Aumenta el desfase entre los abonados a la TV de pago y los ingresos que aportan

En el primer trimestre de este año los ingresos de la TV de pago se redujeron en un 2,9% al pasar de los 563,57 millones del año pasado a los 547,21 millones de este, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En ese periodo, el conjunto de los ingresos del sector audiovisual se redujeron entre ambos trimestres el 5,5% hasta los 1.463,18 millones de euros. Debe señalarse que el descenso fue en cierta medida amortiguado por las subvenciones a los medios públicos, puesto que sin tener en cuenta estas el descenso habría ascendido hasta el 7,1%.

Dicho descenso se ha debido en buena parte al retroceso de la inversión publicitaria en televisión y radio que fue del 11,2% al pasar de 524,48 millones a 465,74 millones de euros entre ambos trimestres.

Por lo que se refiere a la televisión de pago, debe destacarse que continúa aumentando la brecha entre ingresos por abonado y número de abonados. Si se toma como base el ejercicio de 2005, en estos tres lustros el número de abonados habría crecido en un 151%, mientras que los ingresos por abonado se habría reducido en un 40%. Estos porcentajes, en cualquier caso no incluyen las cuotas abonadas por los españoles a las plataformas internacionales de distribución de televisión (Netflix, HBO, Disney, etc.) de las que no hay información desagregada de sus ingresos y abonados en nuestro mercado.

Por lo que se refiere a la televisión convencional en abierto, sus ingresos publicitarios se redujeron en un 10,1% hasta los 380,1 millones de euros.

Los de la radio, por su parte, cayeron el  19,2% hasta 73,37 millones.

Los ingresos de los principales operadores fueron: Movistar, 413,63 millones (el 75,6% de la TV de pago), Mediaset, 163,05 millones (el 42,9% de la TV en abierto) y Atresmedia, 170,28 millones (el 44,8% de la TV en abierto) aunque en esta cifra va incluida la facturación de Onda Cero Radio. .