El beneficio de explotación de Hola se redujo el 30,7% en 2019

En el ejercicio 2019, la editora de revistas Hola SL registró un beneficio de 3,459 millones de euros frente a los 4,992 millones de un año antes, lo que representa una caída del 30,7%, según la información contenida en sus cuentas anuales.

El descenso del beneficio de explotación se produjo a pesar de que los ingresos se incrementaron el 7,3% hasta los 63,351 millones de euros. Se trata del primer aumento registrado en los últimos años y que se produce después de que la compañía dejara de editar directamente la revista Hello en el Reino Unido.

En el empeoramiento de la explotación, según la información contenida en las cuentas anuales de Hola, han tenido que ver el “incremento de servicios profesionales para el desarrollo de nuevas plataformas y aplicaciones así como el mayor gasto registrado en el 2019 en acciones de marketing y promoción”.

Por lo que se refiere a los ingresos de la editora, se repartieron entre la venta de ejemplares (27 millones), publicidad impresa (16,5 millones) y los ingresos de las distintas webs del grupo (16 millones).

El resultado neto de la compañía ascendió a 3,217 millones de euros.

Durante el ejercicio, Hola cerró varias de sus franquicias (Dubai, Hungría, Georgia y Venezuela).

IAB Spain estima la inversión en publicidad digital en España en 3.029 millones

El año pasado la inversión en publicidad digital en España ascendió a 3.029,5 millones de euros, según lo estimado en el Estudio de Inversión Publicitaria en Medios Digitales, que realiza la asociación de marketing digital IAB Spain, con el apoyo de la consultora PriceWaterhouseCoopers (PWC). La inversión se redujo el 3,8% respecto a los 3.150,2 millones de un año antes.

Más del 89% de esa inversión la concentran las búsquedas o search (977,3 millones, el 32,3%), las redes sociales (835,1 millones, el 27,6%) y la publicidad display o gráfica (889,9 millones, el 29,4%). Esta última cantidad se distribuye entre el display propiamente dicho (538,6 millones), el video (268,0 millones), el contenido patrocinado (58,1 millones) y la publicidad nativa (25,2 millones).

Cantidades menores se destinan a clasificados digitales (233,8 millones), exterior (49,3 millones), el audio digital (38 millones) y la televisión conectada (6,1 millones).

La estimación de la inversión se realiza con los datos aportados por 66 empresas.

El beneficio de explotación de Atresmedia cae en un 75,6% por la pandemia y las provisiones

El año pasado el grupo audiovisual Atresmedia generó un beneficio de explotación de 40,133 millones de euros, frente a los 164,406 millones de un año antes, lo que representa un retroceso del 75,6%, según la información remitida por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La reducción del beneficio de explotación cabe atribuirla, además del impacto de la pandemia, a una provisión realizada para afrontar un plan de bajas incentivadas que afecta a 110 trabajadores. Sin el impacto de dicha provisión y de un ajuste del fondo de comercio correspondiente a Uniprex, el beneficio de explotación habría sido de unos 92 millones de euros.

 Los ingresos de explotación de Atresmedia ascendieron a 866,300 millones, un 16,7% menos que los 1.039,406 millones de 2019. Los correspondientes al área audiovisual representan el 92% del total, correspondiendo el 8% restante a los ingresos del negocio radiofónico.

El beneficio neto del grupo propietario de Antena 3 y La Sexta fue de 23,782 millones frente a los 117,946 millones de un año antes, es decir, un 79,8% menos.

Por lo que se refiere a la actividad corporativa del grupo, el año pasado Atresmedia constituyó al 50% con Telefónica el grupo de producción audiovisual Buendía.

Divisiones

Los ingresos de la división audiovisual del grupo ascendieron a 807,925 millones de euros, con un descenso del 16,3% y se repartieron entre: publicidad en televisión (82%), publicidad digital (6%), producción y distribución de contenidos (9%) y otros ingresos (3%).

El beneficio de explotación fue de 55,480 millones, un 63% menos.

Por lo que atañe al negocio radiofónico (en el que se encuadra Onda Cero), los ingresos se redujeron el 19,4% hasta 67,023 millones, mientras que la división entró en pérdidas de explotación de 197.000 euros, frente a un beneficio de 14,438 millones un año antes.

El beneficio de explotación de Mediaset se redujo el 13% el año pasado

En el ejercicio de 2020, el grupo audiovisual Mediaset generó un beneficio de explotación de 230,5 millones de euros, un 13% inferior al de 264,9 millones de un año antes, según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por lo que se refiere a los ingresos de explotación del grupo, descendieron el 11,6% al pasar de 946,2 millones en 2019 a 836,6 millones el año pasado. Una caída que fue compensada por un recorte de los gastos similar (-11,8% hasta 584,0 millones de euros).

Dentro del capítulo de ingresos, los correspondientes a la publicidad en sus propios medios se redujeron el 17,7% hasta 741,7 millones. Esta caída sin embargo fue en parte compensada por los ingresos de medios ajenos, que crecieron ligeramente gracias a la incorporación de la agencia de publicidad digital Be a Lion a partir de julio.

