está suficientemente regulada.

De acuerdo con el informe, los medios y las empresas que actúan como intermediarias en la distribución de contenidos fomentan el acceso al contenido a través de diversas herramientas como las guías electrónicas de programación (EPG), los feeds de las redes sociales, los resultados de búsqueda, las interfaces de usuario y otros procesos algorítmicos. Estas herramientas utilizan una serie de algoritmos que en base a ciertos criterios promocionan una información sobre otra y se la sirven al usuario de manera (hasta cierto punto) personalizada.

El informe destaca la relevancia de estas estrategias en el debate sobre el papel de internet como medio de transmisión de información. Con la creciente importancia de la información online, el impacto que tiene la accesibilidad del contenido sobre el tipo de contenido que se consume se ha vuelto una cuestión clave, especialmente por la influencia potencial que puede tener a la hora de dirigir a las audiencias hacia una información determinada.

Si bien el debate en torno a esta cuestión ya se ha incorporado a la agenda de políticas públicas a nivel nacional en distintos países, de acuerdo con el informe, aún no hay un enfoque coordinado y es necesario aumentar el conocimiento sobre las necesidades específicas de esta área. El Consejo de Europa remarca especialmente que, hasta el momento, el debate se ha enfocado en la censura de determinados contenidos a través de su eliminación o a su penalización en los resultados de búsqueda mientras que, hasta cierto punto, la priorización se ha mantenido al margen del debate.

Como establece en el informe, para el Consejo de Europa la priorización de contenido puede ser una amenaza para la protección de la democracia, el imperio de la ley y los derechos humanos, incluido el de libertad de expresión. El informe destaca el papel que la falta de transparencia y de conocimiento público sobre los procesos bajo los cuales se prioriza el contenido. De acuerdo con las conclusiones del informe, es necesario revisar la legislación actual con el objeto de adecuarla a una realidad, la de los medios en la actualidad, que ya ha cambiado.

Una de las necesidades que destaca el Consejo de Europa es la de asegurar que los Medios de Servicio Público mantengan su relevancia y sean capaces de cumplir la función pública que les corresponde. Entre las medidas que sugiere el informe está el establecimiento de unos estándares mínimos legales, operativos y técnicos sobre los procesos de priorización de contenido. El informe propone una combinación de requisitos legales e incentivos dirigidos a promover las buenas prácticas además de iniciativas para informar a la población y el establecimiento de reglas que busquen la independencia de quienes actúan como intermediarios en la distribución de información respecto a los gobiernos. Por otro lado, el informe también hace hincapié en la importancia de promover la transparencia en torno a las formas en las que se prioriza el contenido para que las audiencias sepan a qué se exponen.

Además, dado que actualmente la priorización se decide en base a criterios tanto comerciales como no comerciales el Consejo de Europa también considera necesario que estos criterios estén sujetos a auditorías independientes para prevenir el mal uso de esta priorización.

Acceso al informe AQUÍ

El Brexit reducirá el mercado audiovisual de la Unión Europea

De acuerdo con el Observatorio Audiovisual Europeo, la salida de Reino Unido de la Unión Europea como consecuencia del Brexit tendrá un impacto significativo en el mercado audiovisual de la Unión Europea, al tiempo que aparecerá un poderoso competidor fuera de ella.

Hasta el momento, Reino Unido ha sido uno de los principales centros de canales de televisión en la Unión Europea, pero tras el Brexit se unirá a otros dos poderosos competidores -Rusia y Turquía- fuera del ámbito de la unión.

Por otra parte, la Unión Europea perderá el 14% del mercado publicitario europeo, pasando a tener una cuota del 73% frente al 87% actual.

Finalmente, el mercado de la UE de servicios de televisión por suscripción pierde a un 11% de sus clientes de pago mientras que los proveedores de contenidos audiovisuales bajo demanda (SVOD, por sus cifras en inglés) pierden un 23%.

El presupuesto de RTVE para 2021 crece el 13%

Rosa María Mateo, en calidad de administradora provisional única, acudió el pasado 5 de noviembre a presentar las cuentas de la Corporación Radiotelevisión Española para 2021 en el Congreso de los Diputados.

El total presupuestado, según un comunicado de RTVE, crece hasta los 1.127 millones de euros, lo que supondría un aumento de cerca del 13% respecto a 2018 (y que fue prorrogado en 2019 y 2020).

Mateo ha destacado que la crisis del COVID-19 ha impactado en los ingresos de RTVE y que los presupuestos presentados se enfocaban en lograr la estabilidad de la Corporación. De acuerdo con las estimaciones de RTVE, el cierre contable a finales de este año registraría unas pérdidas de 113 millones.

Al haber trabajado estos años con unos presupuestos prorrogados, los gastos sobrevenidos durante el último año no estaban cubiertos por las previsiones iniciales.

Es destacable que los ingresos de RTVE cayeron un 18,8% respecto a 2018. Mateo ha destacado que el 95% de los ingresos de RTVE proceden de subvenciones públicas y que “por lo tanto depende de factores externos que no podemos controlar”.