También puede reseñarse el crecimiento del capítulo de Otros Ingresos, que incluye los relacionados con el cine, la venta de contenidos, las suscripciones a Mitele Plus y algunos servicios a terceros.

Según señala Mediaset en la información que ha publicado “Los Ingresos no publicitarios en 2020 representan el 12,8% del total de ingresos netos, frente al dato de 2019 del 7,4%, lo que demuestra el buen resultado de la estrategia de diversificación del grupo”.

Por último, el beneficio neto del grupo Mediaset ascendió a 178,7 millones de euros, un 15,6% menos que los 211,7 millones de 2019.

Los ingresos del grupo Prisa en 2020 se redujeron más de un tercio por las desinversiones y la COVID-19

En 2020 los ingresos del grupo Prisa ascendieron a 700,1 millones de euros, el 36% menos que los de 2019 cuando se cerró el ejercicio con 1.095 millones, según los datos comunicados por el grupo este año y el pasado.

Esa caída de más de un tercio de los ingresos de explotación cabe atribuirla a las desinversiones realizadas por Prisa con la venta de Media Capital en Portugal, la del negocio digital de Santillana en España y algunas desinversiones de sus negocios radiofónicos realizadas en Latinoamérica.

Por lo que se refiere al resultado de explotación del grupo editor de El País fue negativo en 29,1 millones de euros, cuando en 2019 había reportado uno beneficios de explotación de 95,5 millones de euros.

A pesar del empeoramiento de la explotación, Prisa cerró el ejercicio con un beneficio neto de 89,7 millones de euros, frente a unas pérdidas consolidadas de 172,8 millones. Este cambio cabe atribuirlo al efecto de la venta del negocio digital de Santillana en España al grupo Sanoma, que permitió compensar no solo las pérdidas de explotación sino también el deterioro provocado por la venta de Media Capital y por la refinanciación.

Divisiones

La división radiofónica del grupo Prisa generó el año pasado unas pérdidas de explotación de 32,5 millones de euros, frene a un beneficio un año antes de 43,2 millones de euros. Cabe reseñar que dichas pérdidas se han debido, sobre todo, al comportamiento del negocio radiofónico de Prisa en Latinoamérica donde esas pérdidas ascendieron a 24,0 millones.

En cuanto a los ingresos, fueron 186,3 millones de euros, frente a los 273,8 millones de 2019, es decir, un 29,1% inferiores. En el caso de España, los ingresos el año pasado ascendieron a 139,1 millones (-26,2%).

De acuerdo con la información facilitada por Prisa la compañía avanza “en su estrategia de creación de nuevos contenidos de audio digital, la distribución multicanal y la innovación de producto que están teniendo su reflejo en el crecimiento del consumo de horas de streaming y descargas de podcast”.

Por lo que se refiere a la división de Prisa Noticias (donde se agrupan los diarios), los ingresos de explotación cayeron el 21,9% hasta los 164,7 millones de euros, mientras que se generaron unas pérdidas de explotación de 21,6 millones, frente a un ligero beneficio de 0,4 millones un año antes.

La parte correspondiente a los diarios arrojó unos ingresos de 147,4 millones (-23,5%) y unas pérdidas de explotación de 19,9 millones, frente a un beneficio de 3 millones en 2019.

A finales de año, y tras el lanzamiento de su modelo de pago en mayo, El País alcanzó los 84.793 suscriptores exclusivos digitales, si bien recientemente responsables del diario ya elevaron la cifra de suscriptores hasta 90.000 en el mes de febrero.

En el conjunto del grupo, los ingresos digitales ascendieron a 208 millones de euros lo que representa el 29,7% de los ingresos totales.

Un grupo de editores de prensa reclama libertad para negociar con Google la venta de sus informaciones

Los editores de Henneo, Diario de Navarra, Joly, Última Hora, La Gaceta de Salamanca, Diario de León, Progreso de Lugo y Segre se han agrupado en la Asociación de Prensa Regional Independiente (AIE)  y han firmado una carta conjunta -que han publicado sus periódicos- en la que piden que en la próxima la Ley de Propiedad Intelectual se reconozca el derecho de los editores a negociar individualmente con las plataformas y no de manera colectiva, como se contempla hasta ahora.

Según la citada carta, una parte de los editores “exigen que se mantenga a toda costa el pago inflexible de la tasa para todo el colectivo, aprobada por el gobierno del PP en 2014, advirtiendo que si se elimina esa imposición, la prensa libre desaparecerá y estará condenada a la esclavitud de las grandes tecnológicas de la comunicación”. La propuesta de la AIE, sin embargo, es que “los grupos editores deben tener la opción de negociar los acuerdos que estimen oportunos con cualquier plataforma tecnológica, entre otras, con Google, que es la única que ha ofrecido esa posibilidad, puesto que las necesidades e intereses son distintos en cada empresa”.

De hecho, los editores que firman el comunicado manifiestan que ya han negociado con Google derechos económicos por el uso de sus contenidos digitales y que “por primera vez se reconoce el valor de nuestros contenidos digitales, con un método rápido y eficaz para recibir los ingresos que corresponden”.

Ahora, lo que piden es que la ley española “se modifique e incorpore a nuestro ordenamiento la Directiva del Copyright emitida por el Consejo y el Parlamento europeos en abril de 2019”.

Los ocho grupos editoriales de la AIE están presentes en las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y Navarra y publican 23 medios de comunicación y todos pertenecen a la AMI (Asociación de Medios de Información) si bien en el seno de esta, según lo publicado por varios medios, no ha habido consenso para pactar una posición única ante la renovación de la ley de Propiedad Intelectual.

La publicidad digital superó a la tradicional por primera vez en 2020, según el estudio i2p

En el ejercicio 2020, la publicidad digital representó el 52,2% de la inversión, frente a la tradicional o convencional que captó el otro 47,8%, según el estudio i2p, que realiza la consultora Media HotLine , con datos de la compañía de control de la inversión Arce Media. Un año antes el reparto había sido del 41,7/58,3% respectivamente.

En el ejercicio, la inversión publicitaria alcanzó los 5.345,2 millones de euros, un 17,2% menos que en 2019 cuando fue de 6.451,6 millones. Según Media HotLine, “La caída de la inversión publicitaria ha estado estrechamente ligada a la situación de crisis sanitaria producida por la pandemia COVID-19 y los sucesivos decretos de estado de alarma decretados por el Gobierno…” De hecho, en el periodo marzo – junio el mercado publicitario perdió 897 millones de euros, el 81% del total perdido en el año.  

En el caso de los medios (televisión, diarios, radio, exterior, revistas, dominicales y cine) e incluidas sus versiones digitales, la inversión publicitaria alcanzó los 3.045,5 millones, frente a los 3.942,2 millones de un año antes, lo que representa un descenso del 22,7%. Estos medios representan el 57% de la inversión publicitaria.

Un segundo grupo de soportes, que incluye portales, comercio electrónico, y weblogs, entre otros, captó 193,2 millones de euros (236,4 millones en 2019), con un descenso del 18,3%.

Finalmente, el grupo de soportes que incluye influyentes, clasificados digitales, redes sociales y enlaces y búsquedas ascendió a 2.106,5 millones, un 7,3% menos que los 2.273,0 millones de un año antes.

Comscore, GfK, Ipsos y Nielsen compiten en el concurso para la medición de audiencias digitales

El pasado viernes finalizó el plazo para la presentación de ofertas al concursos de medición de audiencias digitales y, según una información de la Asociación Española de Anunciantes (que junto a la AIMC e IAB Spain convocaba el concurso),  se han presentado cuatro compañías: Comscore -junto con Kantar y Telefónica-, GfK, Ipsos y Nielsen.

A partir de ahora se abre un plazo para la valoración de las ofertas por las asociaciones citadas. Se estima que el fallo definitivo se produzca a finales de este primer trimestre de 2021.

La duración prevista de la adjudicación es de tres años.

Adevinta España cerró 2020 con un retroceso del 13% de su beneficio bruto de explotación

El grupo de clasificados Adevinta España generó en 2020 un beneficio bruto de explotación (EBIDTA) de 52,6 millones de euros, cifra un 13% inferior a los 60,5 millones del ejercicio 2019, según la información distribuida por su matriz en Noruega.

Los ingresos de Adevinta en nuestro país ascendieron a 164,7 millones de euros, frente a los 182,0 millones de un año antes, lo que representa un descenso del 9%.

Para su matriz, Adevinta, el ejercicio fue algo mejor, si bien no logró impedir un descenso del 2% en sus ingresos (hasta los 727,2 millones) y del 6% en su EBIDTA (hasta 193,5 millones).

En España, Adevinta tiene marcas de clasificados como Fotocasa, Infojobs, Habitaclia o Milanuncios.

El Gobierno prevé aumentar el 20,8% la inversión en publicidad institucional el año que viene

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan de Publicidad y Comunicación Institucional para 2021 en el que se prevé que la inversión aumente en un 20,8% hasta los 243,50 millones de euros.

Esta cifra incluye las campañas de comunicación institucional propiamente dichas, que son las que se emplean para divulgar información de utilidad entre la ciudadanía. A ellas está previsto destinar 123,38 millones (la previsión de 2020 fue de 60,06 millones).

Por otra parte, la cifra también incluye las denominadas campañas que tienen una finalidad comercial, como las de venta de loterías, promoción de transportes, estancias en paradores, etc. A estás campañas está previsto destinar 120,12 millones (la previsión en 2020 fue de 135,46 millones).

Hay que hacer notar que la publicidad institucional que finalmente se ejecuta no se corresponde con la que se aprueba; de hecho, en los últimos años de los que se conocen las informes los porcentajes de inversión ejecutados fueron del 61% (2017), del 69% (2018) y del 58% (2019).