De acuerdo con los presupuestos presentados, de los 1.127 millones de gasto, 399 millones se dedicarían a la programación de televisión, radio y digital, entre los que se incluye la cobertura de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Un informe del Instituto Reuters analiza los cambios en la producción de noticias por el COVID-19 y los movimientos sociales

El estudio del Instituto Reuters Changing newsrooms 2020, publicado a finales de octubre, destaca que los confinamientos y las restricciones de seguridad han cambiado la forma en que las noticias se producen. Además, considera que el COVID-19 ha aumentado la incertidumbre económica, después de una caída considerable de los ingresos publicitarios, de los despidos masivos y de una mayor presión sobre una industria que ya soportaba desafíos considerables.

Un 55% de los encuestados destaca que las prácticas de trabajo en remoto pueden haber tenido el efecto de hacer las organizaciones más eficientes. Al mismo tiempo se mostraban preocupados por el impacto que pudieran haber tenido en la creatividad y el trabajo en equipo. Cerca del 80% sienten que el trabajo en remoto complica la creación y mantenimiento de relaciones.

De cualquier forma, muchas de las empresas de noticias podrían continuar operando de una forma más flexible. Casi la mitad de los encuestados (48%) decían que sus empresas planeaban reducir el tamaño de sus instalaciones. Así, el estudio concluía que, en el futuro, las redacciones híbridas (con parte del personal en la oficina y otra en remoto) podrían seguir siendo una parte integral del futuro de los medios.

Al mismo tiempo, los sucesos de los últimos meses han sacado a relucir una serie de cambios sociales y generacionales que están desafiando a las redacciones en otros aspectos. El movimiento Black Lives Matter ha traído consigo un mayor escrutinio de las injusticias raciales y las desigualdades sociales que cuestionan directamente la cobertura mediática de este tipo de temas.

Aunque los encuestados manifestaban que había habido un progreso significativo en la eliminación de las brechas de género, raciales, políticas y de las relativas a otras formas de diversidad, se mostraban reacios a afirmar que hubiesen desaparecido.

De acuerdo con los resultados del estudio, la mayoría de las organizaciones recogen datos sobre la diversidad de sus empleados y su dirección. Al mismo tiempo, algo más de un 40% manifestaba que sus empresas monitorizaban la diversidad de sus colaboradores y entrevistados y un 46%, que tenían a una persona al cargo de la gestión de la diversidad, la equidad y las prácticas inclusivas. Sin embargo, sólo un tercio de las empresas estaban dotadas de un presupuesto destinado a fomentar la diversidad. Además, mientras que muchos de los encuestados creían que sus organizaciones lo están haciendo bien en los niveles profesionales más bajos (84%), sólo una minoría (37%) sentían que fuese así en los niveles superiores.

Los problemas crecientes de la industria han impactado negativamente en la confianza de los directivos en sus capacidades para atraer y retener talento, especialmente para los cargos no editoriales. Además, destacaban que no están en condiciones de competir a través de las ofertas salariales y otros beneficios con otras industrias.

Para la elaboración del informe, el Instituto Reuters entrevistó a una serie de líderes de la industria por todo el mundo acerca de cómo se estaban adaptando sus organizaciones a estos desafíos internos y externos. El tamaño de la muestra fue de 136 entrevistados de 38 países y las entrevistas se realizaron entre el 21 de septiembre y el 7 de octubre de 2020.

Acceso al estudio AQUÍ

La facturación de Mediaset hasta septiembre disminuyó un 17,3%

De acuerdo con las cifras que ha presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los nueve primeros meses de 2020, el grupo audiovisual Mediaset generó un resultado de explotación de 132,9 millones de euros, lo que supone una caída del 30,1% respecto al mismo período del año anterior.

Entre enero y septiembre los ingresos de explotación de Mediaset llegaron a 546,6 millones de euros. Esta cifra supone una caída del 17,3% respecto a los 660,7 millones que ingresó en los primeros nueve meses de 2019.

La facturación publicitaria de Mediaset se ha visto afectada por la caída generalizada de la inversión en publicidad que ha provocado la crisis del COVID-19. Durante los primeros nueve meses de 2020, los ingresos brutos publicitarios de Mediaset se redujeron en casi un 24% respecto a 2019 pasando de 644 millones a 488. Sin embargo, dentro de la línea de negocio de Mediaset correspondiente a otros ingresos (actividad cinematográfica, internet, venta de derechos, servicios prestados a TV Real Madrid y suscripciones a Mitele Plus) la cantidad facturada se elevó de 44,2 millones de euros en 2019, a 76,4 millones este año.

Así, el beneficio antes de impuestos Mediaset España en el periodo de referencia alcanzó los 134,4 millones de euros lo que supone una caída respecto a 2019 del 31,2%.

Dentro de las cifras presentadas por Mediaset a la CNMV, destaca el menor retroceso -del 4,8%- de los ingresos en el tercer trimestre de 2020 y la mejora del beneficio de explotación del 22,3% hasta 44 millones de euros